Martes, 19 Febrero 2019 00:00

Si CFK no quiere ser candidata hay que barajar y dar de nuevo - Por Agustín Bottinelli

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Sin Cristina, el Peronismo Federal de Urtubey, Massa y Pichetto así no tendría objeciones para sentarse a dialogar con el kirchnerismo y en todo caso, sólo tendrían que tragarse el sapo de llevar en sus listas a algunos de los protegidos por la ex mandataria, lista que por cierto no deja de crecer.

 

En los últimos días un rumor recorre los pasillos de la Casa Rosada generando preocupación y desconcierto a la vez. Si bien nadie piensa por ahora en ello como una opción firme, algunos asesores presidenciales no descartan que tal decisión cambiaría de un golpe todo el escenario electoral: Cristina piensa no presentarse como candidata.

Sería sin dudas una jugada diabólica de la ex presidenta porque rompería la polarización buscada por Macri y dejaría abierta la puerta a un peronismo realmente unido que en condiciones normales pondría en apuros la reelección del Presidente. La cuestión sería si la viuda de Kirchner apoyaría a un candidato propio como Axel Kicillof, lo que no terminaría de unificar al peronismo, o bien dejaría abierta la opción de la llegada de un tercero como Roberto Lavagna, alejado de cualquier aroma a kirchnerismo, mientras ella desde atrás coloca en la estructura a sus hombres más importantes y se resignaría a jugar desde afuera.

No piense que esta posibilidad es ciencia ficción, porque muchos suponen que si la Justicia aprieta a CFK y alguna alternativa jurídica le quita de una vez sus fueros y es detenida, esta teoría tendrá que ser una alternativa forzosa. La sola ruptura de la polarización tan buscada por Cambiemos dejaría muchas dudas para una segunda vuelta electoral donde las chances de un peronismo unificado, le daría un triunfo casi seguro. Sin Cristina, el Peronismo Federal de Urtubey, Massa y Pichetto así no tendría objeciones para sentarse a dialogar con el kirchnerismo y en todo caso, sólo tendrían que tragarse el sapo de llevar en sus listas a algunos de los protegidos por la ex mandataria, lista que por cierto no deja de crecer.

El guiño a Eduardo Duhalde sobre que Lavagna no le disgusta como candidato fue otro dato que alertó sobre esta posibilidad de una Cristina fuera del combate directo. Tal vez sea esta la razón por la que ex ministro de Economía de Néstor Kirchner haya pospuesto al anuncio sobre si será o no candidato por el peronismo hasta finales de marzo, esperando la decisión final de CFK. Las dudas surgen desde el mismo seno de los principales asesores de Cristina, porque dudan sobre si un peronismo unificado sin el kirchnerismo mandando, puede tener una visión muy dispar sobre su futuro, y bien o podrían buscar el indulto o entregarla a la Justicia para sacarla del juego definitivamente. Los peronistas saben por su propia historia que estas traiciones son una práctica habitual.

Muchos ex funcionarios de los dos gobiernos de CFK sostienen en sus conversaciones que no están tan seguros de que la jefa quiera presentarse como candidata, al menos este año.

Por otro lado, poco se sabe sobre la opinión de Marcos Peña y Jaime Durán Barba, jefes de la campaña de Cambiemos, sobre este tema. Algunos medios aseguran que antes de emprender juntos el viaje a la India, Emilio Monzó le dijo a Mauricio Macri que no descuidaran la posibilidad de que Cristina no se presente: "Vayan pensándolo como opción", dicen que alertó al Presidente. Peña no sale de sus trece e insiste que la elección está polarizada entre Mauricio y Cristina y que no hay chance alguna de perder.

Seguramente en algún lugar de su aparato de campaña, el jefe de Gabinete está previendo esta posibilidad, aunque mantengan la hipótesis de que no hay nadie que puede siquiera acercarse a Macri. Por ahora son todas especulaciones, pero todo puede ocurrir porque nada está cerrado.

INTENTOS BONAERENSES

El próximo jueves, en el polideportivo Vicegobernador Alberto Balestrini, en Lomas del Mirador, el congreso del peronismo bonaerense buscará, una vez más, la posibilidad de unificar su atomización partidaria con el fin de poder derrotar a María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires.

A partir del no desdoblamiento de las elecciones, los justicialistas ganaron un poco más de tiempo para definir su situación. Los más de 900 congresales citados para el encuentro intentarán la puesta en marcha de frente electoral opositor que muestra la unidad del movimiento para poder hacer frente al huracán Vidal, que tiene casi asegurada su reelección. La primera división que deberán ordenar es la de los candidatos propuestos por los intendentes y los sugeridos por la dirigencia partidaria.

Por ahora los hombres fuertes del conurbano tienen las de ganar y sus candidatos para ir a la PASO por ahora son Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Verónica Magario (La Matanza), Fernando Espinoza (La Matanza) y Francisco Durañona (San Antonio de Areco). Los dirigentes tienen un solo postulante, el diputado y ex ministro de Economía Axel Kicillof, que sigue de recorrida por el interior provincial. El presidente del PJ bonaerense e intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, ya marcó las diferencias asegurando que reconocen el liderazgo de Cristina, pero que el candidato a gobernador tiene que ser un intendente, aunque aclaró que las opciones no están cerradas para nadie.

Otras urgencias más prácticas que políticas desesperan a algunos dirigentes kirchneristas involucrados en causas judiciales de mucho peso que buscan renovar sus cargos para mantener los fueros, tal el caso de Máximo Kirchner, cuyo mandato como diputado vence el 10 de diciembre y ahora negocia con los intendentes que ya habrán aceptado que ocupe uno de los primeros lugares en las boletas para diputados nacionales por la Provincia. Otros miembros de La Cámpora en la misma situación, como Andrés El Cuervo Larroque, ya fijó domicilio en Villa Elisa con el propósito de encabezar la lista para senadores provinciales por La Plata, por ahora territorio de Cambiemos con Julio Garro como intendente.

El congreso del jueves busca al menos, dejar ordenadas las PASO sin demasiadas objeciones con relación a los candidatos que puedan presentarse. Otro tema que buscan dejar definido es la integración de la Junta Electoral del Partido, por ahora presidida por Hugo Curto que cedería su lugar a alguno de los massistas que quieren integrar al PJ bonaerense. Esta alianza es la más buscada desde el peronismo que supone que Massa está más cerca de Cristina que de Pichetto y Urtubey.

Agustín Bottinelli

Visto 171 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…