Martes, 05 Marzo 2019 00:00

2019, el año que vivimos en guerra - Por Carlos Pagni

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

Luego de la muerte de Franco Macri, apareció entre la infinidad de condolencias una de Cristina Kirchner. ¿Qué llama la atención de ese saludo? Que haya llamado tanto la atención. Pero ¿por qué?

 

A continuación, sus principales conceptos:

  • Porque la política argentina entró en una guerra, ya no se trata de una competencia. Se podría decir que es porque compiten dos concepciones de la vida pública, dos formas de interpretar al país, dos destinos contrapuestos
  • Hay otra razón que vuelve a la política -aquí y en otros lugares del mundo- una actividad muy beligerante: la corrupción. Cuando un político pelea por el poder está disputando a su vez su libertad personal o la posibilidad de caer bajo una sanción penal, o evadirse de ella. La competencia se vuelve guerra, la rivalidad se vuelve muchísimo más acérrima y agresiva
  • Hoy el kirchnerismo está ante esa posibilidad cuyo espejo exagerado está en Venezuela. Una de las razones por las cuales la política venezolana está al borde de lo que parece una guerra civil es porque Nicolás Maduro y todo su régimen temen que con la pérdida del poder puedan perder también la libertad
  • En esta situación están, también, buena parte del peronismo opositor identificado con Cristina Kirchner y Cambiemos -o Mauricio Macri y su grupo- con las causas judiciales que tienen abiertas
  • Hay figuras que prometen venganza. Una de ellas es Hugo Moyano, que se presume que es uno de los grandes financistas de la carrera electoral de Cristina y de su grupo. Él quiere ocupar el "Ministerio de la Venganza". Desde ese sector, se promete un destino lamentable para aquellos que pierdan el poder. Esto significa perder la libertad y perder fortunas, lo que vuelve a la competencia mucho más agresiva
  • Cuando la competencia electoral adquiere este formato y dinámica, incorpora varias características. En primer lugar, se vuelve casi automática, todo lo que perjudica a A beneficia automáticamente a B y viceversa. Además, los líderes se van radicalizando en su discurso, es decir que empiezan a hablarle más a su base fiel en vez de a aquellos a los que supuestamente deberían conquistar (esto lo vemos no solo en el kirchnerismo sino también en el discurso presidencial). La última cualidad tiene que ver con la incomunicación entre un sector y el otro de quienes compiten dentro de una política beligerante
  • De este último rasgo se desprenden, a su vez, un montón de peculiaridades: dada la incomunicación se empiezan a elaborar las peores hipótesis o se termina suponiendo un complot siniestro. Y así, como no hay diálogo, la forma de acceder a la información es el espionaje. Hoy la campaña electoral se ha contaminado de acusaciones mutuas de espionaje por parte del Gobierno y por parte de la oposición
  • Obviamente Macri y Cristina siguen siendo las figuras principales de la escena política desde 2015. Macri tiene una vulnerabilidad evidente y es a la cual apuntan sus adversarios: la economía. No es un fenómeno exclusivo de la Argentina, sino que en Brasil está pasando lo mismo. Los números que esperaba el Gobierno tardan en llegar, posiblemente porque los mecanismos de la economía están interferidos por un problema político: la falta de confianza. Aun así, el Gobierno se entusiasma con algunas cifras vinculadas con el nivel de actividad industrial y el nivel de la construcción en despacho de cemento. Y entonces, suponen que empieza a haber un principio de recuperación en la economía
  • Hay una pregunta obvia: ¿Cuánto afecta esta situación económica a Macri, que es el único candidato de Cambiemos? En la otra orilla, el kirchnerismo juguetea con que Cristina sea o no candidata. Una incógnita importante en este juego
  • Hay una pregunta no tan obvia: ¿Cuánto va a afectar esta situación económica a Cambiemos como organización política? Este escenario está produciendo ruidos internos dentro de la coalición. Hay un sector del radicalismo que le dice a Macri que su rigidez facilita que el grupo se separe. Surge, así, la posibilidad de que haya una interna por la candidatura presidencial
  • Martín Lousteau en el viaje a India se lo explicó con todas las letras a Mauricio Macri, quien le propuso competir con Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad. El Presidente no se siente obligado a cuidar a Larreta ni tampoco a María Eugenia Vidal, porque también estas relaciones se resintieron. Fue cuando asociados a Nicolás Caputo le dijeron que era mejor echar a Marcos Peña y a Nicolás Dujovne. Desde ese momento, hay también un debate de poder. Si la política económica no triunfa recibirá la factura de estos otros
  • El problema central de Cristina es otro: la corrupción, que afecta muchísimo el voto urbano de los grandes centros. Aparentemente ella nunca estuvo tan mal como cuando se publicaron los cuadernos de Centeno. La expresidenta sabe que la campaña electoral puede coexistir en el peor momento con algún tramo del juicio oral de esta causa. Por eso intentó voltearla o buscar argumentos que demuestren que lo que parece un proceso penal, técnico y jurídico es en realidad un proceso político y persecutorio, presidido por los Estados Unidos
  • Para ese argumento Cristina encontró una figura que rinde muchísimo: Marcelo D'Alessio. Todavía no sabemos exactamente quién es, aunque tenemos algunos indicios. Él decía ser director de la DEA y que tenía seis mil personas a su cargo. Cuando cayó preso -porque un chacarero dice ser extorsionado por D' Alessio en nombre del fiscal Carlos Stornelli- dijo: "yo trabajo para la AFI, trabajo para el Gobierno". Cristina ya logró un objetivo: Stornelli tiene que ir a dar declaraciones para explicar su relación con D' Alessio
  • El juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla, al emitir el fallo de procesamiento de D'Alessio, sostuvo un argumento interesante para la política: que D'Alessio, como una especie de arrepentido que le rinde al kirchnerismo, dice ser un espía del Gobierno. Al allanar su casa, llenó 43 bolsas de residuos con aparentes pruebas vinculadas a actividades ilegales de espionaje
  • Este miércoles se va a conocer otro material que demostraría que era "un buchón". D'Alessio dijo: "Yo trabajo para dos comisarios que responden a la segunda de la antigua SIDE Silvia Majdalani", íntima de Francisco Larcher. Acá encontramos una extraordinaria continuidad en el inframundo de la política y de los servicios de inteligencia que tienen un rol estratégico en la conducción de la Justicia federal y su condicionamiento. El kirchnerismo le reprocha a Macri esta circularidad, que habla de la calidad de las instituciones argentinas
  • Todo esto va a tener una derivación inesperada. El juez envió todo el material a la Comisión Bicameral de los Servicios de Inteligencia, que funciona en el Congreso y que controla a la AFI, la SIDE y al espionaje. Esta comisión estaba dormida y ahora despertó para preguntar qué hacía D'Alessio espiando gente. Hay tres expedientes: uno se llama "Traficantes", otro "Natacha Jaitt" y el otro, "Alejandro Fantino"
  • La polarización ha introducido en la Argentina y en otros países una dinámica impensada en otro momento. ¿Cuál era el interés de un candidato tradicionalmente en la política? Ir al centro. Es decir, llevarse el voto del centro y asumir argumentos parecidos al de su rival para absorber lo mejor que tenga este rival para ofrecer. Hoy la política en la Argentina, Brasil, Venezuela, Estados Unidos, Alemania y en casi todo occidente se piensa desde los extremos. Se repudia todo lo del rival, pensando que en el centro no va a quedar nada porque todo va a ser como imantado por esos dos extremos que compiten entre si, sin querer parecerse y sin comunicarse
  • Así está la Argentina, donde cada Gobierno dice: "El día que yo me vaya se te cae todo". ¿Con una política con estas características vendrán las inversiones? ¿Alguien pondrá una moneda? Es otro problema, delicado, que nadie está contemplando en esta campaña electoral, ni siquiera los que quieren traer inversiones

Carlos Pagni

Visto 305 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…