Imprimir esta página
Miércoles, 05 Junio 2019 00:00

Un “enchastre” de versiones que salpica tanto a oficialistas como a los opositores - Por Mariano Pérez de Eulate

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

La ciudadanía bonaerense asiste por estas horas a un enchastre de versiones, especulaciones y noticias de dudosa veracidad, en las que están involucradas las principales fuerzas políticas, que se acerca baste a lo ridículo.

 

Durante toda la jornada de ayer, desde las usinas del gobierno bonaerense se la pasaron regalando versiones oficiosas respecto a un inminente acuerdo entre el macrismo y Alternativa Federal según el cual María Eugenia Vidal sería candidata a gobernadora en las boletas de esa fuerza opositora, que adolece de una opción competitiva para la Provincia.

El motor de ese frenesí fue el aval de Mauricio Macri a avanzar con las conversaciones con la oposición moderada, blanqueado el lunes a la noche por el jefe de gabinete nacional, Marcos Peña, en un reportaje ofrecido al canal de cable LN+.

“Sergio Massa Presidente, Vidal Gobernadora” o “Juan Manuel Urtubey Presidente, Vidal Gobernadora”, sería la traducción de ese supuesto pacto en ciernes que el gobierno de Cambiemos estaría impulsando para asegurar un triunfo de la mandataria en Buenos Aires a través de las llamadas listas “colectoras”. En verdad no es algo nuevo: en una provincia donde se consiguen martingalas jurídicas para casi cualquier cosa, todo parece posible.

No importa que hace unas siete semanas, y por pedido terminante de Vidal, el presidente Macri haya firmado un decreto en el que justamente prohibió las colectoras. Aquella vez lo hizo porque era el peronismo el que amagaba con unificar un sólo candidato a gobernador bajo una tríada posible de posibles postulantes presidenciales. Esa vez era perjudicial para la gobernadora.

Ahora, con las cartas invertidas, Cambiemos parece optar por el mal menor: eventualmente pagar el costo político de explicar la voltereta legal en pos de fortalecer las chances de retener la Provincia porque las colectoras ya no son más dañinas para Vidal.

El cambio discursivo, en rigor, no es potestad del oficialismo. Cuando Macri sacó el decreto en cuestión (Nº 259/19), el PJ bonaerense rápidamente salió a impugnarlo judicialmente porque estaba en contra de que no se le permitiera la lista colectora.

Ahora, con un único candidato a gobernador (Axel Kicillof) y muy probablemente un único postulante a la Presidencia (Alberto Fernández), el peronismo kirchnerista ya anunció que saldrá a cuestionar en Tribunales la eventual vuelta de las colectoras que antes sí querían. Ya sea que se de por la vía de un nuevo decreto presidencial que derogue al de abril o porque la decisión de voltearlo termine siendo de la Justicia, que debe resolver sobre las impugnaciones que presentaron... los peronistas cuando querían las colectoras. Paradojas de la política vernácula.

Varias fuentes del massimo consultadas ayer por este diario aseguraban que la negociación entre el tigrense y Vidal, que ventilaban en La Plata, era una mentira. Massa sacó un twitt negatorio al respecto y en su entorno explicaban que, por el contrario, parecía más cercano un entendimiento con el PJ kirchnerista con el objetivo de salvaguardar la presencia territorial del Frente Renovador en la Provincia, donde cuenta con una docena de intendentes y varios diputados. Hoy o mañana Massa haría un anuncio final sobre el tema.

Desde el entorno de Urtubey, el otro precandidato presidencial de Alternativa Federal, también aseguraban públicamente que mantendrán su propia indentidad, aquella idea de la tercera vía “anti grieta”, a pesar de que no cuenten con un nombre de peso para postular a la gobernación.

Pero por cuerda separada, trascendió que un muy cercano colaborador del salteño estaría teniendo charlas reservadas con el jefe de gabinete bonaerense y mandamás de la campaña vidalista, Federico Salvai. Relaciones personales que la mano derecha de la gobernadora conserva desde la época juvenil que pasó en aquella provincia norteña.

En el mundillo oficialista se comenta que todo este intríngulis ha llevado a una tirantez extrema en las relaciones entre la Casa Rosada y el vidalismo. Se habla incluso de discusiones fuertes entre altos funcionarios de ambos gobiernos, antes de que el Presidente finalmente bendijera la idea de que se abra el diálogo con Alternativa Federal para explorar posibles acuerdos.

La queja de los vidalistas, encarnada en Salvai, habría pasado por aquel veto presidencial, hace meses, a la idea de desdoblar las elecciones provinciales de las presidenciales, para que en Buenos Aires se votara a gobernador en agosto.

En La Plata -donde machacan con los no menos de diez puntos de ponderación social que Vidal le saca a Macri- aseguran ahora que esa receta hubiera garantizado la reelección de la gobernadora y ese dato, a su vez, hubiera generado una corriente triunfalista que acaso beneficiara al Presidente en las generales de octubre.

Es una dato contra fáctico pero que, se adelanta, probablemente sea utilizado por el vidalismo para justificar un eventual resultado adverso en el principal distrito del país.


Mariano Pérez de Eulate
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 147 veces
Mariano Pérez de Eulate

Latest from Mariano Pérez de Eulate

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…