Imprimir esta página
Viernes, 07 Junio 2019 00:00

Vigilias antes de las PASO - Por Ricardo Kirschbaum

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

La última incógnita es lo que decidirá Sergio Massa, si acepta volver con Cristina Kirchner o continúa por las suyas.

 

Todos los días Macri prende velas rogando que el dólar siga como desde hace un mes a esta parte, acompañando la inflación, no empujándola. Se trata de que los saltos sean en centavos y no en pesos, porque tampoco sirve un dólar anclado que cargue las pilas para saltar o no saltar con las PASO del 11 de agosto.

Son poco más de 60 días con esa incertidumbre, previa a la mayor, la de esas primarias. Porque si la diferencia en contra de Cambiemos es leve, como ahora van adelantando algunas encuestas, bien puede continuar esa calma que a su vez permitiría a Macri mostrar algunos números de recuperación.

Y esos números servir electoralmente para decir: hicimos lo que teníamos que hacer. De ahí que el enredo de listas y candidatos sea hoy por hoy más una preocupación de partidos y de candidatos que de la mayoría de los votantes, tan atentos, como Macri, al bolsillo.

Son las cúpulas las que deciden por estos días alianzas, candidaturas y listas. Pero en las PASO la decisión es del voto y es entonces el tiempo de mirar las fotos de las fórmulas, siempre y cuando el valor del dólar y los precios dejen tiempo. Macri tiene que agradecer a dos mujeres: Lagarde y Vidal (el orden es alfabético).

A Lagarde, porque el FMI fue el prestamista que suplantó a los privados que compraban deuda, y que acaba de decir que ese organismo de última instancia subestimó la complicada economía del país. Recuperado de su dolencia, Alberto Fernández, el candidato de Cristina Kirchner, ya reaccionó: le advirtió a la jefa del Fondo que tendrán que sentarse a renegociar los plazos de la deuda contraída.

“El 10 de diciembre vamos a tener que sentarnos a discutir muy seriamente con la señora Lagarde”, dijo, dándose ya por llegado a la Casa Rosada.

Tal vez Lagarde, subestimando, no tuvo en cuenta esos pagadioses. Y Macri lo mismo. Pero sí y muy probablemente los que, yéndose de nuestros bonos, aumentaron el riesgo país.

La otra mujer a quien Macri debe prenderle velas de agradecimiento es a la gobernadora Vidal, que acató las directivas de Macri y no adelantó las elecciones en Buenos Aires. Hoy, viendo la fórmula camporista decidida por Cristina Kirchner, con Kicillof candidato para competir, bien podría estar arrepintiéndose.

Y tal vez Macri también. Pero, dos cosas: una, que las fórmulas K vinieron después y la segunda, es que aquella opción de desdoble en Buenos Aires, era cuando el dólar sólo subía y subía y Macri bajaba y bajaba en las encuestas. Que la relación dólar-encuestas es clara, lo refleja que cuando el FMI permitió intervenir al Central, el dólar se calmó.

Quizá ese sentimiento de lealtad de Vidal haya sido el motor de la autorización que le dio a la gobernadora de aceptar negociar con Massa las listas colectoras. Un sistema que puede en teoría favorecer la reelección de la gobernadora y desfavorecer a Macri.

Según propias encuestas del Frente Renovador, esa colectora con Vidal no solo le garantizaría que retenga la gobernación de la provincia de Buenos Aires sino que les permitiría a los intendentes que tiene el massismo asegurarse también la plaza.

Así como Macri está siempre atento a los vaivenes del dólar, Cristina sigue los vaivenes de las investigaciones abiertas por corrupción en su gobierno. Alberto F., reponiéndose de la embolia pulmonar que sufrió, había conseguido en la Corte un avance que quedó congelado hasta el resultado de las PASO.

Ricardo Kirschbaum

Visto 234 veces
Ricardo Kirschbaum

Latest from Ricardo Kirschbaum

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…