Viernes, 14 Junio 2019 00:00

Macri busca el voto del PJ no K en el interior - Por Mariano Spezzapria

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

En el Gobierno creen que la presencia del senador en la fórmula presidencial mejora las perspectivas de incorporar al espacio a peronistas disconformes con el kirchnerismo en todo el país

 

Juntos por el Cambio, la nueva denominación de Cambiemos, será utilizada por el oficialismo para salir a disputar el voto peronista no K en las provincias, incluida Buenos Aires, donde el senador -que acaba de renunciar a la bancada del PJ- cuenta con armado propio en varias secciones electorales.

Pichetto no es un dirigente taquillero en campaña, pero el presidente Mauricio Macri y sus colaboradores saben que el mensaje de su flamante compañero de fórmula puede impactar en una franja del electorado que naturalmente no votaría a favor del Gobierno. Los cuatro o cinco puntos que pueda obtener allí el oficialismo serán decisivos para mantener a flote la reelección.

El armado en territorio bonaerense es capitaneado por Humberto Roggero, un dirigente histórico del PJ cordobés que se mudó a la zona de Pergamino. Y que conectó a ex coroneles duhaldistas como Baldomero “Cacho” Álvarez, Eduardo Caamaño y Francisco “Chicho” Basile para darle a Pichetto una estructura en el Conurbano. En el interior, sumó a referentes como Gilberto Alegre.

Para el purismo del PRO, los puentes con esos sectores del PJ tradicional eran prácticamente imposibles de sostener. Al presentarse como la nueva política, el macrismo desdeñó a esa dirigencia, en una actitud que también provocó cortocircuitos con el radicalismo. Pero ahora la incorporación de Pichetto abre otro escenario, con una lógica más peronista y territorial.

En el oficialismo especulan con que el acuerdo de Sergio Massa con el kirchnerismo podría restarle al tigrense apoyos en el electorado peronista no K, que lo acompaña desde 2013 en la Provincia. Y estiman que lo que pierda en el camino el Frente Renovador, lo disputarán mano a mano con la fórmula Lavagna-Urtubey. Pichetto conoce bien el paño porque fue socio político de los tres.

Pero la mira de la Casa Rosada no está puesta solamente en la provincia de Buenos Aires. Hay otro distrito que desvela a los estrategas del macrismo y es Córdoba. El desmembramiento de Alternativa Federal, la agrupación que impulsó el gobernador Juan Schiaretti, fue una gran noticia para el oficialismo. Ahora el PJ cordobés quedó liberado para decidir el rumbo que va a seguir.

La inclusión de Pichetto en la fórmula oficialista y la relación de amistad de Schiaretti con Macri permite a los armadores de Juntos por el Cambio pensar en la posibilidad de recuperar el voto de apoyo determinante que obtuvo Cambiemos en las elecciones de 2015 en Córdoba. Aunque varios intendentes del PJ mediterráneo ya avisaron que apoyarán a la fórmula Fernández-Fernández.

Schiaretti convocará al Consejo Provincial del PJ para que decida la semana próxima su estrategia nacional: una postura consistiría en ir a la elección con “boleta corta”, sin fórmula presidencial, para dejar en claro que buscará consagrar a “diputados nacionales propios que defiendan los intereses de la provincia”. Lo que se conoce como “cordobesismo” en su máxima expresión.

Otros casos de “boleta corta” sobre los que estaría trabajando Pichetto –a caballo de las relaciones que tejió con las Provincias en sus 18 años ininterrumpidos en el Senado- son los de Misiones, Neuquén y Río Negro. Los gobernadores de esos distritos responden a partidos provinciales, con lo cual su estrategia histórica fue no involucrarse abiertamente en ninguna elección nacional.

En el caso de Misiones, según pudo saber EL DIA viajará una delegación a entrevistarse con el presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, quien detenta el poder real. “Si dejamos que lo arme Schiavone (por el presidente del PRO que acaba de ser ampliamente derrotado), nos ganan 9 a 1”, dijeron en el oficialismo.

En Neuquén, en tanto, Pichetto podría acercar a Macri con el MPN, el partido gobernante; lo mismo que sucedería en Río Negro con el gobernador saliente Alberto Weretilneck.

Pero difícilmente los gobernadores del PJ acuerden con Macri y Pichetto. Los resultados de las elecciones provinciales reflejaron hasta el momento el enojo del electorado con Cambiemos.

Mariano Spezzapria
Twitter: @mnspezzapria

Visto 228 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…