Miércoles, 17 Julio 2019 00:00

¿Por qué subió Macri? - Por Sergio Crivelli

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

El crecimiento de la fórmula de Juntos por el Cambio en las encuestas impuso tres paradojas: a) el temor del propio Gobierno ante la posibilidad de que la confianza lleve a los votantes a no concurrir a las PASO; b) la incertidumbre en materia económica que generaría el triunfo del binomio Fernández-Fernández; c) la imposibilidad de Cristina Kirchner de dejar atrás la idea de la puja entre el futuro y el pasado K.

 

Hay consenso en que Mauricio Macri está aumentando su intención de voto desde hace más de un mes y que hoy parece cerca de igualar a la dupla Fernández-Fernández K. Esto generó tres paradojas.

Primera paradoja: la recuperación es tan súbita que en el gobierno se están empezando a alarmar. Temen que un exceso de confianza puede aumentar la ausencia de votantes en las PASO y el voto `no táctico', es decir, a favor Roberto Lavagna o José Espert. Si eso ocurriese dejaría de funcionar la estrategia del terror que trae en alza al oficialismo.

Segunda paradoja. Las razones que mueven el voto suelen ser económicas y en este punto genera mucho mayor incertidumbre un nuevo gobierno K, que la continuidad de Macri. El dólar acumuló una baja ininterrumpida de más de un mes hasta el lunes, un fenómeno inedito desde 2008. La inflación baja y los precios en los supermercados tuvieron un movimiento también hacia abajo en junio. En los próximos días se conocerán estadísticas oficiales que señalan que la actividad económica vuelve a crecer.

En sentido contrario el kirchnerismo suma incertidumbre económica, porque el discurso de su candidato es simplista y contradictorio. Asegura que Macri `apagó' la economía bajando una llave que él subirá. Así de fácil. También que viene a poner orden en el `caos', cuando ocurre lo contrario: la amenaza de caos reside en que él es un candidato sin poder ni votos propios y por lo tanto no se sabe quién gobernará. Por eso la mayoría de los agentes económicos pronostican turbulencias si Macri pierde por cinco o más puntos las primarias.

Circulan por las redes declaraciones de Fernández antes de ser designado candidato demoledoras contra Axel Kicillof. Lo responsabilizó `de todo lo que nos ha pasado y nos está pasando', inflación incluida. Es cierto que ahora lo reivindica, pero no lo es menos que tanto los votantes como los factores de poder se preguntan: si gana Alberto ¿quién tomará las decisiones?

El problema para el kirchnerismo es que con la estabilidad en curso la economía está empezando a desplazarse del centro de la agenda. Y si ocupa su lugar la política, la situación del kirchnerismo empeora, porque debe lidiar con la imagen negativa y las reacciones adversas que genera `la Cámpora'. En otras palabras, entran en la campaña Máximo Kirchner y sus amigos.

Esa situación es pura pérdida para el kirchnerismo. Sobran los ejemplos, la defensa del sanguinario régimen de Maduro no le va a acercar a Alberto F. el electorado moderado que necesita para el balotaje. En el caso de Brasil, el socio comercial más importante de la Argentina, los K no sólo demonizan a su actual presidente, sino que Alberto F. se va a fotografiar con el anterior que está preso por corrupto. De la compañía de Moyano, Grabois, Espinoza, ni hablar.

Y la tercera paradoja es que el macrismo ha reinstalado la idea de que es el futuro frente al pasado kirchnerista. Los que están en el poder desde hace cuatro años con los resultados a la vista se presentan como la renovación. Un malabarismo que sólo la impericia política de la ex presidenta pudo hacer posible. Por eso subió Macri.

Sergio Crivelli  
Twitter: @CrivelliSergio

Visto 258 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…