Martes, 14 Enero 2020 00:00

Una pulseada que va mucho más allá de lo sindical - Por Daniel Bilotta

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Subsidios al transporte, reforma laboral y conflictos de intereses son algunos de los factores detrás de la feroz pelea que el 16 de diciembre terminó en escándalo

 

El mandato de Roberto Fernández al frente de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) hasta 2023 está puesto en riesgo por un conflicto de intereses cuya parte visible es la pelea por la conducción gremial con Miguel Bustinduy, el líder de la marcha hacia la sede del gremio en Balvanera del 16 de diciembre que terminó en un intento de toma violenta. La disputa es compleja.

Incluye la urgencia del sindicalismo para incidir en la reforma laboral que analizará el Consejo Económico y Social. El instrumento con el que Alberto Fernández quiere darles marco a las relaciones entre empresas y gremios para definir un modelo de crecimiento económico. Un plan en el que la generación de empleo formal debería ocupar un capítulo importante. Y una condición imprescindible para combatir la pobreza y la desigualdad, cuyo gran bolsón es el conurbano. La región donde se expresan con más nitidez esas disputas. En especial, por la relevancia adquirida del transporte automotor. Una actividad de alta rentabilidad pese al contexto adverso en que se desarrolla y que hace difícil volcar el costo del servicio a la tarifa. Sobre todo, el de los aportes patronales.

Ello deriva en que el Estado subsidie a las grandes mayorías que se trasladan de la periferia a los centros urbanos, donde encuentran ocupación. Por eso la parálisis del transporte trae perjuicios a otros sectores productivos. La UTA se privó de medidas de ese tipo con Mauricio Macri. Las adoptó solo en dos ocasiones en cuatro años.

Es lo que da a los sucesos del 16 de diciembre un sentido distinto al de una mera puja sindical. También, al escrito presentado por Roberto Fernández el 10 de enero en la Justicia porteña para que las fuerzas de seguridad intervengan si se concreta la amenaza de repetir hechos similares el día 14. Es decir, hoy.

Más que la marcha convocada por Bustinduy, a Fernández lo sorprendió la lenta reacción judicial. Por eso ya no lo tranquiliza que Abel "el Chavo" De Manuele sea jefe de asesores de Mario Meoni. Manuele es el histórico asesor legal de la UTA. Fernández había polemizado con Hugo Moyano por la designación del ministro de Transporte. El camionero la criticó y el colectivero la defendió. La presencia de De Manuele no sirvió para evitar la violencia.

El Gobierno fue espectador pasivo en la gresca. Puede que De Manuele disguste a Moyano, reivindicado por Bustinduy. Aunque no haber ubicado a Guillermo López del Punta en Transporte es lo que irrita de verdad al camionero. Lo que dificulta recuperar posiciones en la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT). La entidad que reúne a los gremios ligados a esa actividad. Como La Fraternidad que conduce Omar Maturano.

A instancias de Sergio Massa, el secretario general de los maquinistas ferroviarios consiguió el respaldo de la CATT a Meoni. Massa llegó a Maturano por Julio Zamora, otro maquinista con el que ahora está enemistado. El intendente de Tigre fue parte de la dirección en La Fraternidad. Massa y Zamora se disputan el liderazgo en ese distrito.

La Fraternidad y la UTA son aliados históricos en la CATT. El vínculo de Massa con Fernández y Maturano permite conjeturar los motivos de Facundo Moyano para abandonar a Massa. Hugo, su padre, viene perdiendo influencia en la CATT desde que Juan Carlos Schmid cayó en desgracia frente a los rotulados "Gordos". El affinity group de Fernández.

Sin su respaldo, el jefe del pequeño gremio de Dragado y Balizamiento no pudo sostener la representación en el triunvirato de la CGT. Es difícil que no le ocurra lo mismo en la CATT, tras fracasar en eliminar esa contradicción acercándose a los líderes piqueteros. Sumado al alejamiento de Moyano de la CGT, fue el principio del fin con "los Gordos".

En la hipótesis de Fernández, Moyano precisa de la UTA para recobrar poder en las dos centrales. A las 19.20 del 16 de diciembre Facundo tuiteó una foto del interior de la UTA con una cuidada producción: el retrato de Fernández con Mauricio Macri junto a una figura de la Virgen de Luján.

"Si no discutimos en serio la democracia sindical, vamos a seguir presenciando a dirigentes que sin legitimidad se esconden en los estatutos con cláusulas imposibles de cumplir y la complicidad del Gobierno para conservar su lugar", escribió con prosa casi trotskista el diputado nacional. Ese entusiasmo semántico le hizo olvidar que su padre inauguró con Macri un monumento a Juan Domingo Perón dos semanas antes de las elecciones de 2015.

La Virgen de Luján tiene un significado especial para los gremios del Transporte. La consideran patrona de los caminos. La que estaba en la UTA fue bendecida por el Papa. Figura entre los objetos sustraídos de la UTA. En los allanamientos dispuestos por la jueza Vanesa Peluffo se dio con otros. Un busto de Eva Perón, 77 televisores de 30 pulgadas y cuatro heladeras.

La Virgen todavía no fue hallada. ¿Citará la magistrada a Facundo Moyano para enterarse del origen de la foto que publicó en Twitter? Podría ser una pista importante para dar con ella. Los electrodomésticos fueron recuperados en la terminal Liniers de la línea 99 y en la 80 de Villa Celina.

Ambas pertenecen a Doscientos Ocho Transportes Automotor (DOTA), que controla casi el 40 por ciento de las del conurbano. Entre ellas, las agrupadas en las empresas Tomás Guido y San Vicente, en sociedad con Autobuses Buenos Aires, de Alejandro "Fratacho" Rossi. El hermano del ministro de Defensa, Agustín. En Lomas de Zamora, Rossi acaba de anexar la 548 a las líneas 541, 542, 550 y 551.

DOTA se expandió con la crisis de 2001, gracias a la rentabilidad de la línea 28. José y Ángel Faijá supieron sacar provecho de los subsidios al Transporte iniciados con el gobierno de Eduardo Duhalde a cambio de un complejo sistema de requisitos impositivos dispuestos por la AFIP, el monitoreo de las contribuciones patronales de la UTA y la renovación de las unidades que controla la Comisión Nacional de Regulación del Transporte.

Así consolidó un emporio donde brilla la aseguradora Argos. Pero también Megacar, que compite con Mercedes-Benz en la venta de motores y chasis para colectivos bajo licencia de la brasileña Agrale. DOTA equipa a sus líneas a través de la carrocera de su propiedad, Todobus.

La puja entre Mercedes y DOTA por Expreso Lomas (líneas 165, 112 y 243) derivó en el juicio político contra María Zulema Vila. La titular del Juzgado Civil y Comercial N° 11 de Lomas de Zamora es acusada de vaciar la empresa, en complicidad con empresarios y abogados. El Ministerio Público bonaerense presentó un recurso extraordinario para evitar que el juicio quede sin efecto.

La protesta que organizaría hoy Bustinduy comenzó a perder entidad con los descuentos salariales a los choferes de las líneas que controla DOTA en el conurbano por el paro de 48 horas del 16 de diciembre. En apariencia, resuelto de forma intempestiva. No está claro si la sanción económica a la principal base sindical de Bustinduy bastará para desacreditar el rumor de una comunión de intereses con DOTA. ¿También con Moyano?

En cambio, la medida podría expresar el temor de los Faijá a quedar asociados con los desmanes en la UTA. Aunque figura como sociedad anónima, la cara visible de DOTA son ellos. En 2019, la firma recibió el 48 por ciento del total de subsidios al transporte por 70.309 millones de pesos. Es decir, unos 35.000 millones.

Roberto Fernández estará esta mañana en su oficina. La expectativa no es terminar otra vez en la azotea. "Si fuera él, ya habría renunciado", dijo Moyano mientras resistía en lo más alto de la sede gremial. Tal vez por eso insista en que "alguien de arriba" quiere quedarse con la UTA.

Daniel Bilotta

Visto 187 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…