Ignacio Zuleta

Ignacio Zuleta

La suba de los servicios sigue generando ruidos en el oficialismo.

 

Ejercicio de poder. Mariano Rajoy fue espectador de la gran noticia política. Se fue prometiendo que se firma el acuerdo Mercosur-Unión Europea. Con la intervención al PJ, quedó fuera el cristinismo. Una designación extraña.

 

Se viene una pelea clave en Diputados. En el oficialismo la prioridad es la reelección.

 

Proyecto. El Gobierno tiene una hipótesis de máxima: renovar mandatos en los tres mayores distritos del país. Y para lograrlo, quiere acordar con el peronismo de Pichetto y compañía. Guiños a Carrió y a Rajoy.

 

Se vienen semanas calientes en el Congreso. Y el 2019 también marca la agenda.

 

Acuerdos. Sucedió en la reunión que tuvieron el martes pasado. Los límites a la legislación. Debate por la Acordada 4. El plan de Lorenzetti para lograr su reelección. Un acuerdo del peronismo de los gobernadores con Cambiemos.

 

En la víspera de Pascuas, movimientos políticos para hoy y mirando a la próxima elección.

 

Anticipo. Emisarios de Mauricio Macri anticiparon a los senadores el nombre de Inés Weinberg de Roca. Con Raúl Plee como segundo, buscarían un reconocimiento al peronismo amigo. Las facturas de Pichetto.

 

Se anticipan días agitados en el Congreso. Y hay expectativas por el acero y el aluminio.

 

Estrategia. El oficialismo busca un triunfo en 2019 sin ballotage. Y un sector del peronismo, que no tiene esperanzas de un candidato ganador, lo ayudará desdoblando las elecciones por instinto de supervivencia. Caputo, blindado.

 

Horacio Rodríguez Larreta da en estas horas el primer paso para el plan de su reelección como jefe de gobierno porteño.

 

Continúa la discusión en el oficialismo y en la oposición por el aborto. Sueños de reelección.

 

Proyecto. El Gobierno piensa en reformar la reforma del Código Civil y Comercial de 2014. Sostiene que hay conceptos equívocos, limitaciones a las libertades individuales y un sesgo antinegocios.

 

Las presiones de la curia y el plan del Gobierno para expropiar tierras en las villas.

 

El Gobierno podría darle la conducción de la comisión que controla las obras que se realicen con el formato Participación Pública-Privada (PPP). Nace súper control en el Congreso. Un asado para distender.

 

Macri recibe a legisladores de Cambiemos. El festejo de Cristina con los antiabortistas.

 

Sorpresa. Mauricio Macri habilitó la discusión legislativa del aborto. Sería otra manera de dividir a la oposición. Sin embargo, también se corre el riesgo de fracturar a la tropa propia. Antecedentes de maniobras similares.

 

El radicalismo diseñó ayer, en la primera reunión de la nueva mesa del Comité Nacional, un programa electoral para afianzar candidaturas en todos los distritos en donde tienen fuerza.

 

Se viene otro mega decreto. Muchos funcionarios se irán a la casa. ¿Se vengarán? La arquitectura que piensa Capitanich.

 

Estrategia. Mauricio Macri busca relanzar el gobierno para enfrentar en mejores condiciones su reelección. En la Rosada festejan la falta de oposición con prestigio. Moyano y sus piantavotos, “aliados” del oficialismo.

 

Será una semana marcada por el retiro en Chapadmalal en el que anticiparán la inflación al Presidente. Vienen más ajustes en el Gabinete.

 

Jeffrey Sachs, de Columbia a sus consejos a Dujovne. La obsesión de Tillerson con Venezuela. Y queja radical por Transener.

 

Sin treguas. El Gobierno dio un taller-escuela sobre el DNU a los miembros de la Comisión que debe tratarlo. El peronismo “blanco” se quejó amargamente por el destrato oficial. Nueva traba para la boleta electrónica.

 

 

La guerra por el nepotismo cero es la cuarta utopía de la campaña macrista (“pobreza cero, derrotar el narcotráfico, unir a los argentinos”. Como utopías son irrealizables, pero sirven 1) para indicar un rumbo; 2) para señalar problemas graves, tanto como que son insolubles.

 

Se aceleran las negociaciones por el acuerdo entre la UE y el Mercosur. Hay tensiones internas por los recortes en el Estado.

Contrataque. Macri convocó al Gabinete y a los legisladores que están en la ciudad a una reunión para delinear la estrategia oficial. Hay dos temas centrales: la defensa del DNU “desburocratizador” y de Jorge Triaca

 

El presidente salió de gira y lo ve a Macron. Puerta pidió por la embajada en Madrid. Y Vidal ahora va a la carga contra el turf.

 

El Gobierno concentrará la política de seguridad, de defensa y de inteligencia en un súper organismo cuya creación estudia la mesa de asesores que rodean a los “ojos” del presidente.

 

Lo que no se contó del viaje del Papa. Enojos por el Congreso y los planes de Macri.

 

Palabras. La oposición de los radicales a la venta de las acciones de Transener generó chispazos en Cambiemos. Hubo voces para calmar las aguas y vendrán otras para fijar posiciones. Facturas por Jerusalén.

 

Arrancó el año. El Presidente despunta más reformas. Los cambios jubilatorios, bajo la lupa judicial.

 

Campaña. La gobernadora bonaerense seguirá, así, el camino que iniciaron Macri y Rodríguez Larreta. Se reforzaría, además, la alianza con Elisa Carrió y habría un motivo de acercamiento con la Iglesia. Idas y vueltas de Massa.

 

El presidente termina el año blindando la clave de su poder, que es el "Partido del Ballotage".

 

Filosofía. La victoria del oficialismo fue más grande de lo esperado. Macri utilizó, quizás sin saberlo, el mismo pensamiento filosófico en el que se formó Jorge Bergoglio, el Papa Francisco. Diputados está que arde.

 

La sesión caída provocó un cimbronazo en el Gobierno. Causas y juicios políticos que van y vienen.

 

Lo de siempre. El fracaso de la sesión abrió una temporada de pases de factura en el oficialismo. Y rompió muchos de los acuerdos celebrados por Macri y la “mesa presidencial”. Desconcierto con el Peronismo Federal.

 

La semana estará marcada por los debates a las reformas que quiere Macri.

 

Tsunami. El gobierno ahora se cuida de las réplicas del tsunami judicial. Se discute si hubo una “mano negra” en el fallo justo cuando el Ejecutivo más necesita de la buena onda peronista. Historia, diferencias y similitudes.

 

Interna. La reaparición del Coti Nosiglia desató enojos cruzados en la alianza oficialista, con miras a 2019.

 

Hormiguero. Desde mañana los ministros deberán informar a los funcionarios el fondo y la forma de la reducción de cargos. Dos cenas diferentes para las “alas” de Cambiemos. ¿Una chicana a Lilita?

 

Sin bendición: hubo desplante de Francisco a los sindicalistas. Movimientos del PJ.

 

Al arcón. La política metió la cola y el gobierno dejaría para mejores tiempos la reforma laboral y la del ministerio público. La igualdad de género provocó algún cortocircuito. Mientras tanto, Mario Negri resistió el “fuego amigo”.

El Gobierno ya acomodó en el arcón de los sueños perdidos dos de las iniciativas centrales del paquete de proyectos que soñaba acordar con la oposición. Son la reforma laboral y la ley Gils Carbó o reforma del ministerio fiscal. Los dos proyectos, de neto corte político, naufragaron en las últimas horas sin posibilidad de recuperación hasta nuevo aviso.

La reforma laboral se congela porque los senadores peronistas que la apoyan se creen manipulados por Pablo Moyano. Quieren que la CGT lo sacuda en la reunión que tienen prevista el martes, cuando vuelvan los viajeros del Vaticano. La ley Gils Carbó muere por el rechazo de la Iglesia que protege fiscalías especiales y porque el peronismo no quiere avalar por ley el despido de un millar de “camporistas”.

Lamenta el Gobierno esos fracasos, que enjuga con los éxitos de la gran sesión del miércoles –la más provechosa del año- cuando pudo sacar casi una decena leyes importantes, entre ellas la sanción del compromiso fiscal, mercado de capitales, compre nacional y competencia.

También la reforma previsional, que obligó a un cambio en la fórmula de cálculo del aumento. El nuevo sistema mezcla inflación con salarios, que era idea de Cambiemos antes de ser gobierno. La rechazaba el peronismo, que ahora la consagra. La alquimia de este cambio se urdió en la visita secreta que hizo Mario Quintana al Senado el jueves por la mañana. Lo citó Pichetto para negociar el cambio, detrás de los cortinados de la sala donde sesionaban ministros con gobernadores y senadores.

De ese acuerdo entre bambalinas fueron parte, además, Rogelio Frigerio y Rodolfo Urtubey. Son todas iniciativas en las que reparte dinero, a diferencia de las primeras que fracasaron, en las que se discutía poder y futuro. Se confirma un estilo ya conocido: al Gobierno le cuesta poco avanzar en proyectos en los que se reparte dinero, y estos le permiten superar la minoría de voto que tiene en las dos Cámaras.

Pero cuando tiene que discutir poder o formatos de futuro, las dificultades son enormes porque, después de todo, éste es un gobierno de minoría y el debate de poder le recuerda su talla. Le pasó hace justo un año cuando se trató, en vano, la reforma política con una polémica innovación electoral que incluía el voto electrónico.

Piqueterismo de madrugada para el cupo femenino

En política, como en la vida, los problemas son de tres tipos: los de dinero se juegan en el fuero de Marx; los políticos y de ideas se ventilan en el fuero de Freud; los de la necesidad hay que anotarlos en el fuero de Darwin, expositor de las condiciones biológicas e inmodificables de la existencia.

Al Gobierno le va bien siempre con los proyectos del fuero Marx; no le va tan bien en los del fuero Freud, donde se discute poder; y tampoco, mientras sea minoría, tiene mucha suerte en el Darwin, el de la fatalidad biológica. Esto último explica la sorda derrota de la madrugada del jueves cuando la red de whatsapps de las mujeres de las dos Cámaras, que gerencian Victoria Donda y Graciela Camaño, montó un piquete legislativo en la sesión de Diputados y condicionó el voto del paquete de leyes clave a que se aprobase el proyecto que establece la paridad de sexos en las listas de candidatos.

Impusieron así la ley que dice que, des de 2019, el cupo pasa de 70/30 (como hasta ahora, dos varones, una dama), a 50/50 (un chico, una chica). Este método piqueteril replica el que montó en 1991 la legendaria Marcela Durrieu, suegra de Sergio Massa, y que le quebró la muñeca al muñeco (Alberto Pierri, entonces presidente de la Cámara). En aquella oportunidad el piquete condicionó el voto del presupuesto a que se aprobase aquel cupo.

Monzó para el diván: no me gusta el timbreo

 

La puja por las reformas también incluye a los sindicalistas. Reparto de una caja millonaria.

 

Se preguntan muchos qué pasó camino del foro. Algo ocurrió para que el Gobierno cerrase el acuerdo con la oposición, que son los gobernadores peronistas y sus satélites legislativos. Pero fueron minucias monetarias.

 

El pactismo, la tercera vía entre el voto a mano alzada y el debate sin fin • La amenaza no es el reparto de plata con los gobernadores,  es la reforma laboral que condiciona la CGT • hay más marketing que objeciones de fondo • Estrella argentina de la ONU está en el país para hablar de los derechos del niño

 

Semana movida. Las reformas de Macri y el recambio de legisladores aceleraron negociaciones.

 

Viaje provechoso. La aprobación del paquete laboral, previsional e impositivo se basó en una solución peronista. El pedido de Macri es que no le toquen la reforma previsional. El candidato para la Procuración.

 

El Presidente pide defender las reformas y avanza con nuevos nombres para su gobierno.

 

Página 1 de 4

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…