Politica

Politica (4814)

Puesta en marcha la campaña, desde el kirchnerismo se suman las quejas que la plata no alcanza, que el plan de recortes que impuso Mauricio Macri se hace sentir en los distintos Frentes.

 

Dos eventos recientes han puesto en funcionamiento un proceso que el mercado ha dado en llamar el círculo virtuoso a favor del gobierno. Sin dudas, cuando hacia fines de abril el FMI autorizó al Banco Central (BCRA) a vender los dólares que fueran necesarios dentro de lo que previamente se consideraba la zona de no intervención (ZNI), se instaló la percepción que al menos temporalmente se había detenido el deterioro de la paridad del peso argentino frente al dólar estadounidense.

 

La política argentina no solo se ha polarizado. También se ha vuelto bipolar: de la euforia a la depresión media un solo paso. Una encuesta basta para trastocar los ánimos de los principales actores, tomadores de decisiones y militantes. Solo así puede explicarse la campaña del antioptimismo que ha emprendido el oficialismo, dirigida, sobre todo, hacia sus dirigentes y seguidores.

 

En la Argentina la política “líquida” lleva a un proceso electoral impredecible, que podría defraudar todas las previsiones.

 

A una semana del arranque, su estrategia luce deshilachada. Tras fracasar en su intento de lucir moderado, ahora parece decidido a hacerse el duro. Cómo impacta la ausencia de Cristina.

 

Juntos por el Cambio abroquela al electorado anti-kirchnerista y el peronismo insiste con su versión más edulcorada

 

El gobierno ve cumplirse el deseo de Peña y Durán Barba: disputar la reelección de Macri en un mano a mano con el peronismo, sin tercera vía. Los riesgos de la polarización que nadie evalúa.

 

Pasaron más de quince años desde que se enfrentaron indirectamente por primera vez en una elección. Fue en 2003, cuando Aníbal Ibarra, prohijado por Alberto Fernández, entonces jefe de Gabinete, le ganó en el ballottage a Macri el gobierno de la ciudad (Macri había ganado la primera ronda).

 

Durán Barba opina que hay un 25% de voto casi inaccesible para Mauricio Macri. El porcentaje ascendería a 45% para Cristina.

 

Alberto Fernández volvió a exhibir en los últimos días sus dificultades como candidato de Cristina Kirchner. Sabe que su llegada a ese lugar fue fruto de una debilidad de la exmandataria, incapacitada de perforar un techo electoral no apto para volver al gobierno.

 

Página 3 de 344

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…