Viernes, 16 Octubre 2020 10:55

Mala praxis del equipo económico exacerba la corrida contra el peso y en Nueva York apuestan a una devaluación - Por Leandro Gabin

Escrito por

El blue subió a $171 y el contado con liquidación está a pasos de alcanzarlo. No hay medidas para contener el malhumor. Qué dicen los contratos de futuros

Las tensiones cambiarias siguen a flor de piel y los tipos de cambio paralelos demuestran que las medidas que tomó el Banco Central y el Ministerio de Economía aquel 15 de septiembre cuando le pusieron un cepo al cepo que ya existía, es un rotundo fracaso. La brecha voló por los aires y ni siquiera las tibias intervenciones del BCRA y la ANSeS vendiendo bonos para contener el "contado con liquidación" tuvieron el efecto deseado.

En los bancos privados y los brokers de la City brotan las críticas por la evidente mala praxis del equipo económico. "No les salió ni una bien. Y no hacen nada para enmendar los errores", resumió un banquero en diálogo con iProfesional.

La idea oficial de bajar la cotización de los dólares financieros (liqui y MEP) para que el blue "arbitre" con esos precios y también baje, no resultó. El día anterior a los anuncios del megacepo, el 14 de septiembre, el blue valía $131 para la venta. Hoy, un mes después, cuesta 40 pesos más o un 30% de suba.

Boomerang con las medidas

La cotización del mercado libre en la Argentina, que está en $171 y es un récord absoluto, suele ser "ninguneada" por el Gobierno. La tesis oficial es que esos precios no alteran la economía que se mueve, en su gran mayoría, por los valores del dólar oficial para importadores. Pero lo que desconoce el elenco oficial es precisamente que la brecha holgadamente arriba del 100% exacerba las expectativas de una megadevaluación. Que es, en realidad, la hipótesis número uno del mercado.

La mala praxis del equipo económico se ve en casi todas las variables financieras. El dólar que surge del contado con liquidación -desde las medidas del 15 de septiembre- sube 38 pesos. Pasó de $130 a $168.

Esto significa que la devaluación, algo que el Gobierno repite que quiere evitar a toda costa, ya sucedió. "El dólar no vale lo que dice el Gobierno que vale. Con lo cual no tienen alternativa. Pueden estirar esto, si terminan cerrando las importaciones o volviendo al esquema de Guillermo Moreno, pero cuando se va tan arriba es inmanejable y el camino termina siendo sólo uno. Si no lo hacen ellos lo hará el próximo Gobierno, el problema es condenar al país a varios años de mediocridad porque si el cepo y la brecha nos enseñaron algo, eso es que no crecés nunca más", disparó el trader de una mesa de dinero bancaria.

De hecho, los pasos que dio el BCRA el jueves van en el sentido de una mayor restricción a las importaciones para que se detenga la caída de reservas. La entidad difundió la Comunicación "A" 7138, en la que pone en vigencia una serie de condiciones a los pagos y eleva los requisitos vigentes para dar acceso al mercado de cambios para el pago de importaciones de bienes con registro de ingreso aduanero pendiente.

"La entidad interviniente deberá verificar que el importador cuente con la declaración efectuada a través del Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI) con relación a los bienes involucrados, en todos los casos en que dicha declaración sea requisito para el registro de la solicitud de destinación de importación. Además, amplía el régimen informativo de Anticipo de operaciones cambiarias previsto cuando las operaciones impliquen un acceso al mercado de cambios por un monto diario que sea igual o superior al equivalente a u$s50.000", dice el comunicado del Central.

Sea como fuere, si bien no en el carril oficial, el resto de las cotizaciones marcan que el valor del dólar en la Argentina no es el que publica el Banco Central. ¿Qué vaticina el mercado? Por ahora, una aceleración de la devaluación oficial.

Los futuros apuestan a una suba

Tomando los NDFs -Non Deliverable Forwards- (o sea los contratos de dólar futuro que del peso contra el dólar que se negocian en Nueva York, donde no hay intervención oficial), los traders pactan precios más altos para los próximos meses. El tipo de cambio actual, el mayorista, está en $77,48. En Wall Street creen que en 2 meses va estar en $90. Y que el año cerrará arriba de $95. Recién creen que el tipo de cambio oficial se irá a $138 para los próximos doce meses. Los bancos de inversión tampoco creen que el BCRA vaya a devaluar violentamente.

De todas formas, los precios que se ven en los NDF son más elevados que los que muestran las pantallas del Rofex (donde sí interviene vendiendo contratos el Central). En esa plaza, para fin de año los inversores pagan un dólar a $85 (diez pesos menos que en Nueva York y ocho pesos más que en la actualidad). ¿Quién tendrá razón?

Lo cierto es que las medidas del equipo económico son tibias y van detrás de los acontecimientos. El BCRA este jueves elevó las tasas en forma marginal para tentar a los ahorristas a quedarse en pesos. Tampoco resultará porque, como dicen en el mercado, "con este nivel de brecha no hay tasa que alcance". Y, lo que hace Miguel Ángel Pesce, es la nada misma en términos de la retribución al ahorrista. En medio de una corrida del dólar subir las tasas de los depósitos a 34% es quedarse demasiado corto.

El mundo económico tampoco cree que el manejo oficial con el dólar vaya a mantenerse. En la conferencia de IDEA, una encuesta de consultora D´Alessio Irol muestra que 8 de cada 10 empresarios creen que el dólar va a subir en el segundo semestre de este año. El 10% dice que habrá grandes oscilaciones. ¿Podrá el Gobierno seguir esquivando la expectativa de todos los agentes económicos? Sin un plan económico ni rumbo definido, todavía se apuesta a una corrección brusca del tipo de cambio.

Nadie tiene dudas que el dólar oficial va a subir. Sólo el Gobierno, con la "pólvora mojada" intenta calmar las expectativas. Los mercados se equivocan, pero, muchas veces, se adelantan. ¿Cuál será esta vez?  

Leandro Gabin

Visto 242 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…