Miércoles, 21 Abril 2021 12:28

La intimidad de Alberto Fernández en Olivos: de los festejos por el fallo contra las clases presenciales a la bronca con Horacio Rodríguez Larreta - Por Marcelo Bonelli – (Video)

Escrito por

Celebró la resolución judicial que ordenó cerrar las aulas en la Capital Federal, aunque luego se molestó por la decisión de la Ciudad de no acatarla.

“No tiene que haber clases presenciales”, es la posición que el presidente Alberto Fernández transmite en su entorno en pleno conflicto con el gobierno porteño en la puja por la actividad en las escuelas del distrito. Inicialmente el mandatario celebró en la noche del martes en la residencia de Olivos la resolución que le ordenó a Horacio Rodríguez Larreta suspender la actividad escolar. Pero después descargó su bronca, luego de que la ciudad de Buenos Aires comunicara que no acataría el fallo.

 

 

 

El gobierno de Rodríguez Larreta se mantuvo firme en su posición después de una reunión con la mesa chica de la que participó el Procurador General porteño Gabriel Astarloa. En el encuentro resolvieron desconocer el fallo del juez Esteban Furnari y mantener la actividad en los colegios hasta que la Corte Suprema tome una definición.

Los enfrentamientos y las fuertes internas no solo están en el plano político, sino también en el judicial. En el máximo tribunal hay un gran malestar con el presidente Carlos Rosenkrantz, ya que los otros jueces consideran que el caso debe tratarse con mayor celeridad.

Además, hay diferencias entre los integrantes del tribunal. Rosenkrantz está a favor de mantener las clases presenciales, pero choca con la posición de sus pares. El resto plantea que el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que suspendió la actividad en los colegios por la pandemia es constitucional y que deben avalarlo. 

Para Alberto Fernández el gobierno porteño incurre en desobediencia civil

El mandatario consideró que la administración de Rodríguez Larreta incurre “en el delito de desobediencia civil al rebelarse contra una decisión judicial” que lo obligaba a suspender las clases presenciales en la Capital Federal. Se expresó en su cuenta en Twitter, al retuitear una serie de mensajes de un portal de noticias y de la legisladora porteña del Frente de Todos Lorena Pokoik.

El presidente retuiteó un mensaje del portal Data Clave que afirmó: “Para el gobierno ´la Ciudad incurre en el delito de desobediencia civil al rebelarse contra una decisión judicial´. Así lo expresó @alferdez a sus principales colaboradores”. Además, difundió un mensaje de Pokoik en el que la legisladora publicó que el en consideración de ella el gobierno porteño “reconoce una resolución de un tribunal incompetente poniéndose por fuera de la Constitución y la organización republicana”. La legisladora agregó en el mensaje: “Esto ya sobrepasó la discusión sobre la autonomía, es una grave desobediencia institucional en un momento donde nuestras vidas están en peligro”.

El gobierno porteño ratificó las clases presenciales 

La ciudad de Buenos Aires comunicó el martes por la noche que no acataría el fallo de Furnari, al confirmar que por el momento van a seguir las clases presenciales en el distrito. El gobierno porteño sostuvo que va a mantener esta medida hasta que la Corte resuelva sobre este caso. La decisión se tomó después de una reunión de urgencia de Rodríguez Larreta con la Procuración y el equipo de abogados de la Ciudad para analizar la resolución.

Marcelo Bonelli

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…