Imprimir esta página
Miércoles, 14 Julio 2021 13:10

Los derechos (de algunos) humanos - Por Carlos Pagni – (Video)

Escrito por

Frente a la represión en países como Venezuela, Nicaragua y Cuba, el Gobierno de Alberto Fernández calla. ¿Cuáles son los argumentos del silencio y por qué va en contra de la “marca argentina” en esta materia? 

Una pregunta principal acerca de una tradición que tiene ya más de dos siglos es la de la defensa de los derechos humanos. ¿Qué es? ¿A qué nos referimos cuando hablamos de derechos humanos? A derechos que por definición tenemos todos por el solo hecho de ser personas humanas. Son distintos de los derechos económicos, son distintos de los derechos políticos; son derechos que corresponden solo por ser humano; si alguien es humano tiene esos derechos. 

Por lo tanto, por definición son universales, valen para todos los humanos con independencia en su ideología, de su condición racial, de los delitos que hayan cometido. Son derechos básicos.

 

 

La Argentina tiene una tradición alrededor de este tema, que podríamos decir que nace con el Juicio a las Juntas, que en su momento lo promulgó Raúl Alfonsín y fue algo totalmente inédito que se juzgue a una cúpula militar después de las atrocidades de lo que fue la dictadura posterior al ‘76.

Y esa tradición argentina fue constituyendo lo que podríamos llamar la marca argentina. El país fue acumulando un capital simbólico en la comunidad internacional asociado a la defensa de los derechos humanos.

Los Kirchner vinieron a aumentar ese capital. Esa ventaja, esa riqueza, ese capital que está asociado a la Argentina en cuestión de derechos humanos, ahora dejó un pesadísimo signo de interrogación. Porque empezamos a ver que ya no hablamos de derechos humanos universales, defendibles para todos los seres humanos. Si no que defendemos los derechos humanos según de qué humanos se traten.

¿A qué me estoy refiriendo? Si hay una manifestación en Chile y hay represión; si hay una manifestación en Colombia y hay represión; si hay una manifestación en Perú y hay represión; el Gobierno y Alberto Fernández se encarga de manifestar su preocupación por lo que puede estar pasando en relación a la violación de los derechos humanos.

Sin embargo, si el mismo fenómeno ocurre en Venezuela, ocurre en Nicaragua como está ocurriendo de manera escandalosa, el gobierno de Daniel Ortega ha puesto presos sin razón a todos sus opositores rivales en un proceso electoral y ahora en Cuba el gobierno calla.

Hay derechos humanos para algunos humanos y no hay derechos humanos para otros humanos. ¿Con qué argumento calla? Calla con el argumento de que no se puede intervenir en la vida interna, en la política interna de otros países; que es un principio clásico que se llama principio de no intervención que fue relativizado justamente en defensa de los derechos humanos.

La lucha por los derechos humanos estableció algo que se llama jurisdicción universal, es decir, el derecho a tener una política propia; a que otros países no se metan en la política del propio país. Ese derecho se depone cuando están en un caso de violación de los derechos humanos. Por ejemplo, durante la dictadura argentina, la OEA mandó a una misión de la comisión de derechos humanos a investigar lo que estaba pasando en la Argentina. Y los militares levantaban la bandera de la soberanía. Y la izquierda decía no, esta bandera de la soberanía no tiene ningún tipo de valor porque se están violando cosas fundamentales.

Esto terminó en que la Argentina incorporó a su constitución legislación universal sobre los derechos humanos. Es decir, para nosotros, los compromisos internacionales tienen rango constitucional. Todo esto que es un capital cultural, civilizatorio acumulado a lo largo del tiempo, hoy está siendo rifado por este gobierno. Tal vez porque hay un compromiso muy especial con la situación de Cuba sobre todo de Cristina Kirchner que tuvo a su hija internada ahí durante mucho tiempo. Tal vez, porque la política de derechos humanos tiene un límite, que es el poder del que manda; que es el poder del Estado que se sobrepone a cualquier individualidad a los derechos de cualquier persona.

Derechos humanos para algunos, no derechos humanos para todos.

Carlos Pagni

Carlos Pagni

Latest from Carlos Pagni

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…