Domingo, 07 Noviembre 2021 13:05

¿Cuál de todos los Fernández es Fernández? - Por Ricardo Roa

Escrito por

El Presidente busca ganar amigos en el G20 y termina abrazado a Evo Morales, Correa y el dictador Ortega.

No solamente se devalúa el peso, que no es ninguna novedad. Tampoco lo sería la devaluación de la palabra presidencial, que se devalúa a la misma velocidad que el peso o más rápido todavía. O las fotos del G20 y las fotos con Morales y Correa, los verdes anuncios millonarios con olor a promesas para el día del arquero, y la política exterior, ahora también escolta del dictador nicaragüense Ortega.

En los pasillos romanos del G20 el presidente por poco piqueteaba en busca de la foto con el Papa que no consiguió. Quería mostrarse a tiro del que se le pusiera a mano. Todos vimos lo que consiguió. Por las dudas se fue con una delegación multitudinaria, de país de ricos. Seguimos con eso de que si hay miseria que no se note.

Entre semejante cortejo no hubo uno que le advirtiera de las fotos en contra, como la que se hizo sacar con el premier Trudeau, de Canadá, y para colmo hizo difundir: cinco argentinos a un lado de la mesa y el canadiense, solito, como si no tuviera plata para hacerse acompañar. Fernández fue a hablar del clima en Glasgow y discurseó en una sala enorme y desierta. ¿Dónde estaba tanta delegación? ¿De shopping? ¿En algún museo? En cualquier lugar, menos escuchando al presidente.

Casi hubo más gente en el multimillonario anuncio del hidrógeno verde que en todo aquel teatro. Nadie se tomó en serio el anuncio y el anuncio, en horas, pasó de largo. El presidente también habló con el francés Macron, con el que ha hecho buenas migas después de regalarle las obras de Borges. Macron tuiteó en español: “Con @alferdez hablamos de las crisis en América Latina, en particular de Venezuela y Nicaragua”.

Dos módicas líneas contra las 15 del parte oficial de Fernández, que informa de una pila de cosas: “las visiones compartidas sobre la acción climática y la preservación de la biodiversidad y la igualdad de género.... el Foro de Generación Igualdad.... la coalición de Acción sobre Autonomía Corporal y Derechos Sexuales y Reproductivos... el impulso a la cooperación científico-tecnológico bilateral”. ¿Alguna línea sobre Venezuela y sobre Nicaragua, que mañana elige presidente? Ni una sola.

La que sí habló de Nicaragua fue la vocera de Fernández, la ex periodista Cerruti. Dijo: el gobierno reconocerá el triunfo de Ortega “si el proceso electoral se lleva a cabo de manera transparente”. ¿Qué película está viendo? Con 19 años en el poder y tapado por la corrupción, Ortega mandó a la cárcel a cinco candidatos y a otro centenar de dirigentes y militantes. Usa el poder judicial para encarcelar y para silenciar opositores, periodistas, empresarios y defensores de los derechos humanos. ¿Qué pruebas más necesita Cerruti para saber que ese proceso electoral no es transparente? Se trata, al fin, de otra tomadura de pelo. Como la del ex jefe montonero Firmenich, que salió a defender a Ortega con el argumento de que los presos políticos son “ex sandinistas que conspiran con los EE.UU.”.

El Gobierno necesita sobreactuar todo el tiempo porque las alianzas que tiene son indefendibles con argumentos serios. Pasa con Evo Morales, que vino con Correa en un avión venezolano para presentar un libro y Fernández lo homenajeó, basureando a la Corte. El mismo Fernández que no faltó al G20 y, de tanto buscar la foto, se borró de la foto final.

Ricardo Roa

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…