Viernes, 17 Diciembre 2021 14:28

El Frente de Todos pudo ver todas las señales durante días y eligió seguir avanzando hacia el derrumbe - Por Ignacio Miri

Escrito por

La oposición avisó en incontables ocasiones que estaba dispuesto a negociar. El discurso de Máximo Kirchner hizo volar todo. 

Como en esos videos virales que circulan en youtube en lo que un operario saca un vaso o una botella de un estante mal puesto y se desencadena el derrumbe más ridículo que existe, el Gobierno dejó pasar durante días todas las señales de alerta y las invitaciones que les tendió la oposición para negociar y vio desmoronarse en un instante la posibilidad de sacar adelante un Presupuesto en el Congreso. 

Como pasa en youtube, la escena de este viernes a la mañana seguramente generará réplicas con recorridos imprevisibles. Una de esas consecuencias, según admitió en diálogo con Clarín un importante ministro del Poder Ejecutivo luego de la votación fallida, es que sin Presupuesto a la Casa Rosada se le complica mucho la posibilidad de avanzar en un acuerdo por la deuda con el Fondo Monetario Internacional.

Se puede hacer un repaso de lo que ocurrió esta semana para tratar de entender lo que pasó. El ministro de Economía, Martín Guzmán, se presentó el lunes en la Comisión de Presupuesto. El proyecto que fue a defender había sido confeccionado hacía meses y estaba completamente desactualizado.

Aun así, con los votos justos, el Gobierno modificó artículos y logró sacar un dictamen con el voto de Comisión de un aliado. Aunque parezca incomprensible, los cambios que se introdujeron al proyecto fueron, en términos generales, los que habían reclamado los gobernadores del Frente de Todos, que supuestamente ya lo iban a votar. Por supuesto, los bloques de la oposición adelantaron que en esas condiciones iban a votar en contra del proyecto oficialista.

El jueves, con el quórum habilitado por la oposición, y con un pedido de cuarto intermedio en el arranque del debate también ofrecido por Juntos por el Cambio, el Frente de Todos quiso seguir adelante, directo hacia la pared.

Esta mañana, el oficialismo mostró por primera vez que había tomado nota de la debilidad en que se encontraba. Sergio Massa se reunió con Mario Negri, Cristian Ritondo y otros jefes opositores. Estaba allí también Máximo Kirchner, jefe de la bancada oficialista. Fue un diálogo muy tenso, pero la oposición avisó que iba a aceptar el pedido oficialista para volver a llevar el proyecto a la Comisión y convertirlo en un Presupuesto más negociado con Juntos por el Cambio.

Todo transcurrió por los carriles esperables hasta que Máximo Kirchner tomó la palabra e hizo lo que hace siempre: atacar a la oposición. En lugar de ponerle el moño al acuerdo que necesitaba el Gobierno casi con desesperación, el jefe del bloque oficialista movió el escarbadientes en el que se sostenía la construcción que habían terminado trabajosamente hacía pocos minutos.

¿Fue una actuación deliberada de Máximo Kirchner o fue simple impericia? Por estas horas, ninguno de los jefes opositores apuesta a las explicaciones conspirativas. Todos ellos sostienen que el diputado no tiene las condiciones necesarias para conducir el bloque del Gobierno en momentos tan delicados.

La oposición sabe eso, pero -hay que decirlo- el oficialismo también lo sabe. Entonces, la pregunta es: ¿por qué el Presidente de la Nación permitió que una negociación tan delicada quedara a merced de errores como el de su jefe de bloque? Cuando los gobiernos están en desventaja, los presupuestos se trabajan durante meses: requieren viajes de ministros a las provincias de los gobernadores opositores, reuniones de a uno y cara a cara con los legisladores de la oposición, llamados del Presidente, acuerdos y diálogos trabajados minuciosamente. Con un panorama político tan complicado como el que le dejaron las últimas elecciones ¿no es hora de que el Gobierno empiece a trabajar en estrategias menos vulnerables a los errores propios?

Con el desastre ya consumado, Massa llamó a Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Martín Guzmán. El jefe de los diputados se reunirá esta tarde con el ministro. Su idea es buscar mecanismos para que el DNU de prórroga del Presupuesto tenga la vigencia lo más corto posible y tratar de armar otro proyecto rápido el año que viene.

Ignacio Miri

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…