Viernes, 18 Marzo 2022 07:51

Ganadores y perdedores tras la aprobación del acuerdo con FMI - Por Ezequiel Rudman

Escrito por

El debate parlamentario, y la rosca política previa, afectó a todas las fuerzas políticas y marcará un nuevo escenario no sólo en materia económica, sino que también va a reconfigurar el mapa interno de cada coalición. 

El acuerdo con el FMI penetró desde Washington a toda la dirigencia política local y dejó un tendal de perdedores y ganadores tanto en el Frente de Todos como en Juntos por el Cambio. El debate parlamentario, y la rosca política previa, afectó a todas las fuerzas políticas y marcará un nuevo escenario no sólo en materia económica, sino que también va a reconfigurar el mapa interno de cada coalición con efectos que impactarán en la definición de candidaturas para las elecciones 2023: 

Ganadores



  • Alberto Fernández

El presidente se anotó tal vez su primer triunfo en materia política en la interna del Frente de Todos. Por primera vez, no cedió a las presiones de Cristina Fernández de Kirchner, Máximo Kirchner y La Cámpora. El jefe de Estado venía de sufrir la derrota en la PASO y tuvo que cambiar el gabinete a pedido de su compañera de fórmula tras las renuncias testimoniales de los ministros cristinistas, como Eduardo “Wado” de Pedro. Sin embargo, la Casa Rosada encapsuló esta vez la disidencia del kirchnerismo y logró el apoyo de gobernadores, cámaras empresarias y la CGT en el debate en el Congreso.

  • Sergio Massa

Fue el encargado de lograr los consensos para definir el texto definitivo de la ley. Con sólo 77 votos propios del Frente de Todos, por la rebelión de Máximo Kirchner y su tropa, el titular de la Cámara de Diputados logró que el proyecto se aprobara con 202 votos a favor. Negoció con el PRO, la UCR y la Coalición Cívica en un delicado escenario donde además tuvo que contener a Martín Guzmán, al kirchnerismo duro y además coordinar los cambios a la ley a través de su llegada directa con el Departamento de Estado en Washington.

  • Patricia Bullrich

La presidenta del PRO se mantuvo firme desde el principio ante la indefinición y la interna de Juntos por el Cambio. Fue la primera en proponer, junto a Ricardo López Murphy, votar solamente el esquema de refinanciación de la deuda con el FMI sin los memorándums ni el programa de ajuste que la Casa Rosada envió a Diputados para que también sea votado por la oposición. Finalmente, entre quienes proponían votar en contra como Mauricio Macri y quienes estaban dispuestos a acompañar la ley, se impuso en Juntos la postura de Bullrich de aprobar sólo el financiamiento, doctrina que obligó al Frente de Todos a modificar el articulado del texto que había enviado Martín Guzmán.

  • Gerardo Morales

El gobernador de Jujuy y presidente de la UCR fue calve para tener un puente y un canal de diálogo entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos. Fue el primero en reclamarle a su propia fuerza política que se haga cargo en el debate de la deuda de U$S44.000 millones contraída por Mauricio Macri en 2018 ante el FMI. Su contacto directo con Sergio Massa facilitó la búsqueda de consensos para definir un nuevo texto de la ley y además se mantuvo firme con la consigna de evitar, ante todo, que Argentina entre en default.

Perdedores



  • Cristina Fernández de Kirchner

No le funcionó esta vez la estrategia del silencio, las publicaciones en redes sociales o los videos producidos por La Cámpora. A pesar de su sordo rechazo al acuerdo con el FMI, no tuvo peso político en el Senado para expandir su rechazo al resto del bloque que comanda el formoseño José Mayans. Quedó enfrentada con Alberto Fernández y perdió el apoyo de un aliado, Eduardo “Wado” de Pedro quien sorprendió al Instituto Patria al desmarcarse de Cristina y Máximo Kirchner con un explícito apoyo a la ley de refinanciación de la deuda con el FMI.

  • Máximo Kirchner

El ex jefe de bloque del Frente de Todos quedó aislado en Diputados. Fue reemplazado por el santafesino Germán Martínez y perdió llegada a la Casa Rosada a partir del enoje de Alberto Fernández con su renuncia a la jefatura del bloque en Diputados. Sólo le respondieron los legisladores de La Cámpora, pero su rebelión no se expandió en el resto del peronismo. Enfrentado con la Casa Rosada y también con Axel Kicillof, el presidente del PJ bonaerense quedó en una posición de debilidad en la interna del Frente de Todos de cara a las elecciones del próximo año.

  • Martín Guzmán

El ministro de Economía se vio obligado a ceder. Sufrió el fuego amigo del Frente de Todos a partir del rechazo de La Cámpora, y Cristina Fernández de Kirchner, al acuerdo con el FMI y también fue cuestionado por Juntos por el Cambio. Incumplió ante Washington al tener que cambiar el texto de la ley negociado con el staff del FMI y fue opacado por Sergio Massa quien se ocupó de tejer los consensos con la oposición para garantizar la aprobación del acuerdo. Ni plan económico quinquenal ni poder de decisión propio para definir las políticas de ajuste como reducción de subsidios. Un funcionario debilitado que ahora queda atado a un eventual relanzamiento del Gobierno nacional con futuro incierto.

  • Juan Manzur

El jefe de Gabinete tuvo un papel insignificante y marginal en la negociación del acuerdo. La Casa Rosada lo mantuvo siempre al margen a la hora de elaborar el proyecto de ley donde Sergio Massa ocupó la centralidad de las gestiones. No logra aún hacer pie en el Gobierno nacional ni cumplir su rol de ministro coordinador entre las distintas áreas de la administración pública. Tampoco logró contener los pedidos de los gobernadores ni descomprimir la interna del Frente de Todos a partir del rechazo de La Cámpora al acuerdo. Su papel, casi decorativo, se limitó a exponer ante la comisión de Presupuesto y Hacienda sin poder político para negociar los cambios a la ley.

Ezequiel Rudman

Visto 1093 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…