Miércoles, 04 Mayo 2022 09:05

Sugestivo apagón y quema de papeles en el escandaloso caso de las cooperativas de Quilmes - Por Nicolás Wiñazki

Escrito por

Según se denunció, la municipalidad a cargo de la camporista Mayra Mendoza hizo pagos millonarios a cooperativas. 

La denuncia por el pago de fondos multimillonarios a cooperativas de trabajo que realizó la municipalidad de Quilmes, a pesar de que esas asociaciones tenían entre sus directivos a un importante funcionario de la misma intendencia de Mayra Mendoza, trastocó a los protagonistas de esta trama. Se generó también una serie de acciones y hechos concatenados que dislocaron el funcionamiento normal de la municipalidad de Quilmes. 

Las primeras informaciones documentadas de este caso fueron difundidas por la web El Disenso el viernes 22 de abril. Ese mismo día, quizás por razones no generadas por el azar, se cortó la luz del municipio bajo sospecha.

Durante varias horas. Buena parte de los empleados de dependencias oficiales fueron obligados a tomar asueto. Tras el apagón llegó el fin de semana. En ese lapso de dos días, en la esquina de las calles San Martín y Sudamérica, ardieron papeles y papeles en una fogata no improvisada que encendió un vecino histórico de ese barrio quilmeño, Martín Bordalejo.


Camión retira documentos en Quilmes.

Se trata del apoderado de varias de las cooperativas beneficiadas con contratos instrumentados como compras directas en decretos firmados por la intendenta Mendoza. El director de muchas de las cooperativas bajo sospecha es Sebastián Raspa, socio en empresas privadas de Bordalejo, y director de las cooperativas comprometidas en esta trama.

Hasta el momento del escándalo, se desempeñaba como titular de la Subsecretaría de Hábitat de la Municipalidad de Quilmes.

Raspa renunció a su puesto ni bien se hicieron públicas sus vinculaciones directas con las asociaciones vecinales que cobraron alrededor de 535 millones de pesos de parte de la municipalidad de la que era una relevante autoridad política.

Raspa afirmó en un comunicado que las cooperativas a las que está efectivamente vinculado no habían recibido plata durante la actual gestión municipal. Dijo ser parte de una campaña de difamación de los medios que tenía como objetivo dañar al proyecto político que lidera Mayra Mendoza, la más destacada jefa de La Cámpora.

También desmintió tener sociedades registradas en Miami, Florida. La documentación oficial de los Estados Unidos muestra lo contrario.

Clarín accedió a fotografías de más acciones intrigantes realizadas en la propia municipalidad de Quilmes. El viernes pasado, funcionarios o empleados no identificados sacaron miles de carpetas con documentos relacionados con pagos o burocracias similares.

Esos papeles estaban guardados en una dependencia pública, una edificación similar a un galpón. Esos expedientes fueron cargados en un camión que lleva un logo de “Quilmes Limpio”, un programa de recolección de residuos lanzado por Mayra Mendoza. El slogan de ese plan dice así: “Sé parte de la solución”.

El sábado pasado, y durante este domingo a la mañana, la web de la municipalidad de Quilmes estuvo “caída”. No se pudo acceder así a los expedientes y decretos de los pagos que se hicieron a las cooperativas. Resuelto el problema, ahora los papeles a los que se podía llegar mediante la navegación por internet son muy difíciles de encontrar.

Las fechas de esa documentación no llegan a la actualidad, contaron fuentes que conocen el trabajo del municipio de Quilmes. Este diario comprobó el fallo que hizo imposible entrar a www.quilmes.gov.ar.

Todos estos acontecimientos podrían pasar a ser investigados por la Justicia federal.

¿Qué fue lo que quemó Bordalejo a la vista de todos, generando un fuego sobre el asfalto de la esquina de su casa de toda la vida? Ese domicilio es el mismo que registraron varias de las cooperativas que cobraron cifras millonarias para hacer trabajos en las calles de Quilmes.

¿Por qué Raspa renunció de modo repentino si se declara inocente y desmiente todo lo que podría comprometerlo en la investigación judicial que ya está en curso?


Papeles retirados en Quilmes.

Raspa llegó a su puesto en el gabinete de Mendoza siendo al mismo tiempo presidente de la Cooperativa de Trabajo La Estrella Limitada, por poner solo un ejemplo entre varios más.

Al contrario de lo que él aseguró, Clarín pudo recoger información en base a decretos municipales de Quilmes, y al relato de fuentes que conocen los secretos de esta historia.

Dicen que el pago a las cooperativas que realizaron las autoridades nombradas y conocidas por la intendenta Mendoza sigue una serie de coincidencias con un caso judicial similar, lo que podría ser un indicio de que el actual escándalo de las cooperativas de Quilmes replica un mecanismo en el que se repiten nombres y resoluciones municipales de gestiones anteriores, pero que se ampliaron bajo mando de Mendoza.

Durante la gestión del intendente Francisco “Barba” Gutiérrez, el municipio de Quilmes realizó pagos a cooperativas irregulares.

El juez Federal Luis Armella elevó el caso a juicio oral y público. El ex jefe comunal Gutiérrez no será juzgado pero sí muchos de sus funcionarios de confianza.

Armella es el juez federal de Quilmes. La fiscal de esa jurisdicción es Silvia Cavallo.

La intendenta Mayra Mendoza no respondió públicamente sobre este nuevo caso, que provocó la salida de su administración del funcionario Raspa.

El ex subsecretario de Hábitat, igual que su socio comercial y apoderado de las cooperativas contratadas por su municipio para recolectar basura o mejorar, entre otros objetivos, los jardines y cercanías del Palacio Municipal, ya estaban involucrados en la organización de las cooperativas del distrito.

Raspa fue subsecretario de Relaciones con la Comunidad en la gestión de Gutiérrez.

Ya era entonces el principal referente de la Federación de Cooperativas 1° de Mayo. Bordalejo lo acompañaba en esa aventura política que terminó por conformar la organización de diversas cooperativas que se nuclearon en un mismo predio en Quilmes. En esos tiempos empezaron a recibir fondos municipales.

Raspa lo explicó así en declaraciones públicas que hizo en el año 2014: “El compañero Barba venía con otra visión y una tradición desde las empresas recuperadas, creyendo en la autogestión, y nos dio la posibilidad de crecer. No nos regaló nada, pero sí nos dio la posibilidad de organizarnos y en función de los objetivos que nos proponía, nos iba dando la posibilidad de hacer obra y poder incorporar más cooperativas al trabajo digno, mejor remunerado”.

Raspa estuvo mencionado en el expediente del caso de las cooperativas investigadas por Armella y Cavallo pero no se lo procesó ni está involucrado en el juicio oral que se realizará para juzgar de modo definitivo al caso.

Ahora sí es un protagonista de una investigación judicial que ya está en curso, también en la fiscalía de Cavallo.

La intendenta Mendoza dejó trascender que ordenó presentar una “autodenuncia” en la Justicia Federal de Quilmes.

Clarín accedió a ese documento, en el que si bien se le pide a la Justicia que investigue los posibles delitos relacionados a los pagos a las cooperativas, se enfoca sobre todo en la publicación de la web El Disenso, a la que busca descalificar argumentando que la nota que “los hechos que componen” la nota difundida por ese medio “no son más que recortes malintencionados de una realidad ficticia, que pretende instalar en la opinión pública una situación de ilegalidad que lejos está de corroborarse con la realidad…”.

En el mismo texto, se admite el pago a las cooperativas, y se desmiente de forma categórica que el renunciado Raspa “no reviste función alguna en las cooperativas adjudicatarias de distintos expedientes”.

La documentación, real, oficial, registrada en varios organismos públicos, muestran que Raspa efectivamente es el “presidente” de varias de las asociaciones que se beneficiaron con las compras directas de Quilmes.

Una de ellas, de varias más, es un decreto firmado por la propia Mendoza en la que se adjudica por compra directa la contratación de la Cooperativa de Trabajo La Estrella Limitada para realizar “mantenimiento mensual (senderos, cordones, riego, vegetación y poda correctiva) de la plaza de la cruz. El monto transferido es de 59 millones de pesos. El documento está fechado el 4 de abril del 2021.

Solo esa cooperativa, cuyo presidente es el ex funcionario Raspa, y su apoderado Bordalejo, registrada en el domicilio de éste último, recibió alrededor de 143 millones de pesos de la actual gestión de la municipalidad de Quilmes.

Quizás por el apuro para demostrar su inocencia, en la “autodenuncia” que presentó Mendoza en la fiscalía de Cavallo, no se adjuntaron los expedientes que podrían aclarar toda la situación.

La fiscal, antes de impulsar la acción penal, algo que se descarta que se realizará, solicitó al municipio que le entregue esa documentación.

Es muy posible que el caso tenga como querellante a una Asociación Civil.

En los tribunales de Comodoro Py otro denunciante presentó un escrito para que se pesquise esta trama.

La Justicia de Quilmes sería la que lleve adelante el expediente.

¿El mecanismo de las cooperativas que reciben pagos millonarios de parte del Estado se podría repetir a nivel nacional?

Registros oficiales

Clarín accedió a registros oficiales que muestran que la Federación de Cooperativas 1° de Mayo está inscripta en varias provincias argentinas.

¿Sus directivos serán los mismos?

¿Se trata de una cooperativa homónima incluso con el término “limitada”?

La ex concejal de Quilmes Jorgelina Kos Grabar afirmó ante Clarín que "si armamos una línea de tiempo esta denuncia es el resultado de un sistema constituido arbitrariamente: declarar emergencia ambiental, designar a las personas de confianza en cargos claves, y empezar a pagar favores a organizaciones y dirigentes territoriales. Mayra Mendoza vende ´Quilmes limpio´ y parece que las contrataciones no estaban tan limpias”.

Los funcionarios involucrados en firmas de expedientes que concretaron los pagos a las cooperativas, además de la propia Mayra Mendoza, y el renunciado Raspa, son la secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Eva Mieri, quizás la persona de mayor confianza de la jefa comunal; además de la secretaria de Desarrollo Urbano y Obra Pública, Cecilia Soler, entre otros.

En un acto público, difundido por la intendenta Mendoza, se informó en un comunicado que la Federación Cooperativa 1° de Mayo, de Raspa, integrante de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT) le cedió al municipio de Quilmes terrenos en Villa Azul para que la comuna instale allí dependencias del ANSeS y PAMI.

Bordalejo es descripto como “tesorero” de la CNCT.

Las sociedades que Bordalejo registró en los Estados Unidos no tienen nombres originales.

Se llaman “Borda Investments LLC” (A Borda le falta solamente el “Lejo” para completar el apellido del hombre bajo investigación judicial), mientras que la otra directamente se denomina “Raspa Investments LLC”.

Raspa se jacta de ser un referente del cooperativismo, del movimiento que busca llevar a los trabajadores asociados al poder.

Son conceptos lejanos a Miami, a las sociedades dedicadas a “Investment” (inversión en castellano).

Esta historia recién empezó.

Nicolás Wiñazki

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…