Viernes, 09 Septiembre 2022 11:23

Rodríguez Larreta quiere un “mano a mano” con Mauricio Macri y los nuevos ruidos internos en La Cámpora - Por Pablo de León

Escrito por

La interna del PRO, al rojo vivo. Enojos con un funcionario camporista en París.

Rechiflao en mi tristeza 

"Nada debo agradecerte, mano a mano hemos quedado, no me importa lo que has hecho, lo que hacés ni lo que harás; los favores recibidos creo habértelos pagado y si alguna deuda chica sin querer se me ha olvidado, en la cuenta del otario que tenés se la cargás". Esa letra es del tango "Mano a mano", compuesto por Carlos Gardel, José Razzano y el letrista Celedonio Flores. Este tema compuesto en 1920 recobra actualidad política -un siglo después- con la interna de la coalición opositora Juntos por el Cambio. Es que allí ya se precipitan las definiciones sobre candidaturas presidenciales, donde aún varios se indigestan con la última reunión de la cúpula del PRO. En ese almuerzo en la exquisita parrilla Happening de Costanera hubo -como ya se ha contado- un duro cruce entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich por el tema de las vallas en la casa de Cristina Kirchner.

La dura tenida fue presenciada por Mauricio Macri, quien observó sin mediar, cual umpire mirando cómo pasa la pelotita de tenis, de un lado al otro de la cancha. "¡Si vos sos verdaderamente un líder, no podés ser umpire, tenés que involucrarte!", rezonga uno de los participantes del almuerzo que juega también en la novela por un candidato (o candidata) para la presidencial del año que viene. Es que casi todos en el PRO lo ven a Macri jugando a pleno: "Habla como candidato, camina como candidato y tuitea como candidato: ¿entonces qué es? Es candidato...", razona un dirigente que conoce al ex Presidente desde sus inicios políticos, cuando creó "Compromiso para el Cambio".

El juego de Macri estando activo en recorridas por el Conurbano interpela a los otros postulantes del PRO: Patricia Bullrich tiene un verdadero dilema ya que comparte electorado interno con el ex Presidente, anclados ambos en el discurso duro, o sea la fase "Halcón", En tanto, el jefe de Gobierno porteño se diferencia y apuesta a un camino intermedio, con discurso moderado y alejado de la polarización, a pesar de que las audiencias tanto en redes como en las radios y la tevé´, están muy "agrietados" y buscan referentes que confirmen su sesgo. Esta semana, en la sede gubernamental porteña de la calle Uspallata, un funcionario se quedó de una pieza cuando escuchó, en una ‘reunión privada, el razonamiento de Rodríguez Larreta: "A mí me gustaría un 'mano a mano' con Mauricio. Quiero un 'mano a mano' en la interna. Y sé que le gano", dijo HRL sin que se le moviera un pelo, si vale la expresión en este caso. ¿Contaría Larreta, para esa empresa, con el radicalismo, que ha manifestado reiteradas veces, sus diferencias con el ex presidente Macri? Continuará...

Cría cuervos

En tanto, por el lado del cristinismo, los recientes sucesos en los alrededores del departamento de Cristina Elisabet Kirchner arrojan algunas conclusiones políticas. Una de ellas, es la centralidad que Andrés Larroque tiene hoy en ese sector. Cuando sucedió la disputa con el Gobierno porteño por las vallas en la intersección de las calles Juncal y Uruguay, el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense se instaló en esa esquina y los movimientos de la militancia -como de los dirigentes que allí se aglutinaban- respondían a directivas directas del apodado "Cuervo".

Larroque es de los pocos que hablan de modo directo con Cristina Kirchner y nadie osó, en medio de ese clima de disputa con la Ciudad (así como luego del jaleo que se desató tras el atentado a la vicepresidenta), no cumplir con las órdenes del cada vez más influyente dirigente K, que obra como un delegado directo de Máximo Carlos Kirchner. "Volvió el Cuervo", decía un dirigente K al ver tan activo al dirigente que, hace poco, había quitado de su perfil de Twitter la leyenda "Secretario General de La Cámpora"...

Messi, Messi...

Por eso, el reciente viaje a Francia de un funcionario de raíz camporista desató el malhumor de muchos kirchneristas de la provincia de Buenos Aires. Santiago Carreras es un ex senador bonaerense que hoy forma parte de la compañía YPF, donde la agrupación juvenil K tiene peso. Carreras se muestra como el responsable del acuerdo publicitario de la compañía petrolera con Lionel Messi, con motivo de la participación de la Selección Argentina en el próximo mundial de Qatar. Y el hombre posteó, en los últimos días, fotos en redes sociales con Messi ¡en París! lo que causó irritación en buena parte del camporismo: "Nosotros estamos en la calle, tragando gases, tirando vallas y este está en el Arco del Triunfo", soltó un dirigente kirchnerista, ofuscado con el alto y descuidado perfil de Carreras.

A eso, se suma la observación de que el ex colaborador de José Ottavis estaría desafiando la Resolución recientemente dictada por el ministro de Economía, Sergio Tomás Massa, respecto de los gastos en el exterior para los funcionarios, en tiempos de recortes y reservas en dólares casi en extinción. Euros para la liberación...

Pablo de León

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…