Miércoles, 15 Febrero 2023 10:14

El canciller de Vladimir Putin pidió visitar la Argentina como parte de su plan para mostrar que Rusia no está aislada - Por Natasha Niebieskikwiat

Escrito por

Serguéi Lavrov quiere hacer una gira por la región que incluya Brasil, Venezuela y Cuba e hizo saber que busca venir para fines de marzo. Alberto Fernández sigue buscando una bilateral con Joe Biden. 

Inesperadamente, al menos para el gobierno nacional, el influyente canciller de Vladimir Putin mandó un mensaje a Buenos Aires: Serguéi Lavrov hizo saber que quiere venir de visita oficial al país, en el marco de una gira por la región. 

Su pretensión es la de viajar a la Argentina a fines de marzo o a principios de abril y así se lo hizo saber a la administración de Alberto Fernández. Y quiere visitar Brasil, México, Cuba y Venezuela, según supo Clarín de fuentes diplomáticas.  Los dos últimos han sido fuertes aliados de Rusia aún en tiempos de la guerra en Ucrania. Lula, entre tanto, busca ser mediador en la guerra.

En la Cancillería tomaron distancia del tema y aseguraron a Clarín no tener información alguna de la visita. Tampoco del pedido de la misma, que este diario conoció de muy altas fuentes.

Este fin de semana la cancillería rusa tuiteó las declaraciones Lavrov: "Los planes occidentales de aislar a Rusia, de rodearnos con un cordón sanitario, han fracasado", señaló el funcionario de Putin. Y luego indicó, en relación a sus múltiples viajes y conversaciones telefónicas en este último tiempo, dos de ellas con el canciller Santiago Cafiero. "Estamos reforzando las relaciones de buena vecindad con la mayoría global: los países de Eurasia, Asia-Pacífico, Medio Oriente, África y Latinoamérica", apuntó.

El pedido de visita se produjo en un momento sensible para el gobierno argentino porque, por empezar, después de la reunión de Luiz Inacio Lula da Silva con Joe Biden, el equipo de Alberto Fernández sigue intentando levantar la dos veces postergada bilateral del argentino con el presidente de los Estados Unidos. Y, además, porque el viernes 24 de febrero se cumple el año de la invasión de Putin a Ucrania.

Para Alberto Fernández el vínculo con Putin fue uno de los puntos iniciales de la desconfianza que despertó en la Casa Blanca. el Presidente viajó a Moscú el 3 de febrero de 2022, veintiún días antes de la invasión preanunciada por Biden.

Y allí ofreció a la Argentina como puerta de Rusia en América Latina. Después, se quejó de una supuesta falta de apoyo en Washington al acuerdo que se negociaba con el FMI, lo que cayó peor en Washington y así se lo hicieron sentir.

En este año de guerra hubo llamados de Putin a Alberto Fernández para felicitarlo por el triunfo del Seleccionado argentino en el último mundial de fútbol de Qatar, y de Lavrov a Cafiero, dos veces. En Rusia fueron ampliamente difundidos. En cambio, aquí lo informaron tibiamente.

Los rusos lo muestran para dar la pauta de que no están tan  aislados pese a las miles de sanciones impuestas por Estados Unidos y Europa a raíz de la invasión al territorio ucraniano. Remarcan que la relación estratégica con Argentina y Latinoamérica, que no se sumó a las sanciones, sigue intacta. Cafiero y Lavrov -uno de los hombres fuertes de la nomenclatura rusa- se reunieron en Indonesia a mitad del año pasado en el marco del G20.

La visita que quiere hacer Lavrov a la Argentina y a la región -la de Mexico es menos plausible por los vínculos viscerales que tiene el presidente Andres Lopez Obrador con Washington- es materia de comentarios inclusive entre los embajadores extranjeros. Pero aún no hay confirmación de que se haga.

También será difícil rechazarla puesto que los rusos sí son aliados de Argentina. Pondrán sobre la mesa el suministro de las vacunas Sputnik, el apoyo a la causa argentina por las Malvinas, y el impulso que le quieren dar al país para que sea miembros de los BRICS.

En los últimos días la relación con Moscú se puso de manifiesto otra vez por el caso de la ola de ciudadanos de ese país que buscan entrar a la Argentina huyendo de la guerra en Ucrania. Pero también buscando un pasaporte que les permita viajar ​por el mundo en momentos en el que el de su país está sujeto sanciones.

Entre tanto, la Casa Rosada sigue dando señales a Washington de que busca una cumbre de Alberto Fernández con Biden.

Este domingo amarraba en Puerto Madryn, Chubut uno de los patrulleros estrella de la guardia de los Estados Unidos, el USCGC Stone. Es el mismo cuya presencia rechazaron los sectores nacionalistas y anti estadounidenses en 2021 cuando estaba planeado que amarrara en Mar del Plata.

Entonces advirtieron que estaba en "peligro" la soberanía por esa visita. La presencia del Stone la había organizado igual que la de ahora la Prefectura naval, pero fue tal la polémica que la suspendió el gobierno de EEUU a último momento.

La visita de Lula a Biden y la rapidez con la que el demócrata lo invitó a la Casa Blanca desnudó, por contraste la postergación de la recepción a Fernández.

Biden lo había invitado por teléfono para el 25 de julio pasado. Lo postergó para el 26 y a poco de ocurrir, se informó que tenía COVID. Desde entonces, tanto el embajador Jorge Argüello como Cafiero intentan remontarla pero no hay novedades. Aun así, los funcionarios argentinos insisten: "no está suspendida y se hará".

Washington sigue considerando a la Argentina un aliado. Pero los emisarios de Biden siguen anteponiendo sus preocupaciones y Alberto Fernández ingresa en un año electoral. Una de esas preocupaciones se la plantearon a la oposición reiteradamente y tiene que ver con la embestida del Gobierno a Corte Suprema de Justicia.

Natasha Niebieskikwiat

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…