Jueves, 02 Junio 2016 11:24

El Gobierno presentó una megadenuncia por los gasoductos de De Vido

Escrito por

Nación Fideicomisos, que manejaba formalmente las obras, detectó severas irregularidades y sobreprecios.

El Gobierno nacional presentó una megadenuncia contra ex funcionarios kirchneristas de la Secretaría de Energía, Enargas y Nación Fideicomisos y la empresa Odebrecht por sospechas de severas irregularidades y sobreprecios en la construcción de la red gasoductos impulsada por el ex ministro Julio de Vido, durante la década kirchnerista.

Se trata del gran tema que por estas horas maneja el Gobierno de Mauricio Macri, teniendo en cuenta la magnitud de la denuncia penal y que incluso tiene repercusión internacional por la implicación de la brasileña Odebrecht, que realizó las obras. La denuncia contra la constructora brasileña fue adelantada por La Nación.

La presentación tensionó al gobierno que viene manejando un delicado equilibrio en su relación con De Vido, porque el ex ministro entregó buena parte de la obra pública a íntimos del Presidente como Angelo Calcaterra y Nicolás "Nicky" Caputo.

La ampliación del sistema de gasoductos (ampliación de la red troncal, construcción de pequeños gasoductos para zonas sin red y para centrales eléctricas, entre otras) fue lanzada en los primeros años del gobierno de Néstor Kirchner y las obras todavía no se completaron, lo que retrata la magnitud del proyecto, con obras a lo largo y ancho del país, que implican un monto que va a de los 15 mil a 20 mil millones de dólares, con obras pendientes por unos 3.000 millones de dólares.

Trabajos de ingenieros independientes contratados por el Gobierno estimaron que las obras de gasoductos tenían sobreprecios que rondaban el 100 por ciento, afirmaron a LPO fuentes oficiales al tanto de las auditorías.

Ese programa de obras era administrado formalmente por Nación Fideicomisos, una maniobra pensada por el Ministerio de Planificación Federal para eliminar trabas burocráticas y tener mayores facilidades de pago y contrataciones. De todos modos, en los hechos todo estaba a cargo de De Vido y la Secretaría de Energía.

Las irregularidades

Al asumir, Macri puso al frente de Nación Fideicomisos a Marcelo Blanco, ex jefe del Deutsche Bank en Argentina y uno de los ejecutivos del país que más conoce de mercados financieros, por lo que sorprendió que fuera destinado a ese cargo, hasta que se toma conciencia lo que administra Nación Fideicomisos, que bajo el esquema kirchnerista se convirtió en una suerte de ministerio paralelo para el manejo de los grandes negocios.

Después de casi seis meses de silenciosa gestión, ahora se conoce que Blanco estuvo dedicado a investigar este tema y preparar la megadenuncia, en base a una "auditoría holística", que intentó comprender la maraña de obras, contrataciones y normas complejas, que tejió De Vido.

Según supo LPO, Blanco recibió informes de la Auditoría General de la Nación (AGN) y de la Sindicatura General de la Nación (Sigen) que destrozaban las contrataciones para construir los gasoductos. En esos informes se habla de “contratos de obras leoninos para el Estado” y se destaca que “el fiduciario (Nación Fideicomisos) no tenía control del destino del dinero que pagaba” y “no tenía capacidad de supervisar las obras que contrataba”. Es por esto que en el Gobierno creen que todo estaba en manos de De Vido, que no permitía a Nación Fideicomisos controlar nada. 

Además de los informes de la AGN y la Sigen, Blanco ordenó varias auditorías internas, en el marco de una revisión integral de todo el programa de ampliación de gasoductos.

En una de esas auditorías, se encargó a ingenieros independientes un informe sobre las obras. La opinión de los expertos fue que había sobreprecios del 100% en las obras. Con un cálculo de entre 15 y 20 mil millones de dólares que se habrían destinado a los gasoductos, estimaron que hasta la mitad podría haber sido “inflado”.

Otro dato que surgió de esas auditorías es que durante el proceso hubo varios memos internos advirtiendo sobre las irregularidades, pero la anterior conducción de Nación Fideicomisos los desestimó. Las mayores irregularidades se habrían detectado en las obras del norte del país.

Las mayores irregularidades se habrían detectado en las obras realizadas en el norte del país. Desde la brasileña Odebrecht negaron a LPO las acusaciones.

Voceros de la constructora Odebrecht consultados por LPO negaron irregularidades en las obras denunciadas por el Gobierno de Macri. Desde la firma brasileña afirmaron que cuentan con "vasta documentación" para probar que su actuación "se enmarca dentro de un contrato conforme el marco legal vigente así como sus precios".

Con todo el material en su poder, la actual conducción del Grupo Banco Nación se presentó ante la Justicia Federal y realizó la denuncia penal, que recayó en el juzgado de María Servini de Cubría, que en 15 días los llamará para ratificar la presentación.

Lo cierto es que una de las inquietudes que tienen en Nación es cómo seguir con el proyecto de ampliación de los gasoductos, ya que todavía faltan algunas obras secundarias. La duda de las autoridades es si pueden seguir con el mismo contratista, después de haberlo denunciado. Esperan algún guiño de la jueza.

De todos modos, fuentes de la Casa Rosada dijeron a este medio que la idea es no hacer estas obras, consideradas no esenciales. Y si continúan, la idea sería cambiar al contratista. Para completar el plan, el Gobierno necesitaría entre 3 y 4 mil millones de dólares, que encima no tienen porque los amparos que están trabando el tarifazo, están desfinanciando el fideicomiso.


Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…