Sábado, 18 Junio 2016 15:12

Michetti, Massa, Gioja y Cano firmaron en Tucumán un compromiso contra la corrupción y la pobreza

Escrito por

El documento, que lleva como título "Una casa fraterna y solidaria", fue suscripto en el marco del tercer día del Congreso Eucarístico Nacional del que participan en la capital tucumana unos 100.000 peregrinos de todo el país, a cuya clausura asistirá mañana el presidente Mauricio Macri.

Convocados por la Pastoral Social, la vicepresidenta Gabriela Michetti y representantes de partidos políticos con representación parlamentaria firmaron hoy en la sala de la jura de la Independencia de la casa histórica de Tucumán un documento en la que se comprometen en la lucha contra la pobreza, la corrupción, la impunidad y el narcotráfico.

El documento, que lleva como título "Una casa fraterna y solidaria", fue suscripto esta mañana en el marco del tercer día del Congreso Eucarístico Nacional del que participan en la capital tucumana unos 100 mil peregrinos de todo el país, a cuya clausura asistirá mañana el presidente Mauricio Macri.

Además de Michetti en representación del Poder Ejecutivo, firmaron el acta Sergio Massa (Frente Renovador), José Luis Gioja (Partido Justicialista), Fernando 'Pino' Solanas (Proyecto Sur), Humberto Tumini (Libres del Sur), Laura Rodríguez Machado (PRO), Omar Duclós (GEN), Silvia Elías Pérez (UCR), Carlos Custer (Unidad Popular), Liliana Negre de Alonso (Compromiso Federal), Juan Fernando Brugge (Democracia Cristiana) y envió su adhesión Elisa Carrió (Coalición Cívica).

Los dirigentes políticos fueron recibidos en la emblemática sala de la jura por los obispos de la Pastoral Social, Jorge Lozano y Jorge Casaretto, quienes junto a otros organismos de la Iglesia -como la Acción Católica, la Comisión Nacional de Justicia y Paz, y el Departamento de Laicos- impulsaron la iniciativa, a pocos días de celebrarse el Bicentenario de la Independencia.

En el documento se graficó la firma del acta sobre "cuestiones urgentes de nuestra agenda común" como un "simple gesto de amistad social" y también como una forma de homenaje a los 33 congresistas que sesionaron en la casa histórica hace 200 años.

El compromiso firmado incluye 10 puntos: lucha contra la pobreza y la exclusión, combate contra el narcotráfico, prevención de las adicciones, impulso a la educación integral, acceso universal a la salud y al agua potable, generación de empleo digno, erradicación de la trata de personas y protección de la vida, promover el cuidado del ambiente, trabajar por la cultura del encuentro y la lucha contra la corrupción y la impunidad.

"Tenemos que ponernos la Patria al hombro. La solución a los males que aquejan a nuestro país es la política. Por eso los respetamos y los invitamos a construir una patria en justicia y solidaridad, privilegiando a los más pobres", dijo monseñor Lozano, quien convocó a los dirigentes a "vencer la globalización de la indiferencia y crecer en la solidaridad haciéndonos cargo de los que sufren".

En tanto, en todos los discursos de los dirigentes políticos estuvo presente el agradecimiento a la Iglesia por ser "garante de un ámbito donde dialogar y encontrar acuerdos" y hubo muchas referencias al papa Francisco y su constante mensaje a los políticos sobre que "la unidad es siempre superior a la idea".

Por su parte, la vicepresidenta destacó el "patriotismo de tantos hombres y mujeres desconocidos que han dado la vida por la Patria" y señaló que el Bicentenario "es una oportunidad para reflexionar sobre qué queremos hacer con nuestras vidas y qué le queremos dejar al país", ante el "afán de tantos por acumular riquezas, poder y dinero".

El documento señala que "no hay plena democracia sin inclusión e integración, y esta es una responsabilidad que abarca a toda la dirigencia nacional" y cita a Jorge Bergoglio: "Quien tiene los medios para vivir una vida digna, en lugar de preocuparse por sus privilegios, debe tratar de ayudar a los más pobres para que puedan acceder también a una condición de vida acorde con la dignidad humana, mediante el desarrollo de su potencial humano, cultural, económico y social".

A su turno, Massa agradeció a la Pastoral Social "por permitirnos redimir esta vergonzosa deuda de la democracia que es la pobreza en Argentina" y dijo que hay que aplicar políticas públicas "para pasar de verdad al hambre cero" en el país.

Gioja, en tanto, llamó a "trabajar para promover la cultura del encuentro y que la unidad nacional no sea algo retórico sino un objetivo realizable" y redondeó su discurso con una máxima peronista: "Que se haga realidad que para un argentino no haya nada mejor que otro argentino".

Por su parte, Pino Solanas sostuvo que, a 200 años de la declaración de la Independencia, "el país está fuertemente dañado" y habló de la necesidad imperiosa de que "más allá de las diferencias políticas haya acuerdos sobre política ambiental y cuidado del agua y el aire".

También participaron del acto y suscribieron el acuerdo el responsable del Plan Belgrano, José Cano; el intendente de la ciudad de Tucumán, Germán Alfaro; la diputada Graciela Camaño (Frente Renovador), y el vicegobernador de San Luis, Carlos Ponce, entre otros.


Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…