Sábado, 29 Julio 2017 21:00

Copying behaviow

Escrito por

Los adolescentes asumen como propias las conductas y actitudes de las personas que admiran, un fenómeno psicológico llamado Copying behaviow.

 

Es una forma de superar su inseguridad e incapacidad. Cuando lo hacen para evitar situaciones estresantes pueden recurrir a distintos mecanismos, como buscar información sobre su problema y copiar los mecanismos aprendidos o sencillamente, pueden negar sus problemas o no ver los conflictos como tales, minimizándolos o ignorándolos directamente.

De esta forma creen sentirse más seguros.

La vida está llena de ejemplos. Son los jóvenes que copian sus ropas, peinados, sus vestimentas y sus tatuajes de ídolos de Rock, modelos, deportistas, actores y hasta políticos… Les dan sentido a sus vidas y lo reafirman en cuestiones de autoestima.

Esto es normal y diría que hasta saludable en adolescentes, (recordemos que hoy la adolescencia llega hasta los 30 o más). Ellos están siguiendo un ejemplo y lo aprovechan para acumular experiencia. En un adulto denota inseguridad que puede lindar con lo patológico.

Los políticos, suelen recurrir frecuentemente al Copying behaviow. Se rodean de especialistas que como tienen más memoria o leen más historia, y de esta forma los pueden asesorar. Otras veces, copian directamente. Hace pocas semanas atrás vimos como la Sra. Melania Trump recitaba textualmente un discurso de la Sra. Obama, su predecesora como primera dama, y ni se tomó la molestia de cambiarle una coma.

El presidente Macri a veces recurrió a imitar conductas de Obama. La foto de la familia presidencial practicando horticultura en la quinta de Olivos es copia de una foto previa realizada por la familia Obama.

Durán Barba suele aconsejar la copia de actitudes de la actividad política de los Obama, evidentemente exitosas, al haber logrado ser la primera persona de color en acceder a la presidencia de un país donde hace 40 años les estaba vedado usar el mismo transporte o el baño a gente por diferencias raciales. Lo que no podemos saber es si las tácticas comunicacionales en los EE.UU. o en Ecuador son válidas en una Argentina con 33 % de pobres.

Nuestra ex presidenta, acorralada por la justicia y los distintos grupos políticos, arremetió contra todo el mundo para lograr zafar y recurrió al Copying behaviow.

En primer lugar, se valió de un discípulo de Jaime Durán Barba para que dirigiese su campaña, un señor también ecuatoriano (Vinicio Alvarado) quien le está haciendo cambiar el tono de su discurso, rompiendo la tradición peronista. Todo se parece, menos los globos amarillos, porque no saben qué color elegir (¿Negros?).

La provincia de Buenos Aires fue gobernada desde hace 30 años por rudos dirigentes peronistas. A fin de continuar esta tradición, Cristina premió por su obsecuencia a un leal (y vicioso) adlátere que agachó el cerviz para cumplir con los designios de la mujer del látigo, a punto tal de crear  frases que pasaron a la posteridad para justificar lo injustificable, como la famosa “sensación de inseguridad”.

Para confirmar su condición de conductor viril, lucía mostachos de charro mexicano y no dejaba pasar la oportunidad para aseverar que el gobierno kirchnerista del que había sido parte esencial, dejaba un país con un índice de pobrezas menor al de Alemania.

Sin embargo y a pesar de todos los cálculos, el lobo feroz terminó devorado por Caperucita.

El Pancho Villa del cono urbano fue derrotado en forma apabullante por una jovencita de aspecto cándido y casi inocente, hasta desconocida por integrante del PRO, una colaboradora de Macri de la primera hora, que además demostró no amilanarse con la estructura mafiosa de la provincia de Buenos Aires, habiendo despedido, suspendido o juzgado hasta el momento a casi 4.500 efectivos de la bonaerense. Evidentemente de Heidi tiene poco…

Para Cristina era seguro que “Heidi” algo tenía que los habitantes de la provincia de Buenos Aires no querían de la Morsa y la ex presidenta acorralada por causas que en cualquier otro país, (ya no del primer mundo, sino de América latina) le hubiese llevado a residir entre rejas, busca una forma de zafar y cual insegura adolescente, copia el estilo de la gobernadora, pero sin estructuras peronistas ni actitudes de la mujer maravilla, sin monólogos extensos que terminan hablando de ¡cómo frenar la corrupción! ¿Qué nos puede dar esta mujer más que sinsabores, problemas, falacias y más confusión?

Esta actitud llega a actuaciones hipócritas. Días atrás, después de haber despotricado contra el campo y destruido la actividad lechera (con precios viles y recurriendo a amenazas no tan veladas a la industria) se calzó las botas de goma y fue a visitar un tambo (obviamente de un correligionario del que no queda bien claro cómo llegó a ser dueño del tambo).

Obviamente, no pudo con su genio y dio consejos de cómo manejar la producción láctea, siguiendo esa costumbre de pontificar sobre todo aunque no tenga la más remota idea del tema (sigo con la sospecha que no es abogada). Vale recordar que la producción láctea en Argentina aumentó el 0 % en los últimos 15 años, mientras Brasil y Uruguay aumentaron el 70 %.

Para colmo tiene el tupé de decir que le “da lástima que dejen obras inconclusas” refiriéndose a hospitales en construcción de los que su gobierno se ocupó de gastar hasta el último mango. Faltaba que sembrara un “yuyo” y predique como promover el crecimiento de la soja.

Esta mujer es una mentirosa serial, una fabuladora, una repetidora del argumento que le conviene, no le importa contradecirse, total ha gobernado para un país de zombies desmemoriados y ¡corremos el riesgo de que lo vuelva a hacer!

Quizás la ex presidenta sea exitosa con su nuevo Copying behaviow (antes era Evita, ahora Vidal. Antes eran los “gordos” ahora son los troskos).

Quizás la ex presidenta una vez más demuestre que al pueblo argentino no le molesta que le roben y le mientan, y despilfarren sus impuestos, mientras ellos sigan adelante “pichuleando” un futuro cada vez más funesto, aunque algunos de sus seguidores se lamenten… porque ahora “tenemos que trabajar”.

Quizás la ex presidenta abandone su ropaje vistoso, sus anillos de Simonetta Orsini, o las cuentas que no le cierran de su contador (¿Algunos de estos dos será flojo de boca y cantará lo que saben o están aterrorizados por lo que les puede pasar a ellos a o a sus familias?). Una vez más una mano negra conduce los hilos de la historia.

Quizás la ex presidenta zafe de ser condenada por la anorquidia  de algunos funcionarios y la lentitud exasperante de varios jueces y fiscales. Y no hablemos del Congreso después de la lamentable situación que se vivió esta semana.

Quizás Cristina hasta salga sin maquillaje para parecerse a Vidal (That is too much) pero en algo jamás la podrá igualar, porque Cristina es una chorra serial que se patinó en 5 años 93.000 millones de pesos para mantener su juego de ilusiones y que repartió en los 3 últimos años de su gobierno 82.000 millones de los cuales las 2/3 partes fueron a parar a la parte más rica de la población. (Redistribución de la riqueza, ¡minga!… esta si gobernó para los ricos que la secundaron, entre ellos el caradura de De Vido, que terminó zafando, apoyado por algunos bandidos que subsisten en una cueva llamada Congreso).

Como si fuese poco ahora, debemos pagar 320 millones de dólares por Aerolíneas Argentinas (que no nos iba a salir ni un mango), acto en el que participó el sin vergüenza de Massa, este vendido y panqueque nos quiere decir cómo administrar un país. Y… son peronistas. ¿Podíamos esperar otra cosa?

¿Cómo explicar que las autopistas que se construyeron a 2 millones por Km. en el gobierno K, hoy salen 1.300.000? Silencio en la sala. Randazzo no se dio cuenta ni se enteró qué pasaba, y Abal Medina seguía viviendo en su nube tóxica.

Cristina Kirchner es una mentirosa que desde hace tiempo debería estar en prisión, pero por una falta de coraje cívico. (¿Qué más se necesita para demostrar la asociación ilícita y el entorpecimiento de la justicia?), la tendremos predicando en el Senado por mucho tiempo, porque si no pudieron lograr el desafuero de De Vido ¿quién se le atreverá a la bruja?, pero esta vez no será disfrazada de Heidi sino mostrándose como Frankenstein, un monstruo reconstruido con despojos de criminales.    

 

Omar López Mato
Médico y escritor   
Su último libro es FIERITA - Una historia de la marginalidad  
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 
www.facebook.com/olmoediciones 
Gentileza de www.olmoediciones.com para 

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…