Daniel Bilotta

Axel Kicillof mantiene en estado de crispación al peronismo bonaerense. Los intendentes del conurbano se sienten excluidos del ciclo de cierta bonanza económica que goza la provincia. Los recursos que dependen de la recaudación propia y representan la mitad de sus ingresos experimentaron en el primer trimestre una mejora real de 10 puntos, éxito que tendría al gobernador como beneficiario exclusivo gracias al ministro de Economía, Pablo López, encargado de ejecutar la política de goteo de fondos que esteriliza las posiciones que los jefes comunales ganaron en el gobierno bonaerense. 

Sergio Massa tuvo esta semana la noticia que esperaba desde que asumió en el Ministerio de Economía. El milagro prometido comenzaría a insinuarse con la recuperación de su imagen en la opinión pública. En dos sondeos del gobierno porteño, aparece como el dirigente más valorado del Frente de Todos. Solo lo superan Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y Javier Milei. Tres opositores. Un aparente cambio de expectativa en el gobierno que Juntos relativiza. No bastaría para modificar el escenario electoral que prevé favorable. 

Mauricio Macri habría logrado superar el escollo que hallaba en los sondeos. La inelasticidad de su figura le impedía perforar el techo de los 40 puntos de aceptación. Una de las firmas que trabaja para la oposición registró un cambio de tendencia favorable al expresidente esta semana. Federico Aurelio, de Aresco, lo observa en una posición estable desde abril en torno a ese valor que, sin embargo, lo coloca como un candidato competitivo dentro y fuera de Juntos. 

Ni el detalle de las imágenes difundidas sobre el atentado a Cristina Fernández de Kirchner bastaría para persuadir a la opinión pública de la veracidad de ese acontecimiento.

Horacio Rodríguez Larreta desperdició la oportunidad de revalidar su estrategia de campaña: proyectar desde la ciudad la figura de un dirigente con dimensión nacional. La oportunidad que se le presentó el fin de semana resultó inmejorable. Tenía enfrente a Cristina Fernández, la principal líder del Frente de Todos. Reducir el traspié del jefe de gobierno porteño a la controversia por las vallas en el domicilio de la vicepresidente supone omitir el desafío al principio de autoridad política implícito en el incidente. 

A Cristina le resulta inadmisible que la Justicia avance en este gobierno con causas contra dirigentes oficialistas como no lo había hecho en el anterior. En su lógica, una anomalía. Pero poco novedosa. Por eso es difícil imaginar que el pedido de condena de los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola la haya sorprendido. Hace meses que allegados a la vicepresidenta recorren en silencio el país, y en particular el conurbano bonaerense, preparando el terreno para alertar sobre los efectos de esa decisión. 

Elisa Carrió le ordenó a la Coalición Cívica reflotar en el Congreso el proyecto de ley de Ética Pública presentado por el gobierno de Mauricio Macri en marzo de 2019. Una forma de admitir el vacío legal del régimen actual que regula la incompatibilidad de actividades con la función pública. Lo que reduce a un planteo moral la crítica a ese comportamiento que campea detrás del vínculo entre dirigentes de Juntos y Sergio Massa con el que volvió a insistir la semana pasada, y que derivó en que algunos de los aludidos amenacen con iniciar acciones legales. 

Sergio Massa depende de hacerse fuerte en un gobierno débil para alcanzar la meta que se propuso, ser el único e indiscutido candidato presidencial del Frente de Todos, pese a que sus actores más relevantes desconfían de él por tres antecedentes traumáticos. El triunfo electoral del Frente Renovador en 2013, tras romper con el Frente para la Victoria; su candidatura presidencial en 2015, que contribuyó a la derrota de Daniel Scioli, y la alianza con Cambiemos a través de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires. 

Sin la aparente complicidad de tres funcionarios públicos, la banda detenida por extorsión a supermercados chinos en el conurbano sería un hecho policial sin otro relieve que los rasgos en común de su líder y tres secuaces: nacionalidad china y dueños de comercios en ese ramo. Aunque hay otro que es sorprendente. El supuesto cabecilla es el titular de la Cámara de Comercio china en Almirante Brown. Para entenderlo: quien debía defender el interés de su comunidad es sindicado como el ideólogo de vulnerarlo. 

Cristina Kirchner pretende transformar la incertidumbre de su futuro electoral en el argumento político más potente para defenderse en las causas judiciales donde es investigada. Una variante del lawfare que esbozó en Twitter con la supuesta proscripción a su eventual candidatura presidencial que tramaría la Corte fallando en su contra. A esa teoría adhieren por necesidad propia dirigentes de su círculo, como Mario Secco. El Tribunal Oral Criminal (TOC) N° 2 de La Plata fijará fecha en agosto para el juicio oral y público del intendente de Ensenada. 

La presencia de Alberto Fernández en Berazategui esta semana tiene un alto valor simbólico. Dedicó la primera actividad oficial posterior a la del Día de la Independencia a visitar el conurbano, la única región del país donde se invertiría el escenario electoral proyectado por la consultora Aresco en todo el país para las PASO 2023. Con una victoria de Juntos sobre el Frente de Todos por siete puntos. El Gran Buenos Aires le permitiría al oficialismo emparejar la ventaja que la oposición tendría en el resto de la provincia y aspirar a retener ese gobierno. 

Daniel Scioli agitó esta semana un fantasma muy temido en la oposición: ser asociada al oficialismo si los hilos de la supuesta trama que vincularía a segmentos de Juntos con el Frente de Todos quedan expuestos a la luz pública. Una posibilidad opacada parcialmente por la corrida cambiaria que dejó en un segundo plano la decisión del juez de Garantías N°6 de La Plata, Jorge Grispo de anular la elevación a juicio de la causa donde el exgobernador y una decena de sus funcionarios son acusados de negociaciones incompatibles con la función pública. 

Aldo Cantone podría ser sentenciado a seis meses de prisión en suspenso. La pena mínima del Código Penal al delito de usurpación para el que prevé hasta tres años de reclusión. Las condenas inferiores o iguales a esa carga temporal no tienen cumplimiento efectivo. Son excarcelables. Cantone ocupó ilegalmente una vivienda en pleno centro de Pinamar en abril de 2020. Esa intrusión en el momento más duro del aislamiento obligatorio dispuesto por la cuarentena fue descubierta por el secretario de Seguridad, Lucas Ventoso, gracias al aviso de un vecino. 

Si las elecciones de 2023 fuesen ahora, el Frente de Todos vencería a Juntos por tres puntos en la provincia de Buenos Aires. Casi la misma ventaja que la oposición obtuvo sobre el oficialismo en las PASO de 2021, pero que se redujo a menos de uno en los comicios generales. Confirmado por tres encuestadoras líderes, este dato es el que está ordenando las decisiones que debaten en esas dos coaliciones para tomar posición en el conurbano, territorio que concentra casi al 40 por ciento de los electores. 

Marco Lavagna le daría al kirchnerismo una noticia peor que el índice de precios al consumidor en mayo. El censo poblacional del Indec demostraría que La Matanza no tiene 2,4 millones de habitantes como volvió a repetir en marzo su intendente, Fernando Espinoza, al habilitar las sesiones ordinarias en el Concejo Deliberante.

Axel Kicillof introdujo un elemento novedoso en la relación oscilante que mantiene con Juntos. Dar publicidad a la agenda que negocia con Martín Insaurralde en la Legislatura bonaerense y no repetir la traumática experiencia que atravesó para que Federico Thea sea designado en el Tribunal de Cuentas.

Macri rescata la gestión de Vidal en la provincia de Buenos Aires, donde el estrés de Juntos por la candidatura presidencial desnuda situaciones desesperadas 

Al menos 11 de los 16 gobernadores peronistas que proponen ampliar el número de miembros en la Corte Suprema prevén adelantar las elecciones en sus provincias para que no coincidan con los comicios presidenciales. La intención que insinúan es mucho más sofisticada que el enunciado de esa reforma.

Alberto Fernández refleja en la diplomacia los rasgos principales de la política doméstica. A excepción de la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, el Presidente viajó a España y Francia con los funcionarios de su gobierno en los que deposita mayor confianza. Liderada por el canciller Santiago Cafiero, esa comitiva fue integrada por el secretario General, Julio Vitobello, el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, la secretaría de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca y la vocera presidencial Gabriela Cerrutti. 

A Mauricio Macri le preocupa el desperfilamiento del Pro en la provincia de Buenos Aires y especialmente en el conurbano. La caracterización del expresidente con el rol de los dirigentes de ese partido es bastante indulgente. Otros miembros de su entorno rotulan la situación con mayor crudeza.

Cristina Fernández de Kirchner necesita que Alberto Fernández sea su principal opositor. Una función que el Presidente se resiste a cumplir.  

La urgencia por bloquear el funcionamiento del Consejo de la Magistratura obligó a Cristina Fernández de Kirchner a sabotear el intento de colocar a Mauricio Macri en el centro de la escena política que Axel Kicillof había insinuado un día antes. “Macri los cagó” dijo en un Congreso organizado por la UOM en Mar del Plata.

Axel Kicillof le adelantó a los gobernadores del PJ las críticas de esta semana al gobierno nacional en la reunión que mantuvieron el 30 de marzo en el Consejo Federal de Inversiones (CFI). Ámbito inapropiado para la catarsis, por la desconfianza mutua que reina entre los asistentes. No acostumbran a revelar eventuales pasos futuros por temor a que sean aprovechados por otro para congraciarse con el Poder Ejecutivo, único facultado a distribuir los preciados fondos coparticipables y de otros programas con los que se puede establecer premios y castigos. 

Alberto Fernández tiene un problema mayor que Cristina Fernández de Kirchner para ser reelegido. Su continuidad como fórmula para superar las severas dificultades de gestión que atraviesa el Gobierno no despierta el entusiasmo suficiente entre quienes podrían ser potenciales aliados de ese proyecto, disimulado con el pacto de gobernabilidad que intenta alcanzar con la UIA y la CGT.

Sergio Berni y Martín Guzmán son los sujetos tácitos del documento con el que los intendentes del PJ en el conurbano advirtieron la necesidad de hallar una salida al conflicto que mantienen Cristina Fernández de Kirchner y Alberto Fernández sobre dos temas críticos. Una salida a la situación económica que les permita retener el poder y la definición de los candidatos a presidente y a gobernador en condiciones de garantizar lo que por ahora parece difícil. Recrear la expectativa electoral con el Frente de Todos. 

Sergio Massa tiene su mejor momento en el oficialismo cuando Cristina Fernández de Kirchner y Alberto Fernández atraviesan el peor de su relación. Ahondada con la renuncia de Máximo Kirchner a la presidencia del bloque del Frente de Todos (FDT), esa crisis lo coloca en una situación de cierto privilegio, pero no libra de complicaciones a su plan original: ser el candidato natural a suceder al presidente.

La Corte bonaerense ultima detalles para exceptuar a Gustavo Menéndez de cumplir con la inhabilitación perpetua a ejercer cargos públicos y dos años y seis meses de prisión en suspenso que le impuso en 2018 la Justicia correccional de Mar del Plata por defraudación al Estado. Una condena dictada 11 años después de iniciarle una causa para investigarlo por ese delito que la Cámara de Garantías de Bahía Blanca ratificó hace 10 meses. 

Alberto Fernández conformó a la delegación de la CGT que siguió en el Congreso su discurso ante la Asamblea Legislativa: el acuerdo con el FMI no implica una reforma laboral. Para los sindicalistas, el alto grado de informalidad y trabajo en negro que impera en el mercado del empleo surte el mismo efecto.

A Horacio Rodríguez Larreta lo obsesiona llegar a la presidencia con una narrativa particularmente propia. Un equipo multidisciplinario que reúne desde psicólogos a historiadores trabaja a las órdenes del gobierno porteño para satisfacer esa demanda.

A Juntos y el Frente de Todos les preocupa quebrar la paridad del resultado electoral en la provincia de Buenos Aires. Diego Santilli le ganó a Victoria Tolosa Paz por algo más de 100 mil votos. Un desasosiego comprensible. El predominio en la jurisdicción que concentra el 37 por ciento del total de votos marca una tendencia determinante en los comicios presidenciales. Lo que hace de 2022 el año preparatorio para promover un desenlace favorable en 2023. Aunque bajo un condicionante que reaparece con cada crisis: la apatía política. 

Damián Selci es intendente interino de Hurlingham, Sustituye a Juan Zabaleta, que pidió licencia hace seis meses para asumir como ministro de Desarrollo Social de Alberto Fernández. Selci ocupó el primer lugar de la lista con la que Zabaleta fue reelecto en 2019 gracias a Martín Rodríguez, su mentor, que ese año dejó de presidir el Concejo Deliberante en ese municipio y pasó a ser el segundo de Luana Volnovich en el PAMI. 

Cristina Kirchner excluye a la Justicia bonaerense de sus críticas al Poder Judicial, que sus incondicionales sintetizaron en la consigna utilizada para convocar a la marcha contra la Corte Suprema: la necesidad de sustituirla por otra. Esa omisión es llamativa.

El oficialismo defiende al sindicalista para reforzar la teoría del lawfare contra Cristina Fernández en causas en las que se investigan sobreprecios en obras públicas; Camioneros, un aliado conveniente 

Martín Insaurralde impuso al oficialismo y a la oposición la estrategia que ideó para garantizar la supervivencia de los intendentes del PJ después de la derrota que el Frente de Todos sufrió en las PASO en todas las secciones electorales de la provincia de Buenos Aires, a excepción de la Tercera. Abarca a los 19 municipios de las zonas sur y este del conurbano. La Matanza, Lomas de Zamora, Quilmes y Almirante Brown son los más relevantes por el número de electores que concentran: dos tercios de los 4,5 millones en esa región. 

Alberto Fernández y Axel Kicillof necesitan evitar que se dispersen las adhesiones a sus gobiernos. Es la intención que expresaron con el anuncio de sus reelecciones. Una reacción bastante lógica después de la derrota en los comicios de medio término.

Axel Kicillof confirmó la semana pasada su incorporación formal a la estrategia con la que el oficialismo prevé retener el poder en 2023. El gobernador anunció que irá por su reelección. Algunos funcionarios se preguntan si Fernández aguardará la evolución de esa experiencia antes de decidirse a imitarlo. Si finalmente lo hace, incumpliría la promesa que hizo pública el 17 de noviembre en el acto de Plaza de Mayo. Resolver la totalidad de los cargos electivos en el Frente de Todos a través de una PASO. 

Ariel Sujarchuk representa la conurbanización definitiva del Estado en la administración kirchnerista. Alberto Fernández lo designó al frente del Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable que creó por decreto para fiscalizar el tránsito marítimo del río Paraná: el 80 por ciento de las exportaciones agroindustriales y el 90 por ciento del tráfico de contenedores con el Paraguay.

Martín Insaurralde tuvo una experiencia cercana a la que más trastorna a Cristina Fernández de Kirchner en su relación con Alberto Fernández: la aparente incontinencia del Presidente para filtrar contenidos de diálogos reservados a la prensa sin aviso previo a sus interlocutores. Al jefe de Gabinete bonaerense lo sorprendió que un portal de noticias reprodujera en forma casi literal la conversación que mantuvo con Fernández a solas en su despacho de la Casa Rosada el 15 de noviembre alrededor de las 16. 

Martín Insaurralde está ejerciendo una influencia decisiva en el cambio que Axel Kicillof experimenta en su gestión. La reunión de anteayer con los intendentes del Frente de Todos en La Plata es una muestra de esa significativa mutación en tránsito estimulada por el jefe del Gabinete. La exposición previa al almuerzo provocó el temor de una regresión del gobernador a las extensas memorias de su administración. El hábito con el que los incordió estos dos años. Un espejismo. 

Alberto Fernández parece darle crédito al riesgo inminente sobre el que advirtió Francisco “Paco” Durañona horas antes del acto en Plaza de Mayo. El exintendente de San Antonio de Areco denunció la conurbanización del peronismo. Un fenómeno que limitaría su representación exclusivamente a una zona de 7 mil kilómetros cuadrados.

Axel Kicillof intentó descargar en Julio Conte Grand la excarcelación de detenidos puesta en práctica por su gobierno. La conmoción en el oficialismo por el asesinato del kiosquero Roberto Sabo en Ramos Mejía a pocos días de las elecciones vuelve hasta cierto punto comprensible la torpeza que le hizo cometer a Jessica Rey, ministra de Comunicación y su vocera personal.

La relación de la UCR con PRO en Juntos está signada por un nuevo clima político, gestado a partir del resultado en las PASO de la provincia de Buenos Aires. Facundo Manes es sindicado como el responsable del estado de efervescencia que atraviesa el radicalismo. Es un llamativo efecto paradójico. Manes fue derrotado en las primarias por Diego Santilli. Sin embargo, desde entonces es creciente el nivel de demanda planteada a Pro por sus socios electorales.

Sergio Massa planteó la necesidad de instaurar “una conducta prusiana” en el Frente de Todos para poder unificar el mensaje de campaña. Dirigido a intendentes del conurbano y ministros convocados por Alberto Fernández en la residencia de Olivos, el pedido del presidente de la Cámara de Diputados tiene una dimensión dramática. Fue efectuado por quien más cuestionó en el pasado el verticalismo impuesto por Cristina Fernández de Kirchner.

Alberto Samá inició los trámites para acogerse a fin de año a la jubilación como empleado jerárquico del Correo Argentino, la empresa de servicios postales a la que ingresó en 1983 y donde desarrolló una carrera administrativa que abarcó 48 años de servicios. En el último tramo se desempeñó al frente de la Gerencia de Logística Electoral. Entre otras responsabilidades, esa área cumple con una muy sensible. Distribuye las casi 20 mil urnas utilizadas para los comicios en el conurbano bonaerense.

El procesamiento de Claudio Scapolán es la primera repercusión del resultado de las PASO en la Justicia. Una medida que Sandra Arroyo Salgado pudo dictar recién el 1° de octubre, nueve meses después de que el fiscal bonaerense declaró en la causa donde lo acusa de liderar una asociación ilícita vinculada al narcotráfico. Scapolán consiguió demorar ese trámite casi un año y medio gracias a una aparente red que lo haría gozar de protección judicial y política. El fallo de la jueza federal de San Isidro sobresale por este antecedente.

Alberto Fernández y Axel Kicillof son señalados como los responsables de la derrota del Frente de Todos (FDT). En el oficialismo se coincide en acusar al Presidente y el gobernador de no haber hecho funcionar el aparato político y electoral del PJ. Un consenso bastante unánime construido sobre un argumento engañoso. Presentar como victimarios a las víctimas.

Juan Manzur y Martín Insaurralde necesitan conseguir que el Frente de Todos mejore el 14 de noviembre el desempeño que tuvo en las PASO. Un requisito indispensable para poder construir en los próximos dos años sus candidaturas a presidente y gobernador bonaerense, respectivamente, con el aparente aval de Cristina Fernández y de su hijo Máximo. El único estímulo real para aceptar la responsabilidad de gobierno que les ofrecieron asumir hace diez días con la prioridad de cumplir con esa compleja tarea.

Juan Manzur es una rectificación al proyecto original del Frente de Todos ideado por Cristina Fernández de Kirchner. Un recambio generacional de dirigentes para moldear un peronismo adecuado a las demandas de la sociedad en el siglo XXI. La derrota en las PASO puso en crisis ese modelo y el protagonismo que les reservaba a Axel Kicillof y a su hijo Máximo al frente de La Cámpora. El gobernador de Tucumán fue designado jefe de Gabinete cuando todo el arco antikirchnerista contenido en el oficialismo y reacio a esa iniciativa preparaba una demostración de fuerza en esa provincia.

La estrategia del sector más duro del kirchnerismo para preservar a Cristina Fernández de Kirchner de otra derrota que ponga en duda su condición de líder del Frente de Todos podría terminar de profundizar la crisis que abrió en esa creencia el resultado de las PASO en todo el país. Pero particularmente en la provincia de Buenos Aires. El bastión electoral de la vicepresidenta, gracias a su preeminencia en el conurbano. El oficialismo se impuso ajustadamente en las zonas Sur y Este de esa región, comprendida en la Tercera Sección.

La Corte prevé elegir nuevo presidente la última semana de este mes. Una decisión adoptada antes que la pandemia forzara al gobierno a trasladar las PASO del 8 de agosto al 12 de septiembre. La idea de mantenerla es demostrar su impermeabilidad a cualquier evento externo. Pero también a la injerencia del sistema político en sus resoluciones. Por eso la mayoría tilda de “la impotencia de los falsos influyentes” al proyecto de ley que intenta facultar al Congreso para hacerlo. Es lo que trasciende por un ácido rumor que circula en Tribunales.

Página 1 de 3

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…