Hablemos de Historia


La reina de Tolosa no merece el diluvio propuesto por su colega Luis XIV, lo de ella es, qué duda cabe, menos elegante, chabacano y perverso.

Estamos en vísperas de destrucción (We are on the eve of destruction), cantaba Bob Dylan allá por los sesenta cuando la amenaza de una guerra nuclear impregnada los helados vientos de la Guerra Fría.

En un nuevo aniversario de la muerte del general don Miguel de Güemes, y haciendo referencia a su imagen propuesta para los nuevos billetes de 200 pesos, viene al caso aclarar que el general jamás fue retratado en vida. A continuación, haremos un breve relato de la historia de su iconografía.

Ricardo Gamero sabía que quería ser ventrílocuo. Su padre le decía que se iba a morir de hambre con ese oficio, pero Ricardo insistió y a temprana edad se fue de su casa, trabajó en un circo y con los años se convirtió en un ventrílocuo de prestigio internacional.

Fue en la Guerra fría, cuando ya se había alzado la Cortina de Hierro.

 

Partamos de una base, Vladímir Putin no es tonto ni un improvisado. Un hombre que asciende de la forma que él lo ha hecho desde los más sórdidos rincones de la KGB, sorteando la crisis más colosal de la nación más grande del mundo, dentro de un esquema soviético donde la vida valía poco o nada, no puede ser un idiota.

 

Como si nuestro primer magistrado no tuviese mejor cosa que hacer, días atrás entretuvo a una multitud mostrando sus habilidades al arco, que resultaron ser tan escasas como su capacidad administrativa.

 

“Que distinto lo que somos a lo que pudimos ser”, dice uno de los personajes de Carlos Fuentes en Las buenas conciencias, una novela donde el autor expone los vicios de la sociedad mexicana que bien podrían ser la nuestra. En ella, todos son víctimas y cómplices, aunque les cuesta reconocer la culpa propia, como nos pasa a nosotros.

 

¿Vamos hacia otra cesación de pagos récord, como la de 2001?

 

Cuando Sergio, el Profesor de la serie La casa de papel, explica a sus discípulos que van a atracar al Banco de España, las consecuencias nefastas que tendrían sobre la economía la noticia del robo del oro de la reserva nacional, hace mención del descalabro financiero que sufriría la nación. Además de la caída de la Bolsa, el riesgo país después de perder todas sus reservas "subiría a 800 puntos y España no tendría respaldo crediticio internacional. Entonces deberán negociar".

Página 1 de 19

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…