Miércoles, 30 Junio 2021 11:15

Economía y consumo: lo que revelan las encuestas más allá del relato - Por Daniel Fernández Canedo

Escrito por

El Gobierno intentará que los salarios le ganen a la inflación para revertir el pesimismo. ¿Qué hará con el ingreso de la gente un Estado que ya realiza 22.137.000 de transferencias por mes?

Hay un discurso unificado del Gobierno en materia económica con la mirada puesta en los próximos cinco meses: los aumentos salariales deben superar a la inflación.

Con una suba del costo de vida proyectado en 45% para este 2021, el resultado de la carrera es incierto y el desarrollo apunta a ser vertiginoso si el Gobierno pretende que sea categórico.

Un repaso por los apartados sobre la situación del bolsillo de la población en algunas de las encuestas políticas a mediados de año explica claramente el porqué de la preocupación del kirchnerismo sobre la necesidad de mejorar el poder de compra de los sectores medios y bajos.

Un sondeo de fin de junio de la consultora Circuitos mostró que el 55,7% de los consultados considera que la situación actual del país es "mala o muy mala" y el 52,8% opina "su” situación económica podrá "empeorar" o "empeorar mucho" en los próximos meses.

Otro sobre el ánimo social, en este caso de Acierto Consultora, arrojó que se mantiene en el plano negativo pero que el "pesimismo" disminuyó con relación a un mes atrás aun cuando "para el 76,7% de los encuestados la situación actual del país es negativa".

Respecto del futuro, clave para imaginar las expectativas, el 62,9% de los consultados dijo que la situación será "igual o peor" dentro de un año.

La consultora Synopsis preguntó sobre si la preocupación de la gente está más concentrada en la pandemia o en la situación económica.

Una conclusión es que en junio del año pasado el 48,2% de los consultados dijo estar más preocupado por la situación económica mientras que 47,5% lo estaba por el coronavirus.

Ahora al 65,8% lo preocupa "su" situación económica, mientras que el 32,2% dijo que lo desvela la pandemia.

En un relevamiento de este mes del estudio Proyección en la Provincia de Buenos Aires, el 40% dice que en lo personal está peor que hace un año y muestra una situación de empate (24,5%/25,3%) en la situación de su familia acerca de si  mejoró o empeoró en 2021.

La tabla de posiciones sobre los principales problemas, aunque con variantes, muestra como principal preocupación y con bastante distancia a la inflación y la suba de los precios de los alimentos, seguido del temor por perder el empleo o el desempleo y, a veces arriba y a veces abajo, la pandemia y la corrupción.

La preocupación sobre la trepada de los precios en la primera parte del año domina a las familias que tienen muestras claras de la mala situación económica y que no esperan una mejora sensible en los próximos meses.

Con este marco se entiende por qué al unísono, el ministro de Economía, Martín Guzmán, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, y el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, están impulsando que las revisiones salariales de paritarias dejen aumentos de 40/45% dejando atrás el 29% propuesto inicialmente por Guzmán.

El puntapié inicial lo había dado la vicepresidenta Cristina Kirchner y el jefe de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, al firmar un 40% de suba para los empleados del Poder Legislativo y lo coronó Hugo Moyano con el 45% de aumento en la paritaria de los Camioneros.

Una variable a seguir de ahora hasta las elecciones será la evolución de los ingresos de los empleados públicos, de los jubilados (quedaron rezagados por la fórmula de actualización que aplica el Gobierno) y de los beneficiarios de planes sociales.

La consultora EcoGo, de Marina Dal Poggetto, publicó un informe detallado sobre "Los beneficiarios y/o trabajadores con algún ingreso ordinario por parte del Estado" de 2021 y los datos son llamativos.

Uno destacado es que en la actualidad el estado realiza 22.137.000 de transferencias mensuales de dinero, de las cuales 9.126.000 se destinan a jubilaciones y pensiones; 9.520.000 a planes sociales (4.100.000 son beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo) y 3.491.000 para empleados públicos de la Nación, las provincias y los municipios.

Si la carrera salarios-inflación será difícil de afrontar para el sector privado que enfrenta niveles desiguales de recuperación en el último año, también lo será para el Estado. Aun cuando esté tomada la decisión política de que los ingresos de la gente superen el avance del costo de vida.

Para una ciencia de la escasez como es la economía, la voluntad y el deseo son componentes que muchas veces resultan insuficientes para alcanzar los objetivos.

Mientras tanto, el mercado cambiario demuestra movimiento después de la descalificación financiera de la Argentina por parte de MSCI de los EE.UU. de la semana pasada.

El monto operado en el circuito "blanco" del dólar libre conocido como "contado con liquidación" (se compran bonos AL30 con pesos y se los vende en el exterior para obtener billetes pagando $165,70 por dólar), se multiplicó por cuatro en los últimos días.

El monto diario operado la semana pasada giraba en torno de los US$4 millones y saltó a US$16/17 millones en pocos días, poniendo al Banco Central en alerta y ante la posibilidad de tener que intervenir en forma más agresiva para calmar las aguas.

El mercado sigue apostando a que el Banco Central mantendrá a raya al dólar oficial hasta las elecciones, pero el CCL muestra intranquilidad aún cuando el "blue" haya cedido hasta los $170 en los últimos dias. 

Daniel Fernández Canedo

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…