Domingo, 03 Octubre 2021 08:52

Dólar, devaluación y acuerdo con el FMI, ahora todo entra en duda – Por Daniel Fernández Canedo

Escrito por

El mercado sigue de cerca la venta de dólares y el nivel de reservas del Banco Central. También, la situación del ministro de Martín Guzmán.

Hay dos certezas que dicen tener los operadores del mercado financiero.

Una de ellas es que el Banco Central tiene los dólares suficientes en las reservas para llegar hasta fin de año manteniendo el cepo y la política cambiaria actual de hacer crecer el dólar oficial por debajo de la inflación.

La otra certeza es que Martín Guzmán tiene toda la intención de permanecer en su puesto de ministro de Economía aún después de las elecciones legislativas del 14 de noviembre. De ahí en más se abre un amplio mar de dudas.

La expectativa de los mercados es que con cerca de US$ 4.500 millones de reservas netas, el Central podrá seguir con su estrategia de aumentar el dólar a un ritmo que es un tercio de la inflación hasta fin de año.

Pero reconocen que el panorama será bien distinto si a fin de año las reservas netas son US$ 3.000 millones (es el cálculo más moderado) o si llegan a estar por debajo de los US$ 2.000 millones.

La diferencia entre un resultado y otro dependerá de la cantidad de "platita en el bolsillo" que el Gobierno esté dispuesto a emitir en el intento de dar vuelta la derrota en las PASO del 12 de septiembre.

De acuerdo al déficit fijado en el Presupuesto 2021, el Tesoro estaría en condiciones de inyectar hasta un billón de pesos en las 13 semanas que quedan hasta fin de año. ¿Bono para jubilados?, ¿o a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo?, ¿o tal vez el nuevo IFE del que habló el presidente Alberto Fernández?

A esas dudas se agregan las del escenario en materia cambiaria del día después de las elecciones.

El principal interrogante gira en torno a si el Gobierno podría mantener la política de actualización pausada del dólar o si terminará cayendo en una devaluación de una vez para después apostar a algún esquema de estabilización.

Un informe reciente de la consultora Quantum del economista Daniel Marx sintetizó el tema en un dilema para los ahorristas: "Ante mayores tensiones, ¿cobertura CER o US$ oficial?

En otras palabras: si se está ante una devaluación, qué les conviene a un ahorrista: atarse a la inflación o a un salto cambiario.

El ejercicio de Quantum se sustenta en el cambio de condiciones cambiarias en el segundo semestre del año respecto del primero.

Sostiene que en la primera parte de 2021 el Central pudo acumular US$ 3.050 millones en las reservas a pesar de haber destinado US$ 1.150 millones a tratar de mantener a raya a los dólares libres.

Y en el segundo semestre (hasta el 24 de septiembre) la acumulación de reservas se limitó a US$ 695 millones mientras que gastó US$ 1.355 millones para aquietar al dólar bolsa y al contado con liquidación.

La tensión, según el ejercicio de la consultora, podría desembocar en un salto de 20% del tipo de cambio que haría más convenientes en el corto plazo —desde ahora hasta marzo— a los instrumentos dólar-linked que a los atados a la inflación que ganarían la carrera si el plazo de colocación se extendiese hasta septiembre de 2022.

Desde ya que se trata de un ejercicio que tiene como trasfondo un punto que la mayoría de los economistas da por descontado pero que la política comenzó a poner en duda, y es el posible acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Las "cuentas matemáticas" que no resultan tan prioritarias para Máximo Kirchner indican que la Argentina tiene compromisos en 2022 con el FMI por US$18.000 millones y que no tiene ni capacidad de refinanciar ni dólares para pagarle, con lo cual, y en la visión de los mercados, un acuerdo sería inevitable para evitar otro default.

Pero en los últimos días crecieron las dudas sobre si el Gobierno considerará que ese acuerdo sea beneficioso.

Máximo Kirchner criticó a Guzmán por no gastar lo suficiente en poner plata en "el bolsillo de la gente" y sería uno de los legisladores que debería votar el posible acuerdo con el FMI. Todo está en duda.

Y a eso se agrega la inestable situación en la conducción del organismo de Kristalina Georgieva al ser observada por una supuesta maniobra en favor de China en un ranking sobre los mejores países para hacer negocios que elabora el Banco Mundial.

A seis semanas de las elecciones está en duda el resultado, también el futuro de la política cambiaria que, a su vez, determinará la evolución de la inflación y a esto ahora se suma el interrogante de si el Gobierno tendrá voluntad política de llegar a un acuerdo con el FMI. El paréntesis que se abre sobre la actividad es amplio.

Daniel Fernández Canedo

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…