Imprimir esta página
Domingo, 15 Mayo 2022 09:27

Los dólares entran con cuentagotas y salen a chorros para importar energía - Por Daniel Fernández Canedo

Escrito por

En el Gobierno dicen que la liquidación de exportaciones es “rara” y que los productores estarían reteniendo granos. El pago de gas importado es clave. 

En el Banco Central reconocen que la liquidación de dólares por parte de los exportadores tiene un comportamiento "raro". 

Lo atribuyen a que un día los exportadores de granos y aceites liquidan operaciones por US$ 600 millones y al siguiente US$ 100 millones, con lo que el Central pudo comprar divisas algunos días, pero otros tuvo que vender en lo que se considera la mejor época del año para el balance cambiario.

En estos días los responsables de las liquidaciones irregulares no serían los tradicionales encargados de las exportaciones del agro, sino los productores que estarían conservando los granos ante la incertidumbre que genera la invasión de Rusia a Ucrania y el cambio violento en las condiciones de los mercados mundiales.

Con una inflación de 60% anual, un dólar oficial y las tasas de interés en pesos rezagados frente a esa inflación, los productores estarían sentándose en sus granos a la espera de un panorama más claro.

El mercado mundial está mostrando que el "superdólar", que se consolida por el refugio de los capitales en los bonos del Tesoro estadounidense, golpea a los precios de las materias primas, pero no especialmente a los granos, con lo que los productores estarían decididos a esperar para liquidar aun cuando necesiten plata para fertilizantes e insumos para la próxima campaña.

El tema es sensible, ya que es un secreto a voces que el Banco Central no consigue los dólares que esperaba lograr en la primera parte del año para financiar las necesidades del segundo semestre y con un resultado preocupante en materia de importación de energía.

El monto para importar energía creció 190% en la primera parte del año y ese rubro explica un cuarto de las importaciones totales con el agravante de que irá en ascenso con la baja de la temperatura. ¿Y los dólares estarán?

En el Gobierno dicen que al obligar a las empresas a conseguir financiamiento a 180 para pagar el aumento de las importaciones respecto del año anterior lograron descomprimir el balance cambiario en más de US$ 1.500 millones.

La liquidación de dólares en cuenta gotas y los pedidos de los importadores a chorro caracterizan un comienzo de año en el que la tasa de interés en pesos ayuda poco a quienes tengan que desprenderse de divisas.

En voz baja pero sostenida, los técnicos del Central le piden a Martín Guzmán que se haga cargo de subir la tasa de interés con más fuerza para enfrentar el fogonazo inflacionario que acumula 23% en el primer cuatrimestre del año y que, considerando la inflación núcleo (sin estacionalidad ni tarifas) da 80% anualizada.

Desde principios de año la tasa de referencia del Banco Central subió de 38 a 49% anual, que en términos efectivos implica una tasa de 61,8% que apenas podría empatar con un costo de vida que en un año subió 58%.

A pesar de ese virtual empate entre inflación y tasa, lo que se conoce como "carry trade" -que es entrar dólares para colocarse en pesos, especialmente en letras indexadas por CER del Tesoro- se mantiene, en el entendimiento de que la estabilidad del dólar no corre peligro en el corto plazo.

El resultado cambiario del primer cuatrimestre obliga a repensar las previsiones para el segundo semestre: en 2021, el Central logró sumar a las reservas el 37% de las liquidaciones por exportaciones de granos y aceites. Este año, solo 1,4%.

Mientras que las liquidaciones subieron 14% especialmente por el alza de los precios internacionales de los granos, el Central consiguió 4% de los dólares obtenidos por esa vía en 2021.

En su carrera por seguir a pesar del fuerte cuestionamiento de la vicepresidente Cristina Kirchner, el ministro Martín Guzmán insiste en que lo importante es tratar de tranquilizar la marcha de la economía en medio de un salto de los precios de los alimentos de magnitud y con una crisis política gubernamental sobre la mesa que impide ver algo claro al final del túnel del año. Como Sísifo, el ministro intenta día a día subir la roca a la cima de la montaña, pero el resultado inflacionario termina haciéndola caer.

Daniel Fernández Canedo

Daniel Fernández Canedo

Latest from Daniel Fernández Canedo

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…