Viernes, 03 Marzo 2023 12:56

La amenaza a los Messi desató una nueva crisis en el Gobierno y metió a Rosario en la campaña - Por Adrián Ventura

Escrito por

Agustín Rossi quedó al frente de la gestión del tema después de varias explicaciones fallidas de funcionarios oficiales. Aníbal Fernández terminó reconociendo que el narcotráfico empezó a crecer con el gobierno de Néstor Kirchner. 

El presidente Alberto Fernández nunca puso en agenda el problema de la inseguridad y el narcotráfico: el jueves, la realidad le pasó factura y toda su gestión quedó desnuda. 

Lionel Messi, el mejor del mundo, el deportista que esquivó la foto con Alberto en la Casa Rosada, pero que sí se retrató con Mauricio Macri, no tuvo que moverse ni un centímetro: bastó que apareciera su nombre en medio de una balacera para que Alberto confesara que “algo más hay que hacer”.

De repente, Alberto se dio cuenta de que no había hecho nada y todo el Gabinete apareció narcotizado.

A diferencia del área de Economía, donde Alberto tiene como respaldo a un hiperactivo Sergio Massa, en materia de seguridad salieron a hablar Aníbal Fernández y Agustín Rossi.

La reacción del Gobierno tras la amenaza a Messi fue descoordinada y tardía

Aníbal, habilísimo declarante, se equivocó al decir que “los narcos ya ganaron”. Pero, aunque inadvertido, dijo algo más grave: “Hace 20 años que los narcos se instalaron”. Detalle: hace 20 años asumía Néstor Kirchner y el kirchnerismo gobernó 16 años. ¿Cómo echarle la culpa a Macri y a Patricia Bullrich? ¿Qué pensará Cristina sobre Aníbal?

El debate por el desembarco en Rosario y el tuit de Macri que descolocó al Gobierno

Rossi, para contrariar a Bullrich, sostuvo que las Fuerzas Armadas no tienen que colaborar. ¿No habrá llegado el momento de reconsiderar, frente al narco, si las FFAA democráticas pueden volver a trabajar en seguridad interior? Aunque más nomás sea analizar el tema. ¿O, acaso, eso ofende al progresismo kirchnerista?

El miércoles a las 13, Alberto culpó a la Corte por la situación que vive Santa Fe. Más de 14 horas después, un sicario sembraba 14 balazos y un papel con la amenaza a Messi. Datos objetivos que matan cualquier relato.

Alberto Fernández no suspendió su gira por el norte para visitar Rosario

Alberto ni siquiera atinó a dar de baja su viaje a Salta: su rostro, de hombre cansado, y su reconocimiento de que los rosarinos son argentinos, lo mostraron desorientado.

¿No hubiera sido más atinado ir a Rosario, para apoyar a Omar Perrottii y a Pablo Javkin? También podía haberse quedado en la Rosada y firmar el desplazamiento a la titular del Servicio Penitencia Federal, en cuyas cárceles mandan los narcos.

O podía haber dispuesto un refuerzo presupuestario y de fuerzas de seguridad para Santa Fe. O haber firmado el pliego de algunos jueces federales. En fin, es el Gobierno el que tiene que tomar medidas. Medidas que, como reconoció, hasta ahora no tomó.

Adrián Ventura

Visto 1177 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…