Viernes, 22 Abril 2022 08:15

El Gobierno auxilia al gremio de Hugo Moyano con $6000 millones anuales de un subsidio vinculado al impuesto al gasoil

Escrito por

A través de un decreto, creó un sistema destinado a financiar la formación de choferes y la instalación de paradores para camiones en las principales rutas 

Después de varias gestiones personales con el presidente Alberto Fernández y de influir en la dinámica del Ministerio de Transporte, donde cuenta con tropa propia, Hugo Moyano logró destrabar un subsidio para el transporte de cargas que le reportará al sector unos $500 millones mensuales que antes eran destinados al ferrocarril. La intención oficial es que el beneficio comience a ser distribuido antes de fin de año, según informaron fuentes oficiales a LA NACION. 

A través del decreto 194/2022, el Gobierno creó el Sistema Integrado de Mejora y Profesionalización del Autotransporte de Cargas (Simpac), que recibirá 6,5% de los recursos del fideicomiso que administra la tasa al gasoil y que equivalen a $500 millones al mes, una cifra que podría cambiar porque está atada al consumo del combustible del transporte automotor. Los recursos que distribuya el Simpac serán destinados a la capacitación profesional y a la construcción de paradores para los vehículos de cargas en las principales rutas del país. En la Argentina, el 94% del transporte de cargas se hace por vía terrestre y el 6% restante por tren, según datos de los gremios de Camioneros y la Unión Ferroviaria.

La ayuda se financiará a partir de los recursos del Sistema de Infraestructura de Transporte (SIT), que se nutre del pago de impuestos al combustible. El reparto estará a cargo del Ministerio de Transporte, que encabeza el massista Alexis Guerrera. En ese organismo, el jefe camionero ubicó como secretario de Planificación de Transporte a Gastón Jaques, sobrino de Omar “Manguera” Pérez, uno de los dirigentes gremiales más influyentes y de mayor confianza de los Moyano.

“La creación del Simpac tendrá por objeto contribuir a morigerar los costos regulatorios de la actividad, el fomento al primer empleo para conductores profesionales de entre 18 y 21 años de edad, la implementación de medidas de profesionalización de los trabajadores y las trabajadoras del sector y el desarrollo tecnológico y registral, así como las demás medidas que conduzcan a aumentar la competitividad del componente transporte en la economía argentina”, se argumenta en el decreto 194, publicado en el Boletín Oficial el lunes pasado y revelado por el sitio Letra P.

La creación del Simpac, que cuenta con las firmas de Fernández, del jefe de Gabinete, Juan Manzur, y de Guerrera, tiene similitudes con otra ayuda estatal que recibió Moyano por ser aliado de Néstor Kirchner, como lo era el régimen de fomento de la profesionalización del transporte de cargas (Refop), eliminado luego por Cristina Kirchner y que compensaba a los empresarios con una devolución de lo pagado en concepto de contribuciones patronales a la seguridad social.

“No es el Refop. Es menos dinero y servirá para alguna política para el sector, pero no para devolver a aportes”, evaluó un dirigente de una de las tres cámaras empresarias del transporte de cargas que participó ayer de la apertura de la paritarias con los camioneros.

En Camioneros, en tanto, se manifestaron conformes por el decreto, aunque prefirieron la cautela. “Todavía faltan pasos administrativos”, dijo un gremialista aliado de los Moyano. El jefe camionero negoció en persona esta ayuda con el Presidente en más de un encuentro. De las gestiones también participaron sus hijos Hugo Antonio, que es abogado del gremio, y Jerónimo, una suerte de secretario privado en el sindicato y en Independiente.

Sergio Sasia, jefe de la Unión Ferroviaria y aliado sindical de los Moyano, rechazó que el Simpac perjudique a su gremio. Argumenta que los fondos “no se estaba usando” en el sistema ferroviario. Una postura similar dieron en el Ministerio de Transporte, que dijeron que se trata de “fondos ociosos”.

Los fondos que recibirá el sindicato de Moyano cobran dimensión cuando se los compara con otros gastos nacionales destinados a capacitación. Por caso, el presupuesto que el Ministerio de Educación de la Nación planea dedicar para “Acciones de Formación Docente” de los maestros a lo largo de 2022: un total de $2972 millones. La mitad de lo que recibirá Camioneros.

Dentro de la esfera de Transporte, en tanto, las partidas que recibirán el sindicato de Moyano superarán el presupuesto anual de la Agencia Nacional de Seguridad Vial ($2294 millones), la Junta de Seguridad en el Transporte ($1690 millones) e incluso el gasto en personal de todo el ministerio de Guerrerra ($2014 millones), según las planillas del malogrado proyecto de presupuesto 2022.

Visto 1081 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…