Lunes, 04 Septiembre 2023 10:14

Sin trabajar y en conflicto, la jueza Ana Figueroa cobró un sueldo de 3,7 millones de pesos - Por Claudio Savoia

Escrito por

Cumplió 75 años el 9 de agosto, y desde entonces no firma sentencias ni resoluciones. El Consejo de la Magistratura empezó los trámites para concursar su vacante. 

El no lugar en que flota la jueza Ana María Figueroa desde que el 9 de agosto cumplió los 75 años que la Constitución fija como tope para jubilarse y ella eligió desconocerlo acaba de causar un nuevo episodio inédito y embarazoso: pese a no haber trabajado durante casi todo el mes, el Consejo de la Magistratura le pagó su sueldo completo: 3,7 millones de pesos. 

El jugoso salario -cuya mayor parte corresponde al pago por antigüedad y título- ya fue depositado en la correspondiente cuenta bancaria de la ¿provisional? ¿virtual? presidenta de la Cámara Federal de Casación Penal, el segundo tribunal más importante del país, sólo por debajo de la Corte Suprema de Justicia.

No se trata de un mero acto administrativo de rutina. Durante todo el mes, Clarín siguió las vicisitudes que se sucedieron en el Consejo de la Magistratura frente al inédito desafío burocrático -pero sobre todo jurídico y político- que se abrió desde que la camarista comunicó que no firmaría más resoluciones pero tampoco abandonaría su escritorio en el primer piso de Comodoro Py 2002.

Es que, aferrada a su silla, Figueroa espera que el Senado vote la extensión de su pliego por cinco años más, una yapa que contempla la Constitución pero que, según la inmensa mayoría de los juristas debería haber sido concretada -junto con la correspondiente promulgación y publicación en el Boletín Oficial- antes del 9 de agosto.

Bajo las torsiones y torturas frecuentes a las que el kirchnerismo somete a leyes y plazos, desde el Instituto Patria sostienen que como el pliego de la jueza fue aprobado en la Comisión de Acuerdos, "tiene estado parlamentario", y que habría tiempo de votarlo en el recinto durante este año legislativo. Una esperanza remota.

Suspicacias, intereses y sospechas

El limbo en el que entró la magistrada hace casi un mes tiene varias escenas simultáneas: en el tribunal que integra y que presidía hay desconcierto y enojo, pues hay expedientes claves en los que ella votó antes de su cumpleaños pero aún no fueron publicados. ¿Hay que contemplar su voto? ¿Hay que obviarlo? ¿Hay que citar a otro juez para desempatar si es que los otros dos camaristas de la Sala I votaran en forma opuesta?

Cualquier respuesta abriría un posible reclamo judicial porque no se tomó el otro camino.

Sólo dos ejemplos sirven para ilustrar el alto voltaje de la decisión pendiente: la Sala I debe decidir -en un caso ya lo hizo, aunque aún no es público- si se harán o no los juicios orales contra Cristina Kirchner y sus hijos en los casos por lavado de dinero Hotesur y los Sauces, y si la vice será juzgada por el encubrimiento del atentado a la AMIA a través del pacto con Irán, tal como denunció el fiscal Alberto Nisman días antes de morir.

Cristina y sus funcionarios siempre encontraron en Figueroa una jueza sensible a sus necesidades e intereses, y se resisten a entregar ese valioso alcázar en la justicia federal.

El otro tablero clave se juega en la Magistratura, donde se tramitan los concursos y también se liquidan las remuneraciones del Poder Judicial.

Hace dos semanas, un grupo de consejeros cercanos a la oposición política vio acercarse un iceberg peligroso a su navío: agosto se escurría en el calendario y Figueroa esperaría su sueldo como siempre, aunque no trabajó como siempre. Ni mucho menos.

Sin precedentes al respecto, ni papeles firmados que indicasen un nuevo camino -con la responsabilidad personal que eso implica- el administrador del Poder Judicial liquidó el salario de la jueza. Acá no pasó nada.

“La decisión de pagar la tomó la administración, no es de los consejeros”, dice a Clarín uno de los integrantes del organismo. Y sugiere que Figueroa debería haber cobrado sólo el proporcional hasta el 9 de agosto y no todo el mes. “Ojo que no es menor, cuando esto se aclare le pueden pedir y tendrá que devolver los sueldos que cobró sin ejercer con intereses. Habría que devolver ese dinero al erario público.”

Pero otro de sus colegas replica que “nadie emitió una directiva al funcionario administrativo para que no liquide el sueldo”.

Sin ruido, el concurso está en marcha

En la Comisión de Administración del Consejo, que ordena a los administradores, crece la preocupación. "Todavía no decidimos nada, porque es muy difícil. El lunes vamos a reunirnos varios consejeros, y pedimos tener un informe con lo que legalmente podamos decidir, mirar leyes y reglamentos a ver qué puede hacer el Consejo, más allá de la opinión política. Pero lo que resolvamos ya será para el mes que viene", se resigna una autoridad de la Comisión.

El representante de los abogados del interior en el organismo, Miguel Piedecasas, es más terminante. "Mi planteo es el mismo de siempre: si Figueroa cumplió 75 años y no tiene el decreto de designación, hay que llamar a concurso. La caducidad de su cargo es de pleno derecho y de base constitucional, no hay vuelta. Por eso algunos teníamos pensado cubrir la subrogancia en la Casación, pero el hecho de que ella cobre el sueldo también complica esa variante", se lamenta.

Otro de sus colegas pide paciencia y cabeza fría: "la semana pasada se mandó el caso Figueroa a la comisión e Selección del Consejo, que debe votar el llamado a concurso para el cargo de la magistrada", dice. Los votos para ese trámite ya estarían seguros. "Hay que respetar los pasos institucionales. Si no le pagaban el sueldo, ella podría haber judicializado un reclamo, meter una cautelar. Hay que ser muy cuidadoso, porque en el fuero Contencioso Administrativo, que recibiría ese amparo, también hay jueces que están próximos a cumplir los 75 años, ¿votarían por ella o por sí mismos?", se pregunta.

Las nubes de especulaciones pueden seguir envolviéndose una a otra, mientras la jueza sigue tomando té en su despacho. Con el bolsillo hinchado de dinero.

Claudio Savoia

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…