Martes, 21 Noviembre 2017 21:00

Un ex apoderado de Lázaro Báez confirmó pagos sin respaldo a hoteles de Cristina - Por Lucía Salinas

Escrito por

Luciano Donaire, ex directivo de la firma Loscalzos y Del Curto, dijo que eran habituales los cheques a Valle Mitre, la empresa de Báez que gerenciaba el Alto Calafate y otros alojamientos.

 

Cristina, Máximo y Florencia Kirchner defendieron los negocios con Lázaro Báez. Todos declararon en el marco de la causa Hotesur, donde se investigan maniobras de lavado de activos a través de los hoteles de la ex Presidenta. Mañana será el turno del empresario K, que volverá a Comodoro Py para declarar en el marco de esta investigación. Un ex apoderado de Loscalzos y Del Curto, reconoció que eran “habituales” los “cheques de la empresa” hacia Valle Mitre, que gerenciaba el hotel de los Kirchner y que los ingresos de Loscalzos eran provenientes de "cobranzas de obras" y que no se contó con la documentación respaldatoria para pagar a los hoteles K.

Luciano Donaire, que trabajó cinco años en Loscalzos y Del Curto -empresa de Báez que pagó casi un millón de pesos por alquileres a los hoteles de Cristina Kirchner- ahora es supervisor del Tribunal de Cuentas de Chaco, y rechazó las acusaciones en su contra, aunque los cheques cuestionados fueron firmados por él. “Yo seguía los circuitos administrativos que regían, yo no decía qué se pagaba y a quiénes, sólo completaba el circuito con la colocación de la firma en los cheques”, indicó ante el juez Julián Ercolini.

Cuando se le preguntó si conocía el vínculo que tenía la empresa para la cual prestó funciones con Valle Mitre SA -que administró tres hoteles de Cristina Kirchner-, y ésta última con el resto de las empresas del Grupo Báez, señaló que sabía que “Austral y Valle Mitre tenían los mismos accionistas” y que Loscalzo y del Curto era parte del conglomerado, “no me resultaron extrañas las operaciones entre aquéllas”, indicó.

Respecto a los cheques emitidos a favor de la firma que administraba los hoteles, explicó que los suscribió porque “era lo normal dentro del circuito administrativo” y que esa orden la recibió “verbalmente por parte de Martín Báez”. Los cheques se libraban en tal sentido “regularmente”.

¿De dónde provenían los fondos que Loscalzos y Del Curto dirigían a Hotesur? La cuenta se componía de ingresos “de cobranzas por obras generalmente”. Esto podía saberlo porque parte de sus tareas era revisar la cuenta de la empresa diariamente, “ver si tenía fondos, o cobros pendientes” y que sabía que los ingresos provenían de los contratos de obra pública. Después, venía la orden de “Martín Báez, que me dijo que había que emitir los cheques” para Valle Mitre.

Había otro flujo de ingresos para Loscalzos y Del Curto. “La mayor cantidad de ingresos era por obras que se realizaban y de Austral Construcciones que giraba fondos porque se subcontrataban las obras de aquélla y porque también se realizaban obras en su sede”.

Austral era la que proporcionaba dinero a las demás empresas del Grupo, y después estas “emitían cheques a favor de los hoteles de Cristina Kirchner”, sostiene el dictamen del fiscal Gerardo Pollicita. Hubo créditos internos de la constructora por 71 millones de pesos, y Kank y Costilla -otra firma del Grupo Báez- también aportó casi 1.8 millón de pesos. Donaire contó que esta última sociedad también aportó “fondos a Loscalzos”. Así, la financiaba y después podía pagar los alquileres de Hotesur SA.

¿En concepto de qué se emitían estos cheques? El ex apoderado no lo pudo responder. "Lo habitual era tener la documentación que respalde los pagos pero que en este caso no fue así", sólo le entregaron "las facturas y no el convenio al cual se correspondían”. Donaire señaló que esto “ocurrió en otras ocasiones, con los alquileres que se le pagaba a Los Sauce SA por el alquiler de viviendas”. Se trata de la inmobiliaria de los Kirchner.

Uno de los justificativos de Báez para decir por qué alquilaba las habitaciones de los hoteles Alto Calafate y Las Dunas era porque quedaban “cercanas a las obras” que Austral Construcciones tenían en la zona. Pero un informe de Vialidad Nacional confirmó que las obras se encontraban a más de 321 kilómetros del hotel de Cristina Kirchner.

Lucía Salinas

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…