Domingo, 07 Febrero 2021 04:38

Elisa Carrió denunciará el “vaciamiento de” YPF y maniobras con la compra y venta de acciones - Por Daniel Santoro

Escrito por

El bloque de diputados de la Coalición Cívica pedirá el lunes ante la Justicia que se investigue los motivos por los cuales Cristina Kirchner hizo echar al presidente de la empresa estatal y reemplazarlo por un dirigente ultra K.

Elisa Carrió y su bloque de diputados nacionales denunciará el lunes al presidente Alberto Fernández y a la vicepresidenta Cristina Kirchner, entre otros, por el supuesto vaciamiento de YPF y maniobras con la renegociación de la deuda de la petrolera.

Voceros de Carrió adelantaron que las modificaciones en la oferta para negociar su deuda que hizo el directorio de YPF -controlado por La Cámpora- provocaron en los últimos días una considerable caída y subida de las acciones de la petrolera en Wall Street.

Las presiones de Cristina Kirchner para echar al presidente saliente de YPF, Guillermo Nielsen, y su reemplazo por el vicegobernador de Santa Cruz, Pablo González, "aumentaron aún más las subas y bajas de las acciones", dice la denuncia.

“Este hecho motivó oscilaciones la cotización de las acciones permitiendo todo tipo de especulaciones financieras e importantes ganancias a quienes contaban con información privilegiada”, advierte la presentación a la que accedió Clarín.

La presentación, redactada por la diputada y abogada especialista en el tema energético Paula Oliveto, afirma que “es inverosímil pensar que estos sucesos no tienen el aval del presidente Alberto Fernández y de Cristina Kirchner”.

Carrió enviará la denuncia a sorteo, pero seguramente la Cámara Federal la enviará por conexidad a una causa que tiene el juez federal Ariel Lijo.

YPF divulgará el lunes los resultados del canje de deuda que le propuso a un conjunto de tenedores de sus bonos que totalizan unos US$6.600 millones. Entonces, el lunes se conocerá si logró reestructurar el vencimiento corto que tiene previsto para el 23 de marzo por US$ 412 millones para no caer en default.

En las últimas semanas, agrega la denuncia de Carrió, “la empresa cambió las condiciones y propuso reprogramar todos sus bonos hasta la suma de 6.227 millones de dólares. Es decir, no únicamente aquellos con una fecha de vencimiento cercano sino la totalidad de los bonos”.

Esa propuesta inicial “genero un derrumbe del valor de las acciones tanto en la Bolsa de Buenos Aires como en la de Nueva York. La compañía ofrecía tres papeles que no pagaban ni intereses ni capital hasta el 31 de diciembre de 2022”.

“Esta maniobra ocasionó nuevamente un descenso en el valor de las acciones y evidentemente ese era el real objetivo de una propuesta inicial tan irrisoria”, afirmó.

El 25 de enero y ante el rechazo de los tenedores de bonos, “YPF modifica la oferta. Entre los cambios que incorporó, aumentó las tasas de interés que pagará y acortó la estructura de amortización”.

“La diferencia entre la primera propuesta, que derrumbo la cotización de las acciones, y la segunda propuesta es notoria y de ninguna manera puede pensarse que fue fruto del azar o el devenir de los mercados”, asegura la denuncia de Carrió.

Además, propone una prenda sobre acciones de su subsidiaria YPF Luz”. Se trata de la compañía encargada de la producción de energías renovables donde “YPF tiene posición dominante y en menor medida participan General Electric y el fondo estatal chino Silk Road Fund”.

“No puede soslayarse que esta garantía poco habitual se efectúa justamente con una firma dedicada a la energía renovable, recursos que serán esenciales para el desarrollo sustentable de nuestro país”, agregó. Si YPF no paga, los acreedores podrán quedarse con YPF Luz, advirtió.

La caída del valor de las acciones, por un lado, provoca ganancias a los especuladores, pero, por otro, “perjudican a sus accionistas entre los que se encuentra el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSeS y producen el desfinanciamiento de proyectos importantes como Vaca Muerta”.

Por otra parte, la presencia de “miembros de la Cámpora en el directorio de YPF despeja el camino directo a la utilización de la empresa como caja política y su consecuente vaciamiento”.

Para Carrió, la ausencia de coordinación en las decisiones en las resoluciones de sus directores, con el equipo económico y el Banco Central fue el puntapié inicial de un nuevo proceso de vaciamiento”.

La denuncia advierte si la real intención no es “vaciar YPF” para luego venderla a un grupo de empresarios amigos a bajo precio.

Las situaciones relatadas “son terreno fértil para empresarios cercanos al partido de gobiernos o a sus intereses geopolíticos” que hacen negocios con los subsidios del Estado.

“La compra a un bajo precio de Edenor por parte del grupo Vila-Manzano, entre otras, dan muestra de este modelo donde las empresas cambian de dueños con muy poca inversión. Así se consagra una idéntica matriz a la ya denunciada cuando Eskenazi ingresaba en YPF”, agregó.

Esta maniobra se repitió en el mes de junio del año pasado, cuando el presidente Alberto Fernández anunció que el estado intervendría y expropiaría la quebrada agroexportadora Vicentin. Quería que los activos de Vicentin “pasarían a formar parte de un fondo fiduciario que sería gestionado por YPF Agro, una compañía subsidiaria de la petrolera controlada por el Estado”, añadió.

“No se entiende entonces cual es el objetivo de estas decisiones ya que pareciera ingenuo argumentar solamente la ausencia de dólares ya que la importación también requiere una erogación importante de esa divisa. Ello evidencia que existe otros motivos espurios detrás de las medidas”, agregó. La denuncia afirma que en los próximos meses se incrementará la importación de petróleo y gas ante la caída de producción de YPF.

Otro hecho que “pone luz sobre la depredación de YPF es la puesta en venta del edificio corporativo, ubicado en Puerto Madero, por “400 millones de dólares casi un tercio del valor de mercado que hoy presenta la compañía: 1.500 millones de dólares”.

Para Carrió, el primer vaciamiento de YPF “se dio en el año 1992, durante el gobierno de Carlos Menem y con la ayuda de Néstor Kirchner, YPF fue privatizada”.

En el 2006 Carrió presentó ante la Justicia Federal la primera denuncia donde solicitaba se investigue “el proceso de vaciamiento de la empresa Repsol YPF por el ingreso del grupo Petersen” Recordó que después del 2008, Alberto Fernández fue "consultor en temas coyunturales" de YPF-Repsol, por gestiones que realizó el propio ex presidente Kirchner.

En 2014, tras la polémica reestatización de YPF que hizo Cristina, el entonces ministro de Economía y actual gobernador bonaerense Axel Kicillof “pagó 5.000 millones de dólares a Repsol por el 51% de las acciones, maniobra escandalosa en perjuicio de los argentinos”. En la denuncia que ya tiene el juez Lijo, Carrió pidió la indagatoria de Kicillof y del ex secretario de Coordinación de Planificación, Roberto Baratta.

“La cifra que Kicillof pagó a Repsol fue injustificablemente alta, consumando definitivamente el vaciamiento de la compañía”, agregó.

Luego la justicia española vendió dos empresas del Grupo Petersen que tenían las acciones de YPF. El fondo Burford compró los derechos para litigar de esas firmas.

Como colofón en el año 2015 se inicia en Nueva York un juicio que “podría costarle al país entre US$ 2.500 millones y US$ 14.000 millones, originado en la expropiación de YPF de 2012”.

El Gobierno de Cambiemos recibió en 2015 “una deuda de US$ 8.560 millones, de la gestión del kirchnerismo, de los cuales US$ 4.200 millones se contrajeron luego de la expropiación del 51% de las acciones de Repsol, durante la gestión Galuccio/ Kicillof, entre 2012 y 2015”.

En las partes de las pruebas requeridas a la Justicia, Carrió solicitó:

  • - Pedir a la SEC de EE.UU. (Securities and Exchange Commission, la Comisión Nacional de Valores) que informe si existen denuncias contra YPF y si recibió algún tipo de sanción por los cambios en el valor de sus acciones.
  • - Se requiera a la Comisión Nacional de Valores la realización de un detallado informe sobre el movimiento bursátil de las acciones de YPF desde que asumió la presidencia Alberto Fernández.
  • - Se requiera a la UIF que informe si fueron detectadas alertas relacionadas con la compra-venta de acciones de YPF o de sus asociadas desde el año 2019 hasta la actualidad.
  • - Se ordene a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires que realice un informe tendiente a determinar las fluctuaciones sufridas por las acciones de la empresa petrolera argentina
  • - Se de urgente intervención a un veedor judicial a efectos de que supervise el proceso de restructuración de deuda denunciado a efectos de preservar los activos del país
  • - Se requiera al Fondo de Garantías de Sustentabilidad que realice un informe detallado respecto de su participación accionaria en YPF.

Daniel Santoro

Visto 757 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…