Jueves, 13 Mayo 2021 09:46

Las condiciones que Juntos por el Cambio le pone a Kicillof para apoyar la compra de vacunas - Por Mariano Spezzapria

Escrito por

La coalición opositora pide que los organismos de control bonaerenses puedan revisar los contratos; y que una comisión bicameral acceda a la información de las cláusulas confidenciales

En la antesala de una sesión de la Cámara de Diputados bonaerense en la que se debatirá mañana el proyecto del gobernador Axel Kicillof para que la provincia compre sus propias vacunas contra el Covid-19, la oposición anticipó dos condicionamientos para aprobar la ley: que los organismos de control revisen los contratos y que la parte confidencial de las negociaciones pueda ser monitoreada por una comisión legislativa bicameral.

Así lo anticiparon a LA NACION fuentes de la bancada de diputados de Juntos por el Cambio, que hicieron llegar esas demandas al jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, y al ministro de Salud, Daniel Gollán, a través de un habitual negociador del oficialismo en la Cámara baja provincial, el diputado Juan Pablo de Jesús. Bianco y Gollán fueron designados por Kicillof para poner en marcha el plan de compra de vacunas a laboratorios extranjeros.

Luego de que el Gobierno nacional habilitara a las provincias y a la ciudad de Buenos Aires a adquirir sus propias vacunas, que hasta el momento monopolizó el Estado central, los distritos se largaron a una carrera contra el tiempo y la escasez de dosis a escala global, para tratar de acelerar el plan de vacunación, que viene demorado en casi todo el país. En el territorio bonaerense, sólo el 2,22% de la población ya se aplicó las dos dosis.

Por eso Kicillof envió a la Legislatura un proyecto en el que solicitó la aprobación de los diputados y senadores bonaerenses para “iniciar negociaciones y celebrar contratos para la adquisición de vacunas destinadas a generar inmunidad adquirida contra la Covid-19″. Aunque en el gobierno provincial mantienen un estricto silencio de radio, hay versiones que indican que la administración avanzó en una negociación con “un laboratorio de origen chino”.

En el articulado del proyecto, el Poder Ejecutivo bonaerense abrió la posibilidad de incluir cláusulas de confidencialidad, inmunidad patrimonial y reclamos pecuniarios, prórroga de jurisdicción a favor de otros tribunales arbitrales y judiciales con sede en el extranjero y la aceptación de ley extranjera aplicable. La iniciativa también incluye el pago en moneda extranjera y “otras cláusulas acordes al mercado internacional de la vacuna”.

Si bien esas condiciones favorables a los laboratorios de escala global son las mismas que rigen en la ley sancionada por el Congreso de la Nación, en la provincia la principal coalición opositora reclama algunas medidas de transparencia. Por caso, que el Tribunal de Cuentas, la Contaduría General de la Gobernación y la Fiscalía de Estado puedan revisar los eventuales contratos antes de que Kicillof estampe su firma y comprometa recursos bonaerenses.

La segunda condición que pone Juntos por el Cambio es que la comisión bicameral conformada para el seguimiento de la pandemia pueda monitorear el cumplimiento de las cláusulas confidenciales, bajo un mecanismo de funcionamiento similar a la bicameral que fiscaliza la tarea de los servicios de inteligencia. Esto es, con un compromiso de resguardar la información sensible, pero, a la vez, con acceso a la información para poder monitorearla.

“Eso ya está contemplado en los artículos 4, 5 y 6 del proyecto original, así que ya está listo para ser votado”, aseguraron a este diario desde la Gobernación. Aunque fuentes cercanas al jefe del bloque de diputados de Juntos por el Cambio, Maximiliano Abad, anticiparon que, si ambas demandas no son incluidas, entonces la oposición podría votar a favor del proyecto en general y abstenerse en particular.

El rechazo total a la iniciativa está descartado, porque la oposición no le quiere dejar a Kicillof la oportunidad de acusarla de que está trabando la compra de vacunas contra el coronavirus. Sin embargo, si las modificaciones que reclama Juntos por el Cambio no son acordadas en la Cámara de Diputados, entonces la coalición opositora podría utilizar su mayoría en el Senado para cambiar el texto del proyecto. Aún restan algunas horas para negociar un acuerdo.

Mariano Spezzapria

Visto 1295 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…