Viernes, 24 Septiembre 2021 08:57

Duro informe de la ONU sobre el impacto negativo del Covid en la Argentina - Por Martín Dinatale

Escrito por

El documento de Naciones Unidas revela los estragos que hizo la pandemia en términos económicos, sociales, sanitarios y educativos; presagia un futuro sombrío para el país

La pandemia no dejó bien parada a la Argentina a nivel mundial. Un duro informe de Naciones Unidas (ONU) sobre los efectos que deja el coronavirus en el país refleja datos cuantitativos y cualitativos muy negativos en términos de desarrollo económico, impacto sanitario, desnutrición infantil, desempleo y regresión educativa.

También menciona que desde el inicio del Covid en la Argentina se "socavó la confianza en los procesos democráticos y el principio de igualdad ante la ley" a la vez que menciona que las compras públicas en contexto de emergencia fueron cuestionadas por la falta de transparencia y sobreprecios.

En tanto señala "situaciones de abuso de poder e inequidad irrumpieron en los procesos de administración de las vacunas".

A lo largo de un informe de 102 páginas al que tuvo acceso El Cronista, la oficina de la ONU en Buenos Aires redactó el documento "Los efectos de la pandemia por Covid-19 en la Argentina" que contempla 8 secciones y se sustenta en encuestas de campo realizadas en pleno auge del coronavirus.

El informe emite también una serie de recomendaciones al gobierno para mejorar inequidades y plantea un panorama muy sombrío de cara al futuro donde predice un escenario de "Daño alto". Allí la ONU supone para la Argentina mayores pérdidas del PIB debido al impacto de segundas y terceras olas de la pandemia, mayor mortalidad y menos recuperación económica, con un aumento significativo de la deuda nacional y una reducción del PIB de aproximadamente un 7% para el 2030.

Roberto Valent, el director del programa de Naciones Unidas en Argentina expresó a El Cronista que "la pandemia ha exacerbado vulnerabilidades estructurales preexistentes y ampliado las consecuencias de una década de crecimiento económico promedio bajo, lo que ha llevado a calificar el período 2010-2020, no solo para la Argentina, sino también para la mayoría de los países de América Latina y el Caribe, como una década perdida".



FRAGILIDAD ECONÓMICA

El documento revela que durante la pandemia la actividad económica se contrajo un 9,9%, la mayor caída anual desde la crisis de 2001/2002. Este descenso se explicó por las restricciones a la circulación, la elevada incertidumbre y los menores flujos de comercio internacional.

Naciones Unidas destaca el "importante paquete" de medidas implementado por el Gobierno para compensar parcialmente el impacto negativo de la pandemia. Y destaca que los sectores más afectados por la crisis fueron aquellos ligados al turismo y a actividades culturales y recreativas, como hoteles y restaurantes, y otras actividades de servicios comunitarias, sociales y personales, que cayeron un 49% y un 39%, respectivamente en 2020. En la construcción esto se reflejó en un impacto negativo de -23% y en hogares privados de servicio doméstico (-19%).

EMERGENCIA ALIMENTARIA

La llegada de la segunda ola de contagios a partir de marzo de 2021 agudizo la triple emergencia alimentaria, sociosanitaria y productiva provocada por la primera ola, agudizando simultáneamente el impacto multidimensional negativo en la salud y en las condiciones socioeconómicas de la población, y sobre todo de los grupos mayormente vulnerables.  Las personas asistidas pasaron de menos de 500.000 a casi 2 millones en 2020. La Red de Bancos de Alimentos trabajó con más de 5.000 comedores, merenderos y entidades, y casi duplicó la cantidad de alimentos entregados con respecto al 2019

Así, el documento de Naciones Unidas sostiene que, de los 13 millones de menores de 17 años, 2 millones padecieron insuficiencia alimentaria severa en el cuatrimestre julio-octubre de 2020 y otros 2,5 millones no completaron las cuatro comidas diarias.



LAS MEDIDAS

El informe destaca las estrategias gubernamentales para reducir el impacto de la pandemia en la actividad y proteger a la población afectada. Señala así el IFE, los ATP, el aumento de la AUH y la Tarjeta Alimentar, entre otros. Esto llevó a un déficit fiscal primario del 6,5% del PIB y un déficit financiero del 8,5% del PIB anual en 2020.

MORTALIDAD

El documento de ONU sostiene que la Argentina ocupa el tercer lugar en la región de las Américas en número de contagios de Covid y el quinto lugar en el número de muertes. Así, señala que "la estrategia de atención primaria de la salud se vio resentida sobre todo en las fases iniciales, cuando muchos centros de salud cerraron sus puertas o redujeron al mínimo los servicios".

Por ello destaca que una de las debilidades a la hora de hacer frente a estos problemas de salud ha sido la falta de articulación con otras políticas y áreas de abordaje de la pandemia.

LAS VACUNAS

La falta de acceso equitativo a las vacunas contra la Covid a nivel mundial ha repercutido también en la Argentina con un atraso en la distribución a la población, incluidos sus grupos más vulnerables, según la ONU. No se menciona el caso del vacunatorio VIP o el retraso del gobierno en acordar con el laboratorio Pfizer. Pero señala que el Estado nacional conservó "el rol rector y se encarga de la provisión y distribución de las vacunas" aunque el componente operativo de la campaña está a cargo de cada jurisdicción.

POBREZA

Durante el 2020, los efectos de la pandemia Tuvieron un "impacto significativo sobre los niveles de pobreza monetaria". Así, se detalló el aumento del 35,5% de pobreza en 2019 al 42% en el segundo semestre de 2020. Y la pobreza extrema, por su parte, aumentó del 8% al 10,5%.



Hubo un 46,9% de niños y adolescentes que sufrieron privaciones en una de las dimensiones esenciales. En relación a la medición multidimensional de pobreza la ONU revela que el 61,9% de la población tuvo al menos dos privaciones no monetarias, cuando solo el 38,4% estaba en esa situación en 2019. La pobreza afectaría a casi 7 de cada 10 familias.

DEMOCRACIA Y TRANSPARENCIA

Desde el inicio de la pandemia el informe de ONU detalla que en Argentina hubo cuestionamientos respecto del uso indebido de datos personales, el aumento de noticias falsas, las acusaciones sobre vigilancia extensiva y las denuncias sobre violaciones de los derechos humanos en medio del Covid que "han socavado la confianza en los procesos democráticos y el principio de igualdad ante la ley".

Adicionalmente, revela las compras públicas en contexto de emergencia que fueron cuestionadas en distintas jurisdicciones por la "falta de transparencia y sobreprecios, como así también situaciones de abuso de poder e inequidad".

EMPLEO

La reducción salarial y la destrucción de empleos afectaron diferencialmente a distintos sectores y grupos poblacionales. En el primer trimestre de 2020, siguiendo la caída del PIB, el empleo se contrajo en un -1,6%, afectando particularmente al empleo doméstico y a las mujeres, en especial entre las mujeres jóvenes en la franja de edad 18-24 años el desempleo llegó al 26%.

En la Encuesta Rápida de la OIT y UNICEF se observó que la pandemia afectó también el trabajo infantil de niños, niñas y adolescentes de entre 13 y 17 años. El 16% de estos afirmó estar trabajando.

EDUCACION

Con relación al derecho a la educación, la suspensión del dictado de clases presenciales el informe destaca que la principal preocupación surge de los hogares donde no hay comunicación o seguimiento periódico y sostenido por parte de las escuelas: en el 5% de los hogares los chicos no habían podido recibir propuestas pedagógicas; el 10% no asistía a la escuela; el 37% no tenía una computadora para hacer los deberes y solo el 77% dijo haber tenido algún contacto con sus maestros.



LAS RECOMENDACIONES

Hacia el final del informe, Naciones Unidas recomendó a la Argentina aplicar medidas innovadoras de estímulo fiscal hacia los sectores más afectados por la crisis, así como a sus empresas para la recuperación económica.

A la vez, aconseja promover nuevas modalidades de trabajo (teletrabajo, por ejemplo) o actividades productivas (comercio electrónico o cadenas locales de valor) y establecer un marco laboral regulatorio bajo el enfoque de derechos y en línea con las normas internacionales del trabajo.

También la ONU desliza al gobierno la necesidad de reforzar la lucha contra la exclusión, la pobreza y la desigualdad social, a través del apoyo a grupos específicos de trabajadores y hogares para que tengan un trabajo y un ingreso decente.



En términos de salud, más allá de lo que respecta a la respuesta al Covid, "tanto el sistema de salud como la población debería buscar no postergar el tratamiento de enfermedades graves o que pueden tener complicaciones en caso de inacción médica", señala. Y plantea necesario fortalecer el impacto de la Tarjeta Alimentar y de las otras medidas de protección social.

De cara al futuro inmediata la ONU cree que en la Argentina el primer escenario es "No COVID", y es una exploración del camino de desarrollo en el país previo a la pandemia.

El segundo escenario es "COVID-Línea de base", e incorpora el análisis de las instituciones financieras internacionales sobre el impacto que probablemente tendrá el Covid en el crecimiento del PIB de la Argentina en 2021.

Y el tercer escenario es de "Daño alto", y supone mayores pérdidas del PIB debido al impacto de segundas y terceras olas de la pandemia, mayor mortalidad y menos recuperación económica, con un aumento significativo de la deuda nacional y una reducción del PIB de aproximadamente un 7% en 2030.

El cuarto escenario es "SDG Push", que contempla un conjunto de iniciativas para construir un nuevo contrato social.

Informe Completo

Martín Dinatale

Visto 1347 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…