Lunes, 27 Septiembre 2021 08:39

En 6 años, el salario mínimo perdió casi el 30% frente a la inflación - Por Ismael Bermúdez

Escrito por

Debería ser de $ 44.700, o sea, $ 12.700 más de los $ 32.000 fijados para octubre-diciembre de 2021.

Aún con el reciente aumento –oficializado hoy mediante Resolución 11/2021 del Ministerio de Trabajo- el Salario Mínimo Vital y Móvil, en 6 años perdió casi un 30% de su poder adquisitivo. Debería ser de $ 44.700 –o sea, $ 12.700 más o casi un 40% por encima de los $ 32.000 fijados para octubre-diciembre de 2021 para igualar en términos reales el valor de fines de 2015.

Veamos.

Durante la gestión de Mauricio Macri, el salario mínimo pasó de $ 5.588 en diciembre de 2015 a los $ 16.875 en igual mes de 2019: un incremento del 202%. La inflación en esos 4 años fue del 299,2%. Esto implicó una pérdida del 24,4% del poder adquisitivo, superior a la caída del salario real del conjunto de los trabajadores.

Alberto Fernández asumió la presidencia con el SMVM en $ 16.875. En 2020, hubo una pérdida del 10,4% porque aumentó un 22% versus una inflación del 36,1%. Este año, para octubre-diciembre se fijó en $ 32.000, un aumento del 55,4% con lo que podría mejorar en términos reales un 5% frente a una inflación que podría rondar el 48%. Aun así, el balance 2020/2021 sigue siendo negativo.

Con relación a la canasta de pobreza la pérdida, según CIFRA (Centro de Investigación y Formación de la República Argentina-CTA) en enero de 2016, el salario mínimo cubría el 60,4% y a fin de año cubriría apenas el 42,4%. Y por la definición legal, el salario mínimo debería superar con creces el valor de la canasta familiar de pobreza.

Por eso, para una familia tipo (matrimonio y dos hijos). restando los descuentos de jubilación y salud (17%), más las asignaciones por 2 hijos, el ingreso salarial total es de poco más de $ 36.000 frente a una canasta familiar de pobreza valuada por el INDEC para agosto en $ 68.359. Y que en diciembre podría rondar los $ 72.000.

La ley de Contrato de Trabajo le asigna tres características al salario mínimo, vital y móvil. Es la menor remuneración que debe percibir en efectivo el trabajador sin cargas de familia por su jornada laboral. Debe asegurarle alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte, esparcimiento, vacaciones y cobertura previsional. Y debe ajustarse periódicamente de acuerdo a las variaciones del costo de vida.

El salario mínimo impacta en los programas “Potenciar Trabajo” (casi un millón de personas) que cobran la mitad del salario mínimo y “Acompañar” (35.000 personas) mujeres y LBGTI+ en situaciones de violencia de género que perciben un salario mínimo durante 6 meses consecutivos.

También incide en los trabajadores registrados mensualizados o jornalizados que cobran menos del salario mínimo mensual o por hora. Y de manera indirecta como referencia sobre los trabajadores no registrados o informales.

También influye en la cuota de inembargabilidad de los salarios que equivale hasta el monto del salario mínimo, salvo por deudas alimentarias. A partir de ese valor, se aplica un porcentaje creciente sobre la diferencia entre el salario percibido y el SMVM, explicó el abogado Luis Ramírez.

Además, ajusta la jubilación mínima de los que se jubilaron sin acudir a las moratorias. En esos casos debe equivaler al 82% del SMVM.

Ismael Bermúdez

Visto 1170 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…