Lunes, 04 Abril 2022 08:11

Pese a la pelea con Alberto Fernández, Máximo Kirchner consolida su poder en ANSeS - Por Beto Valdez

Escrito por

En los últimos meses Fernanda Raverta, por orden de Máximo Kirchner, siguió ubicando camporistas en puestos estratégicos y en las oficinas sobre todo del GBA. Cada vez tienen más control de una poderosa estructura que llega a 18 millones de beneficiarios con recursos extraordinarios.

“Mirá si se van a ir del Gobierno y van a dejar las cajas, cada vez tienen nombrados más militantes sobre todo en ANSeS”, dice a MDZ un Barón del Gran Buenos Aires que se muestra cada vez más desanimado por le pelea entre Cristina Fernández de Kirchner y el presidente Alberto Fernández. Incluso, pasó desapercibido, pero hace algunas semanas fue ascendido en ese organismo uno de los alfiles de Máximo. Juan Manuel Tignanelli pasó a ser director general de Prestaciones Centralizadas. 

Oriundo de La Matanza, hermano de Facundo, quien presidiera el bloque de diputados provinciales, y uno de los jefes del gremio camporista Secaspfi que rivaliza con la histórica organización APOPS que conduce hace décadas Leonardo Fabré, Tignanelli paso a tener un peso relevante dentro de la gestión de la ANSeS. Tal es así que fue el encargado de negociar el acuerdo del organismo con River Plate con la finalidad de poner en marcha el programa el ANSeS va a tu trabajo, para facilitar la realización de trámites previsionales en el club millonario.

También hace un mes Fernanda Raverta designo a Fernando Debandi, hermano del jefe camporista de Tres de Febrero y rival del intendente Diego Valenzuela, como jefe de la Delegación Conurbano I. Tendrá bajo su órbita más de una docena de dependencias, entre UDAI y oficinas. La regional abarca los distritos de San Martín, Tres de Febrero, Vicente López, Pilar, Campana, Escobar, Hurlingham, José C. Paz, Merlo, Moreno, San Fernando, Ituzaingó, Morón y San Isidro, prácticamente la Primera Sección Electoral. Previamente habían nombrado a la camporista platense Paula Lambertini, jefa regional de ANSeS Conurbano 2 (que maneja La Plata, GBA sur y La Matanza).

Pablo Obeid, marplatenses y pareja de la titular de ANSeS nacional para quien trabajó como jefe de campaña en los comicios pasados, es el jefe de la Regional Bonaerense II. Darío Méndez. Desde el 14 de febrero, el exconcejal camporista, Darío Méndez, está a cargo de la Regional I, que cubre una vasta zona de la costa atlántica y el centro de la provincia y tiene sede en la ciudad serrana. En la Regional Bonaerense III fue elegida Constanza Alonso, oriunda de Chivilcoy, excandidata a intendenta del FdT. Y Carlos “Cacho” Garro (hombre del intendente de Mercedes, Gerónimo Ustarroz) es el jefe de la Regional Bonaerense IV.

La Cámpora sigue conduciendo, sin ninguna participación del albertismo, una poderosa estructura que cuenta con 18 millones de beneficiarios y con 13.000 agentes o empleados en su plantel. En todas las provincias y ciudades, la ANSeS está presente para atender a una población que excede largamente a los jubilados y que abarca a todos los servicios que brinda el organismo, como el pago de la Asignación Universal por Hijo (AUH), las asignaciones familiares, los subsidios por desempleo y las ayudas escolares.

Precisamente, el poder territorial se construye a través de las Unidades de Atención Integral (UDAI). Son más de 300 en todo el país, y casi la mitad están en la provincia de Buenos Aires, además de unidades móviles y otros centros propios. Los titulares de esas dependencias son designados políticamente. En las dos gestiones de Cristina, el organismo llenó los principales casilleros con dirigentes de La Cámpora. Buenos Aires fueron semillero y trampolín de varios intendentes como el "hermano de crianza" de Eduardo "Wado" de Pedro, Juan Ustarroz (Mercedes); Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Juan Pablo de Jesús (Municipio de la Costa) y Walter Festa (exjefe comunal de Moreno).

También pasaron por el organismo Juan Zabaleta (Hurlingham), Mayra Mendoza (Quilmes), el actual ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y Mariano Cascallares (Almirante Brown), representantes de la nueva generación de alcaldes del conurbano que empieza a desplazar a los viejos barones. Y la propia Raverta, antes de competir por la intendencia de General Pueyrredón y ser derrotada por Guillermo Montenegro, estuvo a cargo de la UDAI de Puerto Mar del Plata.

Obviamente, la lapicera de Máximo volvió a influir en la designación de soldados de la “orga” en las zonas más estratégicas de la provincia de Buenos Aires, específicamente en el conurbano. Uno de los primeros en nombrar fuer a Fernando Sacheri, jefe local del camporismo, como titular de la UDAI de Lanús, el distrito que gobierna el PRO de la mano de Néstor Grindetti y desean recuperar. En otro territorio hostil para los K como San Miguel designaron a una “compañera” como María Candela Gómez, oriunda de Bella Vista. Con un trabajo artesanal el camporismo va llenando los ficheros para influir en el territorio con los recursos de la ANSeS.

Los dos casos más extraños fueron las designaciones de Aimé Belén D'Elía, hija del piquetero, al frente de una de las UDAI de La Matanza, a pesar de la polémica que se generó con la denuncia de Jorge Lanata por el irregular nombramiento de ella y su hermano en la gestión anterior de CFK. La otra que llamó la atención fue el nombramiento de José Ignacio Bergoglio, sobrino del Papa Francisco, como titular de la UDAI de Ituzaingó. El joven no tiene vínculos con el oficialismo, pero viene haciendo trabajo comunitario desde su ONG “Haciendo lío”.

Alberto “Beto” Valdez

Visto 2734 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…