Domingo, 05 Junio 2022 10:42

Tras la salida de Kulfas, Alberto Fernández se enfoca en blindar a Guzmán ante los ataques K - Por Edgardo Alfano

Escrito por

El ahora exministro había quedado molesto por el discurso de la Vicepresidenta en el centenario de YPF. El Presidente sacrificó otra pieza en la batalla de la interna oficialista. 

El exministro de Planificación, Matías Kulfas, no necesitó del despido del Presidente para saber que estaba fuera del Gobierno. Cuando escuchó el viernes en primera fila a la vicepresidenta Cristina Kirchner despotricar contra las negociaciones entre el Ejecutivo y la empresa Techint, por el gasoducto Néstor Kirchner, supo que sus horas en el gabinete estaban contadas. 

Quienes lo conocen dicen que se retiró muy molesto del lugar cuando todavía resonaba en sus oídos la frase de Cristina al Presidente: “Te pido que uses la lapicera”.

Por eso dio un reportaje en una radio muy escuchada por el kirchnerismo y dijo lo que al día siguiente estaría en el whatsapp de la polémica. Nacido de su propio entorno, el texto enfureció a Cristina y motivó su protesta publica en algo que ama, las redes sociales. Después, Alberto hizo la lógica y despidió al Ministro.

“La empresa que licita es IEASA, que está conducida por gente que tiene una relación muy cercana con la Vicepresidenta”, sostuvo Kulfas por radio para empezar a sentenciar su destino.

El presidente lo sostuvo todo lo que pudo, su relación personal era muy buena y lo valoraba como ministro. Pero no tuvo más remedio. No pudo sostener las formas de Kulfas más allá de que pueda opinar de manera similar.

La tregua precaria esbozada con Cristina hacía necesario sacrificar una pieza en esa compleja batalla naval con Cristina. Por eso hundió a Kulfas.

La presencia del Presidente y la Vice en el acto por los 100 años de YPF fue armada con mucha dedicación por los organizadores, con la ayuda de los principales operadores de uno y otro lado y con el visto bueno de los protagonistas.

En líneas generales, Alberto estuvo satisfecho con el resultado, aunque en su entorno admitieron el malestar que le generó la frase de la lapicera, que no hacía otra cosa que dejar expuesta su gestión. “Se tomó como que use la lapicera para gobernar bien y no solo por el caso Techint”, sostuvo una figura de primera línea del albertirsmo.

Caído Kulfas, las energías del Presidente estarán puestas en sostener al ministro de Economía Martín Guzmán. Eran dos naves insignias del albertismo a las que Cristina, su hijo Máximo y algunas figuras del kirchnerismo le disparaban constantemente sus misiles.

En el caso de Guzmán, hubo un repliegue táctico de Cristina y su gente. Están convencidos de que la situación económica, anclada en la inflación, terminará con su cargo de ministro.

Lo que ha ocurrido en las últimas horas parecen darle la razón a quienes sostienen que lo de Tecnópolis no dejó de ser una “puesta en escena” para que todo siga igual.

Edgardo Alfano

Visto 828 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…