Miércoles, 06 Julio 2022 10:54

La cena de Alberto Fernández y Cristina Kirchner en medio de la crisis: reproches mutuos, diferencias y el pacto para que no haya filtraciones - Por Ignacio Ortelli

Escrito por

El Presidente y la vice se reunieron después de varios meses y quedaron en seguir hablando. “Fue una buena reunión”, dijeron en medio de un fuerte hermetismo en la Casa Rosada. 

La aclaración llega ante la mayoría de las fuentes que se consultan para intentar repasar los temas que estuvieron sobre la mesa que Alberto Fernández y Cristina Kirchner compartieron este lunes en la Quinta de Olivos: "Quedaron en que no van a hablar". Después de varios meses, el Presidente y la vice se reencontraron a solas y, más allá de acuerdos y diferencias, sellaron un pacto para que no haya filtraciones en los medios de comunicación. 

Durante las primeras horas de este martes, ambos parecieron cumplir con lo acordado, algo que desvela más a Cristina que al jefe de Estado. Para el entorno de la titular del Senado no es novedad la metodología porque hace culto del hermetismo y rara vez les ha contado el contenido de las reuniones, mientras que entre los colaboradores de Fernández se resignaron a que esta vez no habrá detalles.

De hecho, durante toda la jornada de este lunes se esforzaron por desviar la atención para que no se montara una guardia periodística en la Quinta de Olivos. Fue ante el adelanto que había hecho la periodista Nancy Pazos en Infobae. "No hay nada previsto", repetían. La portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, también evitó dar cualquier confirmación.

Fernández se retiró temprano de la Casa Rosada y se instaló en la residencia antes de las 20. Un rato antes, Cristina partió desde su departamento en Juncal y Uruguay, pero se dirigió rumbo al Senado. Lo que pareció una maniobra distractiva no lo fue: estuvo en su despacho más de una hora hasta que cerca de las 21 se volvió a subir al auto para ir a Olivos.

Ingresó por la entrada que da a Avenida Libertador y esquivó los móviles de televisión que, por las dudas, hacían guardia en la puerta de calle Villate. Pese a los esfuerzos y el silencio oficial de todo el aparato de comunicación del Frente de Todos, Clarín y otros medios pudieron confirmar la reunión.

Ante ese escenario, fuentes oficiales confirmaron que acordaron que no haya filtraciones de lo que hablaron. "Nada de lo que tengas es cierto, porque los únicos dos que estuvieron no hablaron ni van a hablar", fue la réplica que desde el área de comunicación de Presidencia le dieron a Clarín, cuando quiso chequear la información. Las filtraciones de las reuniones que mantienen irrita especialmente a Cristina.

Más allá de que el acuerdo, como expuso esa voz, rodeó de mucho hermetismo el encuentro, distintas fuentes consultadas por este diario dieron cuenta de que se trató de una "buena reunión" pero en la que no faltó tensión. "Cada uno dijo lo suyo, no se guardaron nada, pero quedó todo muy bien", confió vía Telegram un funcionario.

Otra fuente naturalizó ("Es lógico, se juntaron para aclarar cosas") reproches "de los dos lados" y, sin profundizar, admitió que "hay diferencias que se mantienen", pero coincidió al destacar que terminó "muy bien" y que "van a seguir hablando". La mayoría de los colaboradores de Fernández se excusó en contestar y abonó la teoría del pacto: "Alberto no va a contar nada".

SI bien no trascendieron definiciones al respecto, hay una agenda de temas que en el corto plazo Alberto F. y Cristina tienen que definir. Una de ellas es la segmentación de tarifas, uno de los puntos que dividió aguas entre el ex ministro de Economía, Martín Guzmán, y La Cámpora y que ahora Silvina Batakis debe definir. En su primera aparición pública, la flamante ministra dijo que la iniciativa que iba a implementar su antecesor "se mantiene". Pero desde el kirchnerismo pujan para frenarlo.

Otro punto que hasta el momento el Presidente rechazó de plano pero que ahora une al kirchnerismo con el Frente Renovador de Sergio Massa es la reactivación de una mesa de decisiones que vuelva a contener a todos los sectores del Frente de Todos. Ese esquema funcionó durante buena parte de la pandemia, antes de que Cristina empezara a señalar a los "funcionarios que no funcionan".

Ignacio Ortelli

Visto 844 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…