Lunes, 17 Octubre 2022 08:54

Los K desafían al Gobierno en la calle y Alberto Fernández se recluye en un anuncio de obra - Por Federico Mayol

Escrito por

Máximo Kirchner sería uno de los oradores. El Presidente tiene previsto por ahora solo una actividad oficial por la mañana. 

Colaboradores de Máximo Kirchner y de Pablo Moyano hablaron hasta estas últimas horas para consensuar el documento que este lunes leerán en Plaza de Mayo en el acto del Día de la Lealtad para el que no fue invitado Alberto Fernández, y que, según trascendió hasta ahora, pedirá por medidas urgentes para paliar los efectos de la inflación. 

Fuentes oficiales relativizaron la no invitación del mandatario: "Hay demasiados actos por todo el país, es razonable que ni Sergio (Massa), ni Alberto, ni Cristina Kirchner se sumen a ninguno de ellos, hay que estar por encima de todo", justificaron.

Lo cierto es que, como presidente del Partido Justicialista a nivel nacional, en una fecha cara para el peronismo, Fernández no tenía, hasta este domingo por la noche, un evento de ocasión: solo una "actividad fuerte de gestión" por la mañana, en Cañuelas, en territorio bonaerense, junto al ministro Gabriel Katopodis, y el resto del día "actividad normal", en Casa Rosada.

Hace tres lunes, en la cena con parte de la cúpula de la CGT en Olivos que fue bisagra para el Día de la Lealtad por los trascendidos posteriores, el Presidente había planteado junto a Juan Manzur que planeaban organizar el 17 de octubre en Tucumán, los pagos del jefe de Gabinete.

Hasta esa cena, que Fernández compartió con siete sindicalistas de la mesa chica de la central obrera -Pablo Moyano no fue invitado-, el kirchnerismo no tenía previsto participar de ninguno de los actos por el 17 de octubre: más bien, planeaba una movilización para el 17, pero de noviembre.

Pero hubo declaraciones del jefe de Estado, que se publicitaron adrede, en torno a su relación con el núcleo duro de la coalición que precipitaron los tiempos: Máximo Kirchner le contestó una semana después, en Morón. Y "la orga" resolvió dirimir públicamente, otra vez, el rumbo de la gestión.

Después de esa comida, y de algunas reuniones en las que el jefe de La Cámpora estuvo representado por Andrés "El Cuervo" Larroque, el kirchnerismo confirmó que este lunes se movilizaría a Plaza de Mayo junto a la CTA, el Frente Sindical -los gremios más combativos- y una veintena de organizaciones. Y que Kirchner podría ser el orador principal del acto que en estas últimas horas terminaban de ultimarse los detalles.

El acto frente a la Casa Rosada será una de las tantas celebraciones con las que el Frente de Todos celebrará el Día de la Lealtad peronista, lo que mostrará la profundidad de la interna que surca al oficialismo. Durante la misma jornada la CGT hará su propio festejo por la mañana en Obras Sanitarias, donde lanzará un espacio político propio destinado a fortalecerse de cara al armado de las listas en 2023, en tanto los movimientos sociales afines al oficialismo tienen agendado otro acto en el partido de La Matanza.

Con la ausencia del Presidente, el kirchnerismo volverá a plantear este lunes en la Plaza de Mayo la serie de reproches con los que en las últimas semanas insistió hacia la Casa Rosada: la luna de miel por el desembarco de Sergio Massa como ministro de Economía, y hombre fuerte del Gobierno, ya quedó archivada.

Como anticipó Clarín este domingo, el documento que el kirchnerismo y sus aliados tiene previsto oficializar este lunes en Plaza de Mayo tendrá críticas a la política económica del Gobierno: el núcleo duro de la coalición hace rato que reclama por una política salarial que mitigue los efectos de la inflación.

"(Hay que) Restaurar el rol del Estado en el control y planificación de la economía, articulando con las organizaciones libres del pueblo las políticas necesarias para imponer la soberanía alimentaria y garantizar que ninguna familia argentina tenga que soportar una injusta e intolerable situación de pobreza, implementando de manera urgente un aumento de suma fija y asegurando un ingreso familiar de emergencia para paliar en parte el deterioro que provoca el incesante incremento de precios de los productos de la canasta básica", abunda el documento consensuado hasta este domingo, según confiaron a este diario.

Hay alusiones a la necesidad de tener "un control estatal del comercio exterior", y de "terminar con las prácticas monopólicas y oligopólicas de los grupos concentrados de la economía" contra la "remarcación irracional" de los precios. Una crítica al Presidente, pero también a Massa.

Lista de oradores​

Este lunes al mediodía se terminarán de definir los oradores: se supone que habrá uno por cada corriente sindical que participará de la movilización -se espera una convocatoria masiva-, incluido el jefe de La Cámpora en su rol de presidente del PJ bonaerense.

Fue Larroque el que, en ese sentido, avisó días atrás que el acuerdo con el Fondo Monetario estaba caído. El secretario general de La Cámpora, que tuvo el gesto de estar el pasado jueves en los jardines de Casa Rosada Junto a Walter Correa y Pablo Moyano -dos de los que darán el presente este lunes en Plaza de Mayo- en la jura de las nuevas ministras del gabinete nacional, resaltó este sábado en su cuenta de Twitter la posición de Massa en Washington, que subrayó "la absurda contradicción entre los organismos de desarrollo y el FMI a la hora de mirar las cuentas públicas".

Federico Mayol

Visto 928 veces

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…