Miércoles, 25 Mayo 2016 08:55

25 de Mayo, la Patria de todos

Escrito por

Hoy es el primer 25 de Mayo en trece años sin la desmesura kirchnerista. Vuelve la idea de Patria como festejo colectivo. Macri asistirá al Tedeum en la Catedral Metropolitana, aunque con el contorno de un acampe de organizaciones sociales en la Plaza en demanda de más planes sociales.

Y luego compartirá un locro con sus ministros en Olivos. Más allá del protocolo, finalmente, como en la infancia de las generaciones más veteranas, todos podremos invocar la palabra y el sentimiento por la Patria sin recibir la amonestación de un gobierno que aprovechó la celebración para transformarla en una efemérides propia, en un engolado conteo de cada año en el poder.

Luego de muerto Kirchner sobrevino la lacrimógena puesta en escena del culto a su personalidad: quisieron mostrarlo como más importante en la historia que los patriotas de la Primera Junta y de los hombres y mujeres insurgentes de los días revolucionarios de 1810, cuando la Patria asomaba … Así fue: ni Kirchner ni Cristina invocaron en aquellas celebraciones a los próceres de Mayo y hasta enfurecieron cuando en 2005 Jorge Bergoglio, entonces arzobispo de Buenos Aires, cuestionó en un Tedeum del amanecer K “el exhibicionismo y los anuncios estridentes de los gobernantes.” Perspicaces, los Kirchner se sintieron aludidos. Desde entonces ejercieron con Bergoglio uno de sus dones mayores en política: la venganza.

Al año siguiente rompieron la tradición del 25 de Mayo en la Catedral Metropolitana y el Tedeum se mudó a Santiago del Estero, claro que al convertirse Bergoglio en Papa, Cristina indultó sus sermones admonitorios.

La realidad de este 25 de Mayo encuentra una Patria aún sufriente, con el 32,6% de la población en situación de pobreza según el Observatorio Social de la UCA. Y con 4 millones de chicos en la pobreza a fines de 2015 según UNICEF.

Esta es la Patria que el kirchnerismo barrió bajó la alfombra. En el tiempo originario de 1810 y en los 2000 también, la pobreza nos interpela.

Aunque Durán Barba le sople a Macri que no hay chicos que mueran de hambre, los pobres siguen pobres y las castas políticas se han enriquecido hasta la obscenidad. Por eso hemos descendido en la expectativa de vida del 4to al 7mo lugar en la región, según la Organización Mundial de la Salud. Una tragedia nacional.

La Patria no es “el otro” como bramaba la ex Presidenta creída que enarbolaba una frase para la historia. Los otros son millones que siguen empantanados al costado del camino, mirando ajenos el festín de la corrupción que los privó de la calidad de vida que el Estado les debía garantizar como ciudadanos. Y no lo hizo. A cambio, apenas les dejaron las migajas clientelares de un tiempo infausto y cruel. Y un 25 de Mayo mutilado y sectario. 

Osvaldo Pepe

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…