Osvaldo Pepe

 

 

El Presidente se enoja con todos menos con su socia. El deterioro de la investidura presidencial no tiene retorno.

Señora vicepresidente, a usted le gustan las cartas públicas. Picantitas. De esas que en cada palabra demuelen desde el Presidente hasta el más humilde de los ciudadanos de la República. Permítame entonces la osadía de apropiarme por un instante de su hábito tan difundido en los últimos tiempos y que se volvió un acierto. Con las cadenas nacionales de otrora, saturaba. Con estas cartas cava una tumba política detrás de otra.

Zaffaroni, uno de los jefes intelectuales de la manada, ya octogenario, comparó las tareas de la profesión periodística con las armas de la propaganda nazi.

 

 

Señor Presidente, señora Vicepresidenta. Soy un jubilado joven. Tengo 67 años, hace dos que pasé a retiro, después de dedicarle mi vida al periodismo, con perdón de la palabra.

Estampa clásica. Un radical de pura cepa, en su despacho, donde recibió a Clarín. Con sentido del humor, el dirigente no esquivó temas ni respuestas.

 

Hoy es el primer 25 de Mayo en trece años sin la desmesura kirchnerista. Vuelve la idea de Patria como festejo colectivo. Macri asistirá al Tedeum en la Catedral Metropolitana, aunque con el contorno de un acampe de organizaciones sociales en la Plaza en demanda de más planes sociales.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…