Actualidad

Tras una noche de vigilia en la Quinta de Olivos, rodeado de sus principales colaboradores, Alberto Fernández aseguró que va “a ordenar” a su equipo y analiza varios cambios. El impacto de la carta de Cristina.

El mensaje que traslucen la carta pública de la vicepresidenta y el audio de Fernanda Vallejos

El Presidente decidió que está dispuesto a aceptar que le digan cualquier cosa. Agraviarlo no genera ningún costo. Y la Vicepresidenta lo sabe.

La estrategia del sector más duro del kirchnerismo para preservar a Cristina Fernández de Kirchner de otra derrota que ponga en duda su condición de líder del Frente de Todos podría terminar de profundizar la crisis que abrió en esa creencia el resultado de las PASO en todo el país. Pero particularmente en la provincia de Buenos Aires. El bastión electoral de la vicepresidenta, gracias a su preeminencia en el conurbano. El oficialismo se impuso ajustadamente en las zonas Sur y Este de esa región, comprendida en la Tercera Sección.

En medio de declaraciones explosivas, que en otro momento hubieran provocado renuncias o expulsiones, el Gobierno nacional sigue haciendo como si nada estuviera pasando. Envió dos proyectos de ley al Congreso, uno de ellos el Presupuesto, y cuanto más tiempo pase, más se fortalece el presidente.

Ante los frustrados intentos de Cristina Fernández de Kirchner para intervenirle el gabinete al presidente Alberto Fernández, está vez optó por una “asonada” que apuntaba a vaciarle el gobierno para condicionarlo aún más. Hasta ahora no ha logrado el resultado buscado y exhibe señales de debilidad.

 

Máxima tensión en el Gobierno con la masiva presentación de dimisiones de funcionarios kirchneristas. ¿Qué hará el presidente Alberto Fernández?

 

Hay una divergencia de diagnósticos sobre el motivo de la derrota. Se interpreta que la batería de ayuda económica no moverá el resultado de las PASO

 

La vicepresidenta pide cambios. La discusión en Olivos que tensó la situación. El apoyo de gobernadores, CGT y movimientos sociales. La visita de Aníbal. ¿Y La Cámpora cómo juega?

 

La pelea escaló luego de la dura derrota electoral. Para precipitar cambios de gabinete, Cristina Kirchner jugó las renuncias de ministros propios. Y la tensión creció con el rechazo del Presidente a esas presiones. El conflicto genera crujido institucional y puede impactar en la economía

 

Página 1 de 491

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…