Economía

Un embrollo de reservas escasas, inflación al 90%, de subsidios que se caen y tarifas que suben y déficit fiscal que manda ajuste acosa al ministro. Además, todo apura definiciones. 

El Gobierno encara un intento de ordenamiento fiscal en la buena senda de la reducción de subsidios, pero insuficiente. Así buscará reencauzar el acuerdo con el FMI y evitar una espiralización mayor de la tasa de inflación 

Massa dijo que un alza del tipo de cambio provocaría un fogonazo en los precios que no está dispuesto a convalidar. Pero el fogonazo ya se produjo y el dólar oficial aparece barato y es objeto de deseo. 

La tasa efectiva está compensando a la inflación esperada. La evolución de las variables y de las expectativas dependerá del reordenamiento de las cuentas públicas. Pero, sin un plan específico y bien delimitado en lo fiscal y sin una brecha más acotada, seguirá siendo complejo el anclaje. 

A la espera de medidas, en el mercado crecen las especulaciones y el Banco Central sigue teniendo que vender dólares. ¿Cuál será la señal fiscal? 

Los limitados grados de libertad que tendrá el ministro de Economía, Producción y Agricultura 

¿Qué le espera al nuevo ministro Massa? Un desequilibrio fiscal total de más de 6% del PIB, con tendencia al alza 

Estamos esperando que en estos días se anuncien medidas económicas. Por las dudas aclaro que este artículo no quedará obsoleto cuando se anuncien, porque me referiré a algunos elementos o datos fundamentales. 

Winston Churchill decía que “los estadounidenses siempre harán lo correcto, solo después de haber probado todo lo demás.” Los argentinos estamos esperando a ver si el kirchnerismo, luego de 182 meses gobernando la Argentina, habiéndose rifado las reservas internacionales, los ahorros de las AFJP, la inversión energética y de otros sectores de los 90, habiendo subido escandalosamente el endeudamiento, y con la inflación encaminándose a un nivel anual de tres dígitos, termina por fin imitando a los norteamericanos y hace lo correcto. 

El dato común es la velocidad, peligrosa en varios sentidos, a la que escala la crisis económica. Pasa con el agotamiento de las reservas y la pérdida de poder de fuego del Banco Central, con la descontrolada trepada de los precios, con el déficit fiscal y la emisión. 

Página 1 de 209

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…