Política

La crisis de la vacunación y la acción de la Justicia vinieron a completar el quinteto de acechanzas que integran junto con la inflación, la probable nueva ola de contagios del Covid-19 y la inseguridad

Un hilo rojo une la madrugada del 14 de junio de 2016 con la mañana del 19 de febrero de 2021. Una misma combinación de cinismo organizado y negación colectiva trata de borrar las huellas de esas dos confirmaciones de lo evidente.

 

Que Alberto Fernández se haya hecho vacunar por el director del hospital más grande de la Argentina demuestra cómo la dirigencia pone los recursos del país a su servicio y no al revés. Es hacerse llevar los diarios en avión a El Calafate.

En un momento en el que pensaba recuperar la centralidad de la agenda, Alberto Fernández quedó sacudido por el mayor escándalo desde que asumió; el largo desgaste de Ginés y la demanda judicial creciente de Cristina

En su regreso de México, el presidente Alberto Fernández comenzó el operativo político para quedar totalmente despegado del escándalo del “vacunatorio VIP”. La relación con Ginés González García, ministro al que tuvo que echar, y con su íntimo amigo el diputado Eduardo Valdés, quedó casi rota. Pero quiere recuperarla con el tiempo.

El caso de La Ruta del Dinero K se ventiló en el programa de Jorge Lanata y fue amplificado por otros medios independientes. En pleno gobierno de Cristina, disparó fuertes presiones al periodismo, la Justicia y la oposición.

El Presidente apuntaba a exponer un perfil acuerdista y moderado, además de su estrategia regional. La noticia sobre la vacunación VIP ensombreció su viaje a México. Y generó otra carga contra jueces y fiscales. En simultáneo, el fallo por la ruta del dinero K vuelve a tensar ese frente, con CFK como eje

Había una vez en un país lejano un movimiento populista. De la familia de las religiones políticas, diría Loris Zanatta. Desdeñoso con la pluralidad, nostálgico del partido único, habituado a predicar sobre los derechos del pueblo, rico en liturgia, saturado de euforia. El movimiento sobrevivió a infinitas tempestades mediante sucesivas reinvenciones.

El Gobierno se golpeó fuerte y ahora trata de pararse sonriendo y a los gritos... pero no le sale. 

Resulta extraño ver la indignación provocada por la aparición de un vacunatorio vip en el Ministerio de Salud de la Nación. No porque no se trate de un hecho escandaloso sino porque desconocerlo, de alguna manera, sería propio de vivir en otro país. Es la Argentina Blue que funciona así en todo.

Página 1 de 126

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…