Viernes, 02 Julio 2021 12:19

Gabinete en campaña: uno por uno, qué papel tendrá cada ministro - Por Martín Dinatale

Escrito por

El Presidente ya armó la "mesa de los lunes" con un equipo especial de funcionarios; el rol que se le asigna a cada ministerio en la puja electoral

Al ritmo acelerado del plan de vacunación y con el fantasma de la crisis económica como telón de fondo, el gobierno empezó a diagramar un esquema de campaña electoral donde la gestión, las actividades de Alberto Fernández y los gestos de cada ministro buscarán sumar votos con vistas a los comicios legislativos de noviembre.

En un contexto difícil para un gobierno que ha perdido la confianza de gran parte de la población durante la pandemia en el gabinete nacional se empezó definir una radiografía estimada del rol asignado a la mayor parte de los ministros, donde el Presidente junto con la vicepresidenta Cristina Kirchner serán actores centrales de la puja electoral.

En la Casa Rosada creen que se tratará de una campaña electoral "corta y atada a la coyuntura sanitaria". Es bajo esta premisa que se armó la "mesa de los lunes" donde Alberto Fernández convoca a su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, junto con el ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y el jefe de la bancada de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, para delinear los ejes centrales de los temas que abordará el oficialismo para encarar la pelea proselitista.

Esta gimnasia política ya empezó a rodar y se irá profundizando con la cercanía de las PASO y a las elecciones generales.

Según pudo reconstruir El Cronista de varios funcionarios del gobierno, a partir de esos encuentros semanales de campaña y en paralelo a las reuniones del gabinete económico, se definirán en adelante los roles que cada ministro ejecutará en la pulseada electoral.

LA DUPLA QUE DISTRIBUYE

Cafiero y Wado de Pedro se convirtieron en los ministros que bajan de la "mesa de los lunes" a territorio y a los despachos del resto de los ministros el plan de acción proselitista mezclado con la gestión. La unidad de estos dos funcionarios es entendible: el jefe de Gabinete es el hombre de confianza del Presidente y en el caso del ministro del Interior se trata de uno de los referentes de Cristina Kirchner en poder.

"La idea es que haya un modo de campaña en territorio y que la gestión del gobierno se traslade a las provincias o municipios", dijo a El Cronista un funcionario que participa tangencialmente de las reuniones de la "mesa de los lunes". El jefe de Gabinete actúa con el ministro del Interior en una suerte de jefatura de campaña compartida.

De hecho, tanto Cafiero como De Pedro empezaron a salir también a recorrer el interior con inauguración de obras o encuentros con gobernadores e intendentes en clave electoral. Y esta dinámica se repetirá en adelante con mayor asiduidad. Esta dupla que distribuye el juego podrá ir acompañada en sus recorridas por diferentes ministros.

LOS OBREROS

El equipo de ministros Gabriel Katopodis (Obras Públicas) y Jorge Ferraresi (Desarrollo Territorial) se complementarán en una suerte de obreros de la campaña para "mostrar ladrillos" como le gusta ilustrar al ex intendente de Avellaneda. Ambos ministros están a cargo de garantizar las "excusas de gestión". Es decir, el despliegue de inauguración de obras que mezclarán gestión con campaña electoral.

Según dijeron allegados a Katopodis la idea del gobierno es mostrar que la pandemia no frenó el plan de viviendas o infraestructura en marcha. Hay más de 1.600 proyectos de aquí en adelante tan sólo en el Ministerio de Obras Públicas con un presupuesto para los próximos tres años de más de 644.000 millones de pesos.

Los roles de Katopodis y de Ferraresi son compatibles. Uno muestra viviendas y el otro la conectividad para llegar a esas casas. En el medio están los gobernadores o intendentes que interactúan para mostrar en campaña en territorio lo actuado por el Frente de Todos con la clara intención de sumar votos al final del día. Incluso en el reparto de obras el gobierno busca la amplitud de criterios para evitar la discrecionalidad, pero también lograr una llegada a territorios hostiles o en manos de la oposición.

PRODUCCION Y TRANSPORTE

El ministro de Transporte, Alexis Guerrera, y el de la Producción, Matías Kulfas, también formarán parte del tándem del gabinete abocado a mezclar gestión con campaña. La idea del gobierno es que el plan de vacunación acelerado de aquí a octubre permita mostrar una economía recuperada.

En este contexto, la cartera de Kulfas busca inyectar fondos y créditos a los sectores productivos para mejorar a los sectores medios. Este es el electorado más reacio al Frente de Todos en estos momentos ya que sufrieron duro la pandemia.

Y desde Transporte se tratará de exponer el plan de obras viales o terminales de ómnibus para mostrar con los gobernadores e intendentes una puesta en escena de la reactivación económica.

LA MACRO ECONOMIA

El ministro de Economía, Martín Guzmán, estará a cargo en la campaña de seguir de cerca los resultados de las negociaciones por la deuda con el Club de París y el FMI. Es muy probable que no haya acuerdo firmado antes de las elecciones, aunque cerca de Guzmán no descartan que pueda haber sorpresas.

"Será complejo tener acuerdo antes de los comicios y la idea del ministro es resolver bien la cuestión antes que rápido", dijo un hombre de confianza del ministro de Economía.

De todas formas, Guzmán no deja de mirar la microeconomía más allá de la macro. Y en este aspecto mantendrá contactos con referentes de movimientos sociales, sus diálogos con hombres de la Iglesia como el jesuita Zarazaga o encarará viajes al interior del país como lo hizo recientemente a Bariloche para dar charlas en universidades. Esto le permitirá a Guzmán ofrecer una mirada de la economía a los sectores jóvenes y medios del electorado.

REFUERZO SOCIAL Y VACUNAS

Los ministros de Salud, Carla Vizzotti, y de Desarrollo Social, Daniel Arroyo son claves en todo este andamiaje electoral, aunque por el perfil técnico que cada uno de estos tiene no serán identificados como parte de la campaña en caliente.

Vizzotti es la garante de uno de los mayores desafíos del gobierno: mostrar que se puede llegar antes de las elecciones con la mayor parte de la población vacunada con segunda dosis. Actualmente la ministra de Salud tiene el panorama complicado no sólo por la falta de vacunas sino por la llegada de la cepa Delta. Aunque en la Casa Rosada aseguran que para noviembre ya estará la mayor parte de la gente vacunada contra el Covid.

En el caso de Arroyo la tarea mayor es la de evitar que haya desborde social y que se contenga a los sectores vulnerables. No se descartan aumentos en los planes sociales para frenar la protesta social. Este fue uno de los ejes del acuerdo que selló el ministro de Desarrollo Social hace 10 días con los movimientos piqueteros más duros.

Ahora vendrá la etapa de mirare un poco más hacia adelante en la política social y Arroyo apuesta al despliegue de la economía popular. Para esto se prepara el segundo Foro de la Economía Popular que tendrá a Guzmán y Kulfas como ministros invitados especiales. Allí se busca dar una respuesta de trabajo genuino a los sectores postergados que el gobierno confía que los votará en noviembre.

LOS SATELITES

Alrededor de todo este andamiaje se sumarán otros ministros del gabinete a acompañar en la campaña, aunque el rol no será central por el perfil de sus respectivas carteras. Es el caso de Agustín Rossi en Defensa o de Juan Cabandie en Medio Ambiente, quienes tienen una llegada directa con Cristina Kirchner.

Salvo que haya algún conflicto con el campo o se incrementen los niveles de inseguridad, los ministros de Agricultura y de Seguridad, Luis Basterra y Sabina Frederic, respectivamente, no tendrán un rol central en la campaña. En el caso puntual de la ministra de Seguridad no forma parte del espacio real del Frente de Todos y carece de la confianza de la vicepresidenta.

También está el ministro de Educación, Nicolás Trotta o el de Turismo Matías Lammens que acompañarán la campaña con gestión. Aunque en el gobierno aseguran que estos dos ministros serían los primeros fusibles que habrá en el gabinete una vez que finalicen las elecciones.

Martín Dinatale

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…