Viernes, 30 Julio 2021 08:32

El país de los planes sociales: quiénes y cómo manejan la ayuda que llega a 22 millones de personas - Por Carlos Arbía

Escrito por

En casi 20 años se multiplicó por diez la cantidad de personas que reciben algún tipo de ayuda estatal. Quiénes están detrás de esta caja millonaria

 

La disputa por el manejo de los planes sociales quedó en evidencia por la fuerte pelea entre varios sectores del Gobierno para reemplazar a Daniel Arroyo en el ministerio de Desarrollo Social y a Victoria Tolosa Paz en el Consejo Federal de Políticas Sociales, un organismo que coordina las acciones de las distintas dependencias estatales en materia de desarrollo social y distribución de alimentos.

 

Finalmente, se confirmó que el intendente Juan Horacio "Juanchi" Zabaleta será el encargado de tomar la conducción del Ministerio, una vez que Arroyo deje el cargo para dedicarse a su campaña para diputado.

En paralelo, la titular del PAMI, la camporista, Luana Volnovich es una de las candidatas para reemplazar a Tolosa Paz la primera candidata en la lista del Frente de Todos en PBA donde Arroyo figura en el puesto doce.

La historia de los planes sociales en la Argentina desde 1983 tiene como antecedente las llamadas Cajas PAN del gobierno de Raúl Alfonsín. En el 2002 en plena crisis con Eduardo Duhalde como presidente, había un solo plan social: el Plan Jefas y Jefes de Hogar. Este tenía como principales beneficiarias a las "manzaneras" de Provincia que manejaba Hilda Chiche Duhalde y los pobres superaban el 50 por ciento de la población.

El total de esos planes llegaba a 2 millones de personas. En la actualidad, existen una gran variedad y tipos de planes. Lo notable es que la cifra del 2002 se ha multiplicado por 10. Hoy, más de 20 millones de personas tienen alguno de esos planes que pagan el estado algunas gobernaciones y municipios y la pobreza llega al 45 por ciento.

Según los últimos datos del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), hay unos 22 millones de habitantes del país que recibe un programa alimentario y también percibe otros montos como, por ejemplo, la Asignación Universal por Hijo (AUH), que alcanza a 4 millones de madres y otorga la ANSES.

La sorpresa es que el Estado tiene una página web https://ayudandonos.com/planes-sociales/ para explicarle directamente a la persona qué plan le conviene tomar y cuántos planes podría obtener de acuerdo a su categoría. Como si fuera la simulación para obtener un crédito en un banco.

A través de una investigación exclusiva realizada por iProfesional intentaremos explicar cómo funcionan los planes sociales en nuestro país:

1. Cuántos planes hay 

La información y el relevamiento de gran parte de los programas sociales vigentes de la Administración Pública Nacional (APN), clasificados por área ministerial son realizados de manera conjunta por dos organismos públicos: el SIEMPRO (Sistema de Información, Evaluación y Monitoreo de Programas Sociales), y el CNCPS (Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales), ambos organismos dependientes de la Jefatura de Gabinete a cargo de Santiago Cafiero.

En la Argentina hay un total de 141 planes y programas sociales los cuales se distribuyen de la siguiente manera: 85 son del Ministerio de Desarrollo Social; 26 del Ministerio de Salud; 13 del Ministerio del Trabajo, Empleo y Seguridad Social, 4 cada uno tienen el Ministerio de Economía y el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto y 3 tiene el Ministerio de Turismo y Deporte; 2 tienen el Ministerio de Desarrollo Productivo y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y con 1 cada uno figuran el Ministerio de Seguridad y al Ministerio de Cultura.

2. Cuáles son los planes sociales más demandados

Entre los planes más demandados, figuran: Plan Potenciar Trabajo, Programa Argentina Hace, Programa Hogar, Programa Federal Incluir Salud, Programa Jóvenes más y mejor Trabajo, Programa Monotributo Social, Programa Plan Nacional de Primera Infancia, Programa Plan Nacional de Protección Social, Programa Plan Nacional de Seguridad Alimentaria, Becas PROGRESAR, Programa Seguro de capacitación y empleo Programa SUMAR Programa Tarifa social, Subsidio social para medicamentos PAMI.

También está la Tarjeta Alimentar, un millonario aporte de la desaparecida Mesa del Hambre y el Programa Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional. Se suma el Plan Alimentos Especiales.

El experto Emilio Mondino explica que “a todos estos planes hay que sumarle los Programas Provinciales y Municipales, más los que dependen de ANSES como la AUH, las Asignaciones Familiares y las Pensiones y Jubilaciones, que por su monto son más un plan asistencial que una justa retribución para los merecedores del retiro laboral”.

Hay 23 provincias más la Ciudad de Buenos Aires y los casi 1.300 municipios que también reparten planes sociales. Uno de los grandes problemas en no poder controlar la superposición de los mismos. La gran mayoría tienen controles deficientes, funciones similares y beneficiarios que se repiten en muchos de ellos.

3. Quiénes manejan los fondos

En los últimos años, una gran parte de los líderes de los movimientos sociales, a quienes le llegan la mayoría de esos programas sociales, se han adueñado del manejo de los fondos de los mismos y también del otorgamiento y de su distribución. En la estructura actual del Gobierno hay varios líderes de movimientos sociales, ex piqueteros, que manejan la mayoría de esos planes a nivel nacional.

Fernando "Chino Navarro, nombrado por el presidente Alberto Fernández como secretario de Relaciones Políticas y Parlamentarias dentro de la Jefatura de Gabinete, a cargo de Santiago Cafiero y Emilio Pérsico, el secretario de Economía Social en el Ministerio de Desarrollo. Ambos pertenecen al Movimiento Evita.

El segundo de Pérsico en el ministerio es Daniel Menéndez que es el subsecretario de Promoción de la Economía Social y Desarrollo Local y es el candidato 16 en la lista del Frente de Todos en PBA. Menéndez es el líder del Movimiento Somos Barrios de Pie, que se fusionó en los últimos días con el Movimiento Evita. En esa estructura dentro del ministerio trabaja Rafael Klejzer, que tiene el cargo de la Secretaría de Economía Social y es el líder del Movimiento Popular La Dignidad.

A estos se suma Esteban "El Gringo" Castros el Secretario General de la UTEP que recientemente logro la personería gremial y forma parte del Consejo Económico Social del Gobierno. Uno de los que quedó afuera de este reparto de cargos es Juan Grabois, el fundador y referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) pero tiene gente suya trabando en el Ministerio de Desarrollo Social y también en otros organismos del estado.

El diputado Juan Carlos Alderete, de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) es otro de los que forma parte del reparto.

4. Cómo se distribuyen

El plan social o programa más importante que tiene a su cargo el Ministerio de Desarrollo Social es "Potenciar Trabajo". Está destinado a brindar inclusión laboral, sobre todo a los trabajadores de la economía popular, y favorecer el acceso al crédito no bancario. Entre enero del año pasado y enero de 2021, el Gobierno destinó más de $80.000 millones a quienes aceden a esos planes.

El Plan Potenciar Trabajo tiene una meta en el Presupuesto 2021 de 870.000 beneficiarios y que, según datos del Presupuesto Nacional, reservó para este año 101.000 millones de pesos, algo así como $276 millones diarios. O si se prefiere, $11,5 millones de pesos por hora. También se podría sumar el Plan Progresar, si el beneficiario se anota en un programa de educación superior y que el año 2019, antes de la pandemia, tenía 578.000 becas.

Las personas tienen que inscribirse en el Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (RENATEP) que está a cargo de Emilio Pérsico, quien a su vez es funcionario y el principal referente del Movimiento Evita. Entre enero de 2020 y enero de 2021, todos los meses recibieron el subsidio Potencial Trabajo, 824.303 titulares.

En el último informe sobre el "Estado de Situación" del programa Potenciar Trabajo, se presentaron un total de 2.069.719 solicitudes de inscripción de trabajadores y trabajadoras. De las que ya poseen resolución favorable 1.152.577 solicitudes.

De acuerdo a cálculos de consultoras del sector privado, este año el Gobierno gastaría unos $500.000 millones del presupuesto en los distintos planes y programas sociales incluyendo los gastos derivados de la pandemia para ayudar a empresas y particulares.

En tanto, los datos que maneja el Ministerio de Desarrollo Social muestran que más del 50 por ciento de las personas que habitan la Argentina estuvo alcanzada por alguna cobertura de programas sociales de transferencias de ingresos y asistencia alimentaria en la pandemia. En los últimos 10 años, se duplicó el número alcanzado por ayuda alimentaria mientras que en el 2010 un 24,4% de los hogares recibía algún auxilio estatal en la actualidad está en el 48 %, prácticamente el doble.

En 2020, el IFE sumó 8,9 millones y el pago de salarios al sector privado, ATP, benefició a 328.000 empresas que ingresaron en al menos una oportunidad, con alrededor de 3,07 millones de empleados y la Tarjeta Alimentar 1,5 millones de personas.

La principal conclusión del fracaso de estos planes sociales, que no han servido para reducir la indigencia y la pobreza, es que el Estado Nacional no sabe a dónde se dirigen los recursos y los más grave es que dejó de lado su rol de ordenador de las políticas públicas y sociales, otorgando ese rol a los movimientos sociales, que hoy son los que deciden de forma clientelar la distribución de esos recursos.

Carlos Arbía

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…