Jueves, 02 Septiembre 2021 11:34

Cristina en campaña: actos sorpresa, preocupación por Alberto y cambios de gabinete - Por Martín Dinatale

Escrito por

La Vicepresidenta se mantiene muy activa en las sombras a pesar de que tuvo pocas apariciones públicas; la estrategia electoral, el Olivosgate y el optimismo

Cristina Kirchner está hiperactiva, optimista por el eventual resultado electoral de las PASO y preocupada por la imagen presidencial de Alberto Fernández que se ve desgastada por los rebotes del Olivosgate.

Quienes hablaron o estuvieron en los últimos días con la Vicepresidenta aseguran que la escasa aparición que tuvo en los actos de campaña del Frente de Todos se contrapone con la actividad por lo bajo y en silencio que activamente realiza desde su casa o desde el despacho del Senado.

La Vicepresidenta mantendrá en lo que resta de la campaña el mismo esquema de apariciones sorpresivas en los actos del Frente de Todos donde ella misma es eje central de atracción como lo fue en Avellaneda o en La Plata.

El lunes estará en Quilmes con la intendenta Mayra Mendoza y la candidata a diputada Victoria Tolosa Paz. Y es muy probable que el próximo jueves se sume al cierre del raid proselitista del FDT que se está pensando hacer en el Estadio Único de La Plata con Alberto Fernández junto a todos los candidatos del espacio oficialista.

El kirchnerismo puro hubiese querido una mayor presencia de Cristina Kirchner en la campaña. "Ojalá aparezca más en la campaña porque su presencia garantiza un triunfo. Esta campaña debe ser para que haya figuras centrales como Cristina y Alberto", dijo ayer el diputado del FDT, Rodolfo Tahilade en una suerte de velado reclamo a su jefa.

OPTIMISMO Y CONSEJOS

La vicepresidenta y su entorno están convencidos de que el Frente de Todos ganará en Buenos Aires por 6 o 7 puntos. Hay una teoría política en la que sustentan este presagio optimista: entienden que, si las encuestas porteñas le dan entre 28 y 30 puntos al kirchnerista Leandro Santoro, todo indica que en la provincia de Buenos Aires se superará el piso histórico que hubo de al menos 10 puntos más que la cosecha electoral porteña. "Nunca puede ser peor", explicó a El Cronista un referente cristinista del Congreso.

Cristina Kirchner casi no habla con Tolosa Paz. Hubo algunos cruces por teléfono hace un tiempo, pero ya no se mandan ni siquiera mensajes. Ello no quita que la Vicepresidenta le tenga mucho aprecio a la candidata platense y la valora como "figura revelación" del PJ bonaerense.

Allegados a la candidata a diputada dijeron que la comunicación que Tolosa Paz tiene con ella es por medio del diputado Máximo Kirchner. Se intercambian mensajes, Cristina Kirchner le envía algunos consejos e incluso le destina elogios por medio de su hijo y jefe de bloque de diputados de FdT.

Más allá de no aparecer permanentemente en los actos de campaña la vicepresidenta sigue de cerca la gestión del gobierno y la política exterior. En los últimos días Cristina Kirchner se interiorizó de primera mano con funcionarios que le responden en la Cancillería sobre los avances limítrofes del presidente de Chile, Sebastián Piñera. Esto llevó a la vicepresidenta a motorizar ayer en el Senado una declaración de duro rechazo al país vecino por las pretensiones de extender sobre la Argentina su plataforma continental submarina.

IMAGEN DE ALBERTO Y CAMBIOS DE GABINETE

Eduardo Valdés, Máximo Kirchner, Oscar Parrilli y otros referentes que dialogan con la vicepresidenta aseguraron en reuniones reservadas recientes que Cristina Kirchner ya dejó atrás el enojo inicial que tenía con Alberto Fernández por el escándalo del Olivosgate. "Ahora le preocupa la imagen esmerilada del Presidente", dijo a El Cronista un funcionario que suele cruzar WhatsApps con la vicepresidenta.

En la Casa Rosada desechan de plano esta hipótesis: admiten que la imagen presidencial decayó en las últimas semanas desde que estalló el escándalo por el cumpleaños de Fabiola Yáñez en Olivos. Pero inmediatamente sostienen que ello no se traducirá en pérdida de votos para el FdT.

El diputado Tahilade dijo ayer que "Cristina nunca hubiese permitido que se saquen esas fotos en Olivos" y reclamó al entorno presidencial mayor cuidado por la figura de Alberto Fernández. Otro mensaje directo del universo K como aquel que planteó la misma Vicepresidenta de "poné orden donde haya que poner orden".

Desde esta perspectiva, la idea de un cambio de gabinete se viene repiqueteando desde el entorno de Cristina Kirchner. Todo indica que esto será para después de las elecciones generales de noviembre. Es el slogan de "oxigenizar" el Gobierno que pregona el kirchnerismo duro en un acuerdo con el mismo Alberto Fernández.

Los mensajes cifrados de ese cambio de gabinete esperado llegan de la mano del ministro de Seguridad bonaerense y amigo de la vicepresidenta, Sergio Berni, quien en los últimos días cuestionó a su par de Nación, Sabina Frederic. En el entorno de Cristina Kirchner aseguran que Berni es "un líbero" y que no siempre cuenta con el aval de su jefa en los movimientos que hace.

De todas maneras, Cristina Kirchner sigue defendiendo la idea del "frentetodismo" como única alternativa de poder en la Argentina. En ello, rescata tanto la figura de Alberto Fernández como la de Sergio Massa, Axel Kicillof y la de los gobernadores del PJ que acompañan al gobierno.

Martín Dinatale

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…