Lunes, 06 Septiembre 2021 12:05

Solo en Off: el porfiado “escollo” de Máximo Kirchner para presidir el PJ vuelve al ataque - Por Jaime Rosemberg

Escrito por

Rodríguez Larreta resucitó el “sí, se puede” y el kirchnerismo prepara una “recepción” para Pepín Rodríguez Simón en el Parlasur

La campaña electoral, se sabe, oculta muchas veces las rivalidades políticas en pos de beneficios comunes, pero no las resuelve, ni mucho menos. Convencido de “ir a fondo” en su batalla contra Máximo Kirchner para retener lo que cree le corresponde, Fernando Gray retomará en pocos días su pelea para conducir el PJ bonaerense, luego de la movida del líder de La Cámpora para “correrlo” de ese sitio y tomar en diciembre las riendas del partido en su principal bastión electoral.

“Se la va a seguir, no se piensa bajar”, afirmaron distintos allegados al intendente de Esteban Echeverría, que esta semana se presentó en la Cámara Nacional Electoral para insistir en el cargo que, en teoría, le hubiera tocado ocupar este año, pero que sigue en manos del intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, de mejores vínculos con la Casa Rosada y el Instituto Patria. La idea de Gray, que sigue haciendo campaña en su distrito de cara a las PASO y que esta semana compartió allí un acto con perfil discreto junto a Victoria Tolosa Paz, es llegar hasta la Corte Suprema para evitar que el jefe del bloque de diputados del FdT asuma la presidencia del partido, en el final de un proceso de “operativo clamor” que incluyó a la cúpula del peronismo y no pocos intendentes bonaerenses.

Más allá de que su hipotético mandato se vence en pocos meses, y con el acuerdo con Menéndez para “turnarse” en la presidencia convertido en papel mojado, Gray cree que “no hay plazos” para sostener el reclamo, aunque enfrente esté uno de los potenciales sucesores de Alberto Fernández. Ya tuvo derrotas en la Justicia Electoral, sobre todo a manos del juez electoral Alejo Ramos Padilla, que rechazó su recurso, y la propia Cámara Nacional Electoral, que hace dos semanas, y en fallo dividido, también habilitó a Máximo Kirchner para conducir el PJ bonaerense en tres meses. “Veremos qué dice la Corte, vamos a esperar”, insisten desde Esteban Echeverría, esperando un guiño salvador del alto tribunal que, por el momento, no se vislumbra en el horizonte cercano.

Larreta y un extraño retorno del “sí, se puede”

La situación sorprendió a María Eugenia Vidal, a sus colaboradores y a muchos de los presentes en el acto con jóvenes y al aire libre que el miércoles organizó el comité de campaña de Juntos por el Cambio en territorio porteño. “¡Sí se puede, claro que se puede!”, dijo Horacio Rodríguez Larreta en su discurso, micrófono en mano y luego de enumerar los “logros” en la ciudad de Buenos Aires durante la gestión de Pro.

La sorpresa por el uso de la muletilla preferida por Mauricio Macri en la campaña de 2019 –que terminó en derrota– fue tal que muchos de los dirigentes se quedaron petrificados. “Juan Pablo, vamos, no te veo aplaudir, ¡vamos que se puede!”, insistió el jefe de gobierno porteño, en referencia a Juan Pablo Arenaza, funcionario porteño y referente de Patricia Bullrich. ¿Buscó el voto duro? “No, nada que ver, fue espontáneo”, rechazaron cerca de Rodríguez Larreta, jugado a fondo por el éxito de Vidal en la ciudad y Diego Santilli en la provincia, para apuntalar su proyecto 2023.

A “Pepín” Rodríguez Simón lo esperan para “despedirlo” del Parlasur

Amigo de siempre de Mauricio Macri y técnicamente prófugo desde hace tres meses de la Justicia por negarse a declarar en la causa de la supuesta “mesa judicial” de Cambiemos, Fabián “Pepín” Rodríguez Simón enfrenta la embestida del kirchnerismo en el Parlasur, del que todavía forma parte. Desde el kirchnerismo ya preparan una “recepción” para Pepín, que el 13 de septiembre debería realizar su descargo, presencial, ante el pleno del cuerpo, en su sede de Montevideo.

“Habrá circo, cámaras y muchas preguntas”, anticipan desde el Frente de Todos, que tiene a la misionera Cecilia Britto como estandarte en el reclamo para que el Parlasur destituya a Rodríguez Simón. Más allá de la escasa simpatía que Pepín despierta en varios de sus pares (“Está bastante solo”, asegura uno de ellos), en el Gobierno no se hacen ilusiones. “La derecha uruguaya, brasileña y paraguaya lo va a defender. No tenemos los dos tercios, y si encima se pone a derecho nos quita argumentos”, reconocen desde el oficialismo.

Jaime Rosemberg

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…