Miércoles, 08 Septiembre 2021 11:01

El temor al día después ya generó una grieta en el seno del albertismo - Por Beto Valdez

Escrito por

Los malos pronósticos electorales para el Frente de Todos han provocado una dura interna dentro del Gabinete del presidente Alberto Fernández. Un grupo de ministros con más poder critican al entorno del jefe de Estado. Paradójicamente, dentro del albertismo también se percibe una grieta.

“Más allá de lo que pase el domingo la crisis que se viene el oficialismo es irreversible y eso ya se nota dentro del gobierno”, dice a MDZ una fuente oficial. Varios voceros oficiales pronostican una especie de sálvese quien pueda frente al supuesto fantasma de una mala cosecha electoral para el Frente de Todos.

"Si el gabinete ya venía desordenado y la mayoría de los ministros debajo de la mesa, imagínate ahora en medio de un contexto donde muchos creen que el cristinismo va a desembarcar en los cargos más estratégicos”, describe un funcionario cada vez más preocupado. El panorama en el seno de la administración de Alberto Fernández muestra una grieta profunda entre la “mesa chica” del presidente y el resto de los ministros.

Gabriel Katopodis, Juan Zabaleta y Jorge Ferraresi, tres barones del GBA, expresan dentro del Gabinete una mirada muy crítica sobre el manejo del gobierno y el encierro del presidente. Obviamente son leales a Fernández, pero no relativizan sus errores políticos. Los ministros de Obras Públicas, Vivienda y Desarrollo Social coinciden con el enfoque de su colega de Interior, Eduardo De Pedro, respecto a que el jefe de Estado debe salir del microclima que le genera su entorno para poder fortalecerse frente a lo que se viene. Apuntan claramente contra el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, de no preservar a Alberto y exponerlo a papelones y errores no forzados.

Paradójicamente, dentro del círculo áulico de Fernández ya se percibe una grieta. Cafiero, Vilma Ibarra, secretaria legal y técnica, y el jefe de asesores, Juan Manuel Olmos se han comenzado a quejar de lo difícil que le resulta acceder con frecuencia al presidente, pese a su relación y proximidad. “Alberto está todo el día con su núcleo más íntimo y lo han entornado de tal manera que lo alejan de la realidad”, dicen en los pasillos de la Casa Rosada.

Los dardos envenenados de este sector tienen como blanco a Vitobello, Biondi y al subsecretario general de la Presidencia, Miguel Cuberos, hombre clave en el manejo de la intimidad de la Quinta de Olivos. Esta interna inesperada en su entorno exhibe el nivel de preocupación e incertidumbre que genera el día después de las PASO.

Alberto “Beto” Valdez

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…