Jueves, 16 Septiembre 2021 11:10

La crisis interna es más grave de lo que se dice: el kirchnerismo amenaza a Alberto con su fin político

Escrito por S.R.

Desde sectores K aseguran que, si no cede, le partirán el bloque en las dos cámaras del Congreso y "va a quedar con menos diputados que Lavagna"

"Bueno, nos vamos todos, que vaya ahora y remonte la elección en noviembre solo, que camine el conurbano", dice un altísimo dirigente kirchnerista, después de conocidas las renuncias masivas de funcionarios que responden a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

La reunión entre el titular del Ejecutivo y su vice, el lunes a la noche en Olivos, fue muy mala, y terminó mucho peor. La consecuencia, fue la orden de Cristina a todos sus funcionarios de abandonar el Gobierno, y no puede dejar de considerarse la obediencia inmediata sin un solo, pero, por parte de cada uno de ellos.

La problemática no pasa por Martín Guzmán, si se lo puede desplazar mejor, pero el objetivo es Santiago Cafiero. Con entregar a su jefe de Gabinete, a Alberto Fernández le bastaría para apaciguar las aguas, Cristina no quiere otra cosa.

Para el final del día, desde prensa del Senado dejaron trascender que la vicepresidenta había llamado a Guzmán para aclararle que la "cosa no es con vos". El kirchnerismo está dispuesto a bancar a Guzmán si modifica algunas cosas de su política económica, pero no quiere acompañar al presidente un día más si no cede a Cafiero.

Lo dijo Grabois un día antes: "Acá lo que no funciona es la coordinación de ministros, hace falta alguien que en serio corte el bacalao". Cristina quería al ahora renunciado Eduardo "Wado" De Pedro, que además está bien visto por el propio Fernández, pero éste no quiso ceder y la crisis se profundizó.

"El poder de Alberto es prestado. Nos volvimos a quedar el domingo, como en 2017, solamente con lo nuestro, con el voto duro, el 30 y pico por ciento, ¿De quién es eso? ¿De Alberto? No jodás, lo tenía Cristina en su peor momento, cuando este señor paseaba a Dylan por Puerto Madero, si nos vamos vuelve a cero", dice una fuente habitual de iProfesional que no se despega de la expresidenta, casi nunca.

Los riesgos que se corren no terminan con que Alberto tenga que reemplazar a los funcionarios kirchneristas que renunciaron y perder la tropa que le milita la Provincia de Buenos Aires profundizando la derrota en el mes de noviembre.

"Esperate porque si el gordo (así lo llama la fuente al presidente) no cede, le rompemos el bloque en las dos Cámaras del Congreso. ¿Sabés nene que quiere decir eso? Que este tipo se queda con menos diputados que Lavagna. No sé qué cree que va a gobernar o que va a resistir, está rodeado de fabuladores de vuelo bajo... tiene un razonamiento precario", dice un peso pesado kirchnerista de la Cámara baja.

El tema es cuánto, en su soledad absoluta, resiste Alberto la presión de no hacer el cambio demandado, cuánta chance de recuperarse para noviembre sin ayuda tiene, y cómo asimilaría una elección general más catastrófica, completamente solo y con el kirchnerismo empujándolo hacia la puerta. "Leónidas no es", dice entre carcajadas la fuente antes mencionada, en referencia al héroe espartano cuya leyenda dio el argumento de la película "300".

La reacción de Sergio Massa será muy importante también porque la prenda de paz podría ser justamente el ex intendente de Tigre. Ambos bandos podrían acordar que la sucesión de Cafiero quede en manos de Massa, con calidad de "ministro superpoderoso", colocarle un paraguas para que no lo afecte la derrota de noviembre, algo que al actual presidente de la Cámara de Diputados le preocupa.

Cerca de Massa dicen: "Sergio te la agarra, si sale es el trampolín ideal a 2023, pero exige que lo protejan de la derrota de noviembre, porque por dos meses se va a comer una galletita que no es de él y no puede afectarlo en su futuro".

Otro aspecto que tiene muy preocupado al Gobierno es como seguir incluso, cuando esta crisis se resuelva. "Y mirá, ponele que entra Massa y pasa el huracán ¿cómo seguimos tratando con La Cámpora? ¿Cómo atajamos la presión o las zancadillas de Cristina? Vienen dos años de mierd…en caso de que subsistamos", explican en el albertismo.

Todo se encuentra en grave estado de inestabilidad. A última hora, el Movimiento Evita y otros sectores salieron a convocar a una marcha en respaldo del Presidente. ¿Respaldarlo contra quién? Contra su vice y su grupo, el cristinismo. Muchos agoreros dicen temer que la batalla política se traslade a las calles. "Sacar gente a bancar a Alberto es un error, si Cristina saca a los suyos es una masacre, es una provocación que puede terminar mal", dice un viejo observador peronista al que convendría escuchar.

S.R.

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…