Viernes, 17 Septiembre 2021 10:54

El Presidente rearma un nuevo Gabinete sin Santiago Cafiero y con bajas K para salir de la crisis - Por Ignacio Ortelli

Escrito por

Tras una noche de vigilia en la Quinta de Olivos, rodeado de sus principales colaboradores, Alberto Fernández aseguró que va “a ordenar” a su equipo y analiza varios cambios. El impacto de la carta de Cristina.

Alberto Fernández prepara cambios en su Gabinete. En menos de 72 horas, por la crisis institucional que dejó su enfrentamiento con Cristina Kirchner, el Presidente debió postergar su intención de esperar hasta noviembre, al cabo de las generales, para realizar retoques en su equipo. Así, "entre hoy y mañana", según confirmaron fuentes oficiales, se oficializarán las altas y bajas.

Pasadas las 10 de este viernes, todo indica que el jefe de Estado finalmente cederá ante la presión de la vicepresidenta y dispondrá la salida del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, su hombre de extrema confianza, pero que el reparto de pérdidas será equilibrado: varios de los funcionarios kirchneristas que, liderados por el ministro del Interior Eduardo "Wado" De Pedro, presentaron sus renuncias el miércoles, saldrán del Gabinete. También lo harán otros dirigentes que no lo hicieron.

"Voy a ordenar el gabinete y terminar con esta discusión”, confirmó Fernández este viernes a la mañana, en diálogo con El Destape. Y anticipó que lo tiene "bastante avanzado" al rediseño de su equipo.

Fernández pasó buena parte de la madrugada en la Quinta de Olivos, reunido con Cafiero, los ministros Gabriel Katopodis (Obras Públicas) y Juan Zabaleta (Desarrollo Social), los secretarios Julio Vitobello (Presidencia), Juan Pablo Biondi (Comunicación y Prensa) y Vilma Ibarra (Legal y Técnica) y el jefe de asesores Juan Manuel Olmos trazando distintos escenarios para salir de la crisis.

La carta de Cristina Kirchner había roto cualquier puente de negociación previsto y obligó al mandatario a barajar y dar de nuevo. Antes de que surgiera la nota, desde el entorno presidencial admitían por primera vez la posibilidad de que se fuera Cafiero. El impacto de la nota frenó la salida del jefe de Gabinete. Pero sólo por unas horas.

Es que durante las primeras horas de este viernes empezó a cobrar fuerza nuevamente. "Hay que salvar al Gobierno", admitían cerca del Presidente y apuntaban que "hay que priorizar el interés de todos".

Junto a Cafiero, se irá De Pedro, la cara visible de la avanzada ordenada por Cristina. Pero no será la última figura kirchnerista. En el reparto del nuevo Gabinete, otros funcionarios que responden a la vice deberán dejar sus cargos y algunos dirigentes de confianza del Presidente ganarán posiciones en el nuevo equipo. Suenan con intensidad el embajador en Brasil, Daniel Scioli, y Julián Domínguez, quien en los últimos meses acercó posiciones con Cristina y podría recalar en Desarrollo Productivo en lugar del apuntado K Matías Kulfas.

El reperfilamiento del Gabinete también incluiría la salida de nombres que no presentaron su renuncia.

Las versiones de incorporaciones incluyen el desembarco de gobernadores, aunque el caso del tucumano Juan Manzur es complejo, entre la recomendación que admitió haberle hecho Cristina, pese al enfrentamiento público que tienen, lo que convierte su eventual designación en un "pedido" de la vice; y la interna que tiene en su provincia con el vice Osvaldo Jaldo.

Sergio Uñac, el sanjuanino que se vio este jueves con Fernández, es otro de los dirigentes en danza.

Otro que podría volver en este reordenamiento del Gabinete es Agustín Rossi, tras su salida forzada de Defensa y la derrota en las PASO. “Va a tener un lugar”, aseguró un hombre de confianza del jefe de Estado. A pesar de desafiar la voluntad de Cristina y de la Casa Rosada en la interna santafesina, el ex diputado nunca rompió puentes.

Al mismo tiempo, con la necesidad de refugiarse en el peronismo, hay voces que sostienen que el Presidente podría ungir a otro intendente en el Gabinete, como hizo con Zabaleta recientemente.

El rol que tendrá el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, en la nueva etapa que se abre es incierto. Luego de que en el inicio de la semana se mostró activo intentando mediar entre Alberto F. y Cristina, el jueves se recluyó en Tigre junto a los suyos y evaluando los pasos a seguir. Hasta el miércoles, en su entorno decían que no estaba dispuesto a asumir otro cargo. Se verá.

Ignacio Ortelli

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…